Acaba con el estrés

Siete cosas fabulosas que debes hacer (pero antes de las 8 de la mañana)

¿A tu día le faltan horas para que te dé tiempo a hacer todo lo que tienes pendiente más lo que surja en la recién empezada jornada? Aprende a organizarte para aprovechar desde primera hora

Foto: '¡Pi-pi-pi-pi!' Llegó la hora. Apaga el despertador y empieza a hacer todas estas cosas para que tu día vaya como la seda. (iStock)
'¡Pi-pi-pi-pi!' Llegó la hora. Apaga el despertador y empieza a hacer todas estas cosas para que tu día vaya como la seda. (iStock)

Es una pena, pero el ritmo de vida de nuestra sociedad es cada vez más alto. Desde el trabajo nos exigen que pasemos más horas delante del ordenador, en casa tenemos que cumplir con las tareas del hogar y no es raro que el poco tiempo libre que nos quede lo tengamos que dedicar a cumplir con algunos compromisos.

Es cierto que el tiempo a veces es como una goma que puede estirarse, pero todo tiene un límite. En muchas ocasiones nos comprometemos a cumplir determinados objetivos porque creemos que podremos llegar a todo, pero al final estas obligaciones nos acaban pasando por encima y nos vemos sobrepasados.

Sin embargo, todo es mucho más sencillo cuando nos organizamos bien. Es necesario cambiar el chip de sacar adelante la semana como sea, pararse a pensar por un momento, modificar determinados hábitos y empezar a tener capacidad de decisión sobre nuestros propios actos. Con el objetivo de mejorar estos aspectos de nuestra vida el doctor en psicología Benjamin Hardy señala una serie de consejos en Medium.

1. Siete o más horas de sueño

A todos nos parece evidente que tenemos que comer y beber agua cada día para que nuestro organismo funcione correctamente. No pensamos así, en cambio, respecto al sueño. Cuando soportamos una fuerte carga de trabajo, el descanso es lo primero que obviamos y cada vez son más las personas que no duermen lo suficiente o que sufren problemas de cansancio, somnolencia o insomnio.

Está claro que este tipo de problemas afecta negativamente a nuestra salud, pero también nuestra productividad. En cambio, una correcta higiene del sueño nos ayuda a mejorar nuestras capacidades memorísticas, nuestra atención y concentración, disminuye el riesgo de sufrir accidentes de sufrir, depresión, etc. Por tanto, muchas veces será mejor pararse a descansar y volverse a poner manos a la obra con las pilas cargadas.

2. Meditar

Y para ello no hay mejor momento que la mañana, cuando estamos frescos, después de haber dormido plácidamente. La oración, para los creyentes, o la simple meditación son actos reflexivos que ayudan a ser más positivos y mirar con otra cara nuestra realidad y problemas. Aunque existan determinados aspectos negativos, que nos sería imposible evitar, todo cambia según los ojos con los que se mire. Siempre será más sencillo tener éxito y alcanzar nuestras metas si estamos calmados y con una mentalidad positiva, por lo que parece una buena idea dedicar un ratito diario a este tipo de actividades.

Y tú, ¿te duchas por la mañana o por la noche? Puede que lo estés haciendo mal... (Corbis)
Y tú, ¿te duchas por la mañana o por la noche? Puede que lo estés haciendo mal... (Corbis)

3. Deporte

La práctica de ejercicio debe ser uno de los pilares de toda persona que aspira a tener una vida productiva, saludable y equilibrada. Muchas son las ventajas de la práctica de ejercicio. Más aún cuando se realiza a primera hora, momento en el que estamos a tope de energía. Por otro lado, la práctica de ejercicio libera hormonas como las endorfinas que nos ayudan a estar de mejor humor y con más ganas de comernos este nuevo día.

4. Consumir proteínas

Las proteínas son unos nutrientes indispensables para nuestro organismo. Aunque muchas personas eviten los alimentos ricos en proteínas, nunca es recomendable prescindir de su consumo. En el desayuno no solo no debe evitarse, sino que es preferible ingerir este tipo de alimentos. El profesor Donald Layman recomienda consumir 30 gramos de proteínas en cada desayuno, algo que también señala el autor Tim Ferris en su libro The 4-hour body (Harmony), puesto que este hábito alimenticio ayuda a perder peso, a evitar el hambre entre horas y a tener energía para el transcurso de la jornada matinal.

5. Ducharse con agua fría

Lógicamente, este consejo está enfocado a la época estival, ya que parece poco menos que una temeridad ducharse con agua fría en los gélidos meses de invierno. A pesar de lo incómoda que puede parecer esta práctica, la verdad es que es muy ventajosa. El agua fría favorece una correcta circulación de nuestra sangre o del sistema linfático. Está claro que este refrescante acto puede despertar pereza, para evitarlo puede entrarse en la ducha con agua templada y poco a poco ir girando el grifo hacia temperaturas más frías.

Que sí, de verdad. Meditar te va a venir de lujo para reorganizar tu vida. (Corbis)
Que sí, de verdad. Meditar te va a venir de lujo para reorganizar tu vida. (Corbis)

6. Revisar nuestros objetivos

Nuestros objetivos deben ser cuantificables, tangibles y revisables, a corto y a largo plazo. Tal y como apunta Hardy es preferible que los pongamos por escrito y que dediquemos un ratito cada día a pensar si vamos por el buen camino y revisar los errores que podemos estar cometiendo.

Es muy habitual que nos introduzcamos en una rutina plagada de obligaciones en la que al final nunca nos paremos a pensar sobre nosotros mismos y en la que quizá estemos tomando decisiones sobre nuestro día a día que acaben construyendo un camino alejado de lo que significa la felicidad para nosotros.

7. Pensar a largo plazo

Al igual que en el anterior epígrafe a veces nos dejamos llevar demasiado por nuestro quehacer diario, pero cuando este falla, ¿qué nos queda? Es importante tener una idea de vida, un proyecto a largo plazo que nos ayude a tener las ideas más claras y a aferrarnos a algo cuando las cosas no vayan del todo bien, vayan mal o directamente no vayan. Cuando nos encontramos ante la dicotomía que supone cualquier elección siempre es recomendable saber lo que queremos a largo plazo, puesto que no siempre la solución más sencilla es la mejor para nosotros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios