La dieta POWER, la manera más sencilla de adelgazar (e incluye cerveza)
  1. Alma, Corazón, Vida
UN RÉGIMEN PENSADO PARA HOMBRES

La dieta POWER, la manera más sencilla de adelgazar (e incluye cerveza)

Nutricionistas australianos han diseñado una dieta especialmente dirigida a los hombres que te enseña a “prevenir la obesidad sin comer como un conejo”

Foto: Las ensaladas siempre son una buena opción para la hora de comer. (iStock)
Las ensaladas siempre son una buena opción para la hora de comer. (iStock)

Quizás es sólo una consecuenciamás del sexismo que impera en nuestra sociedad, pero lo cierto es que las mujeres son mucho más propensas a ponerse a dieta y, sobre todo, a presumir de ella. Muchos hombres, por el contrario, son reacios a cualquier tipo de régimen, pues les obliga a llevar una dieta que consideran muy poco masculina. Y eso que son los que más necesitan cambiar de hábitos.

Según un informede la estrategia NAOS, el 46,4% de los hombres españoles sufre sobrepeso, frente al 32,9% de las mujeres. Además, según la Encuesta Nacional de Salud de 2012, la obesidad sigue una línea ascendente en ambos sexos, más marcada en hombres que en mujeres: la sufre el 18% del sexo masculino, frente al 16% del femenino.

El problema del sobrepeso masculino es habitual en todo el mundo desarrollado, pero parece que todas las dietas van dirigidas a las mujeres. La Universidad de Newcastle, en Australia, ha decido acabar con esto, presentando un programa de adelgazamiento pensado exprofeso para los hombres, que han bautizado como Workplace POWER, acrónimo de Preventing Obesity Whitout Eating Like a Rabbit (“Prevenir la obesidad sin comer como un conejo”).

“Muchos hombres no reconocen que tienen sobrepeso”, explica en The Sidney Morning Herald uno de los creadores de la dieta, el profesor Philip Morgan. “Tener barriga no parece ser un problema cuando todos tus compañeros tienen una. Ser gordo se ha normalizado entre los hombres porque el 70% tiene obesidad o sobrepeso”.

“No tienen que renunciar a la cerveza, el vino o los filetes para perder peso; el objetivo es lograr pequeños cambios que marquen una gran diferencia”

Para Morgan es evidente que los hombres son mucho menos proactivos en lo que respeta a la salud que las mujeres, y no cambian nada hasta que ya tienen un problema gordo. “Las mujeres están más preocupadas sobre su dieta y tienden a leer sobre ello, pero mucho de los hombres que se apuntaron al programa no tenían ni idea, por ejemplo,de las calorías que tenían las bebidas. No sabían que las calorías de un zumo de naranja son similares a las de la cerveza”. Y esto, asegura el doctor, es una información importante para acertar en nuestras decisiones alimenticias.

Una dieta fácil de seguir

El programa para perder peso, que se está promocionando en diversos centros laborales australianos de manos de la asociación Diabetes WA, está “diseñado por hombres, para hombres”, y sus creadores aseguran que se adapta mejor a sus gustos que la mayoría de dietas.

“No tienen que renunciar a la cerveza, el vino o los filetes para perder peso; el objetivo es lograr pequeños cambios que marquen una gran diferencia”, ha explicado Russel Cox, uno de los responsables de la dieta, al diario Brisbane Times. Los trabajadores australianos que se apuntan al programa reciben un plan de dieta y ejercicio que dura tres meses, pero no tiene indicaciones estrictas: la idea es que logren cambiar sus hábitos poco a poco.

“No tienen que dejar de hacer lo que les gusta o adoptar un régimen insostenible, el programa trata de simplificar el proceso de pérdida de peso utilizando estrategias que atraigan y enganchen a los hombres”, explica Cox.

La dieta no sólo ha logrado que los trabajadores que se apuntaron al programa perdieran peso –4,5 kilos de media en 14 semanas–, además ha aumentado la productividad y reducido el absentismo en sus empresas.

Estos son sus principales consejos:

- Desayuno. Sé generoso con él y nunca te lo saltes. Evita alimentos de alto índice glucémico e ingiere proteínas, que te mantendrán saciado durante más tiempo. Los huevos son siempre una buena opción.

- Comida. Las ensaladas y las sobras de lo que hagas para cenar son siempre una buena opción. Si por cualquier motivo te ves obligado a comer fuera, trata de elegir opciones saludables, como sándwiches vegetales. Trata de comer siempre fruta y evita las bebidas azucaradas.

- Cena. Piensa en las proporciones de tu comida: la mitad deben ser vegetales, un cuarto carne y otro carbohidratos.

- Lleva siempre comida de casa, para evitar ingerir alimentos demasiado calóricos propios de los establecimientos de comida rápida y las máquinas de vending.

- Lee siempre las etiquetas de las comidas y ten en cuenta sus calorías para evitar exceder tus requerimientos diarios. Es la mejor forma de estar seguro de que no estás ganando peso.

- Piensa antes de comer. No tienes que renunciar a las bebidas y comidas que te gustan, simplemente reducir un poco la ingesta de las más calóricas e introducir opciones más saludables.

- Muévete. Mantente de pie y anda todo lo que puedas. Todos los pasos cuentan si tratas de perder peso. Sube las escaleras en vez de usar el ascensor, aparca más lejos y anda. Moverse es la mejor manera de cumplir tus objetivos cuanto antes.

Australia Obesidad Nutrición Salud Vida saludable Alimentación
El redactor recomienda