PAPÁ NO HAY MÁS QUE UNO

“Dedícate a lo que se te da mal”: los consejos de los padres de la gente más exitosa

Bill Gates, Richard Branson, Steve Jobs o Enrique Iglesias tienen algo en común: siguieron los consejos que juiciosamente sus padres les dieron cuando eran pequeños, y les ha ido muy bien

Foto: Julio Iglesias, padre e hijo legendario, durante la ceremonia del Berklee College of Music el pasado mes de mayo. (Reuters/Brian Snyder)
Julio Iglesias, padre e hijo legendario, durante la ceremonia del Berklee College of Music el pasado mes de mayo. (Reuters/Brian Snyder)

Aunque en España se celebre el 19 de marzo, el Día del Padre en Estados Unidos tiene lugar el tercer domingo de junio, algo que ocurre desde que en 1966 Lyndon Johnson decidiese esta nueva fecha. Su origen se remonta a comienzos del siglo pasado, cuando una mujer llamada Sonora Smart Dodd decidió homenajear a su padre, un veterano de la Guerra Civil viudo que consiguió sacar a seis hijos adelante él solo. Poco a poco, el día comenzó a ser adoptado como una manera de rendir homenaje a estas figuras, y en 1924 fue declarado oficial por el presidente Calvin Coolidge, sólo que por aquel entonces tenía lugar el 19 de junio.

Es por lo tanto normal que en dichas fechas, los medios americanos se llenen de historias, consejos y reivindicaciones de la figura paterna. Una de las más habituales es la que recoge las mejores enseñanzas que los padres de grandes figuras de la vida americana, de la empresa a los deportes, dieron a sus hijos. A continuación recogemos algunas de las más inspiradoras, que cambiaron para siempre el destino de sus retoños.

Bill Gates

La sociedad moderna considera la dispersión un problema, cuando no directamente un fracaso vital. Concéntrate en aquello en que eres bueno y descarta el resto, dicen. Sin embargo, el padre del cofundador de Microsoft dio a su hijo el consejo absolutamente opuesto: “Haz cosas en las que no seas muy bueno”. Durante su adolescencia, era el caso de deportes como el fútbol americano o la natación. Gracias a ello, Gates aprendió que nadie puede ser bueno en todo y a sentirse a gusto fuera de su zona de confort, como declaró en una entrevista con Fortune. “Al parecer, fue un buen consejo”, concluía satisfecho uno de los hombres más ricos del mundo.

El cofundador de Microsoft Bill Gates. (Doug Wilson/Corbis)
El cofundador de Microsoft Bill Gates. (Doug Wilson/Corbis)

Steve Jobs

Pinta la parte de atrás de la verja”. No, no se trata de una metáfora. Algo que Steve se llevó a la tumba de su padre Paul Jobs, como explicó el biógrafo Walter Isaacson en una entrevista con CBS News, es a preocuparse por perfeccionar todas sus creaciones, incluso aunque parezca que es un esfuerzo en vano. “Tienes que hacer que el lado de la verja que no se ve sea tan bonito como la parte delantera”, explicó Paul, padre adoptivo, a su hijo. “Incluso aunque nadie lo vea, tú lo sabrás, y eso mostrará que te esfuerzas por hacer algo perfecto”.

Eli Manning

El quarterback de los New York Giants decisivo en la final de la Super Bowl de 2008 recibió el siguiente consejo de su padre Archie: “Cuando era un niño, mi padre me dijo que no dejase las cosas a medias”, rememoraba en CBS News. “Llega hasta el final de todo aquello con los que te comprometas. Hazlo lo mejor que puedas. No empieces algo y porque te vaya mal dejes de hacerlo”. Un consejo que también recibió su hermano Peyton, jugador de los Denver Broncos.

Scott Eastwood

Vale, esta tiene truco, ya que el padre (Clint) supera ampliamente en reconocimiento al hijo (Scott). El veterano director y actor le enseñó a “mantener la cabeza gacha, trabajar duro y ser modesto”, como recoge Wharfedale Observer. Todo un baño de realidad por parte del hombre que nació en una familia de clase trabajadora y que tardó décadas en conseguir que el público y la crítica reconociesen su talento.

Eastwood Jr. durante la première de 'El viaje más largo'.
Eastwood Jr. durante la première de 'El viaje más largo'.

Barbara Corcoran

Aunque sea uno de los nombres menos conocidos de todo el listado –se trata de una célebre inversora que ha aparecido en programas televisivos como Shark Tank–, quizá el consejo de su padre es uno de los más llamativos y, en apariencia, paradójicos: como cantaba Bob Dylan, no sigas a los líderes. “Mi padre dejaba su trabajo cuando el jefe le obligaba a hacer algo”, explicaba en Inc. “Era su forma de actuar. Si llegaba a casa antes de las cinco y media sabíamos que había sido despedido. Entonces, todos nos sentábamos pronto a la mesa, porque mi madre era como una tenienta. Y él decía '¿sabéis qué, chicos?', y todos respondíamos '¿te han echado?'” Aunque pueda parecer una filosofía un tanto irresponsable, los niños Corcoran aprendieron rápido y nunca trabajaron para nadie más que para sí mismos.

Deepak Chopra

El célebre gurú de origen indio recordaba, comparándolos con las divinidades Krishna y Saraswati, que sus padres fueron sus mejores consejeros. En concreto, gracias a la máxima “el verdadero éxito viene del poder personal”. En otras (y bastante espirituales) palabras, lo que querían decir es que Chopra era “un campo de posibilidades y creatividad infinitas, a gusto con la incertidumbre e imbuido con el poder de la intención y la elección”, como explicaba en LinkedIn

Richard Branson

Según el día que le preguntes, Branson puede responderte una cosa u otra. Si, como recogíamos en un artículo previo sobre consejos recibidos por empresarios, el fundador de Virgin Group aseguraba que el consejo más importante que había recibido era “no te arrepientas de nada”, cortesía de su madre, en un blog de LinkedIn afirmaba que la mejor enseñanza provenía de su padre. “No era callado, pero tampoco hablaba tanto como nosotros”, recuerda. “Con su apoyo discreto me proporcionó uno de los mejores y más sencillos consejos: escucha más de lo que hables. Nadie ha aprendido nada de oírse hablar a uno mismo”.

Richard Branson enarbola la bandera de Virgin Active.
Richard Branson enarbola la bandera de Virgin Active.

Walt Bettinger

La mayor parte de las cosas pueden comprarse o venderse, menos la reputación”, explicó el padre del presidente de Charles Schwab a su hijo, como este rememora en una entrevista con Fortune. “Con estas pocas palabras de gran sabiduría, mi padre construyó un marco para el comportamiento, la interacción con los demás y la toma de decisiones que da forma a mis acciones todos los días”, explicaba. En otras palabras, Bettinger se encuentra en el lado de los givers, de esos generosos a los que les va bien por su altruismo, según la terminología utilizada por Adam Grant.

Indra Nooyi

En el mundo moderno estamos acostumbrados a pensar mal y, por ello mismo, creemos que acertar. El padre de la actual presidenta y CEO de PepsiCo le dio el consejo absolutamente opuesto, como cuenta en Fortune: “Diga lo que diga o haga lo que haga cualquier persona, asume que su intención es buena”. Solemos pensar que los demás se comportan de la manera en que lo hacen o cometen errores que nos perjudican por hacernos daño, por idiotez o por alguna razón oculta, lo que nos enfurece. Sin embargo, no es así en la mayor parte de casos. Escuchar a los demás y dejarles que se expliquen hace nuestra vida más fácil y, sobre todo, más relajada.

Enrique Iglesias

Para cerrar la lista, qué mejor que el hijo del español más internacional (ejem), que confesó en 2007 a Reuters que la palabra preferida de su padre era “disciplina”. “Siempre decía que si no tenías disciplina no llegarías a ningún sitio, y creo que tiene toda la razón”, contaba. “Para tener éxito hay que realizar sacrificios”. Sin embargo, como explica Alfredo Fraile, mánager de Julio durante 15 años, en Secretos confesables (Península), Julio siempre se sintió decepcionado por que su hijo no le pidiese ayuda. Y, lamentablemente, no hemos sido capaces de encontrar ninguna de las lecciones vitales que Julio Iglesias Puga, Papuchi, transmitió a su hijo, y que seguramente le han servido de mucho en su vida.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios