Libros: La oscura leyenda de la Biblia del Diablo que se puede ver en la Biblioteca de Estocolmo
LA GIGANTESCA OBRA DE GERMÁN EL RECLUSO

La oscura leyenda de la Biblia del Diablo que se puede ver en la Biblioteca de Estocolmo

Escrita a comienzos del siglo XIII, el misterio sigue rodeando a uno de los grandes volúmenes de la Edad Media, de quien se dice que fue escrito a cuatro manos entre un monje y el Diablo

Foto: La efigie del Diablo ocupa más de la mitad de la página. (CC/Weaverbard)
La efigie del Diablo ocupa más de la mitad de la página. (CC/Weaverbard)

Todos los visitantes de la Biblioteca Nacional de Estocolmo pueden descubrir en una de sus salas un volumen que llama la atención por dos motivos. El primero de ellos salta a la vista; para descubrir el otro hace falta acercarse un poco más. Con sus 92 centímetros de alto, 50 de ancho y 22 de grosor, se trata del manuscrito medieval más grande conservado. Se necesitan al menos dos hombres para mover sus 74 kilogramos de peso. Gracias a sus dimensiones, recibe el nombre de Codex Gigas (“Libro gigante”), pero no es este su apelativo más conocido: la mayor parte de gente lo conoce como la Biblia del Diablo.

En su página 290, el manuscrito muestra una imagen del Diablo de unos 50 centímetros de altura, que ocupa algo más de la mitad de la página. En la página opuesta, el lector puede encontrar una descripción del Reino de los Cielos y una referencia a la lucha entre el bien y el mal. A diferencia del resto del volumen, estas páginas tienen una tonalidad más oscura, probablemente debido a que sus páginas estaban escritas en papel vitela, pergamino hecho de piel de becerro que se tuesta cuando es expuesto a la luz ultravioleta, algo que ha ocurrido con relativa frecuencia.

Un pacto literario con el demonio

Según cuenta la leyenda que pervive desde la Edad Media, este volumen fue escrito entero por un único monje que rompió sus votos monásticos y, en consecuencia, fue castigado a morir emparedado. Para evitar tan desagradable fin, el religioso infiel propuso una alternativa: escribir en una única noche un libro que homenajease al monasterio y recogiese todo el conocimiento humano. Una empresa harto difícil de completar, y que el monje empezó a dar por imposible a medida que se acercaba la medianoche. En ese momento, decidió que sólo le quedaba rezar. Pero no al Dios al que había deshonrado, sino a Lucifer, a quien ofreció su alma inmortal a cambio de terminar el libro.

National Geographic - Devils Bible - Part 1.flv

Dicho y hecho. Como no hay nada que le guste más al Diablo que un alma humana, le entregó el volumen completado, con una salvedad: el monje dibujó en una página vacía a su benefactor como una muestra de gratitud. Otras versiones aseguran que fue el propio Diablo el que introdujo su efigie en el volumen para reivindicar su autoría. La única referencia sobre el hipotético autor de este libro es una firma que señala el nombre de “hermann inclusis” (“Germán el recluso”).

¿Cuánto hay de cierto en esta historia? Dejando aparte inspiraciones demoniacas, un análisis de la escritura realizado para un documental de National Geographic desveló que es muy probable que el tal Germán fuese su único autor y que, debido a la gran cantidad de trabajo que se invirtió en el mismo, tardase al menos cinco años ininterrumpidos en terminarlo. Al contrario de lo que afirma la leyenda, la mayor parte de estudiosos cifran en 20 la cantidad de años que hicieron falta para completar el códice, aunque reconocen que los cambios de estilo propios del paso del tiempo son casi imperceptibles.

Un tesoro del patrimonio

A pesar de que hoy en día el manuscrito se conserva en Estocolmo, probablemente fue escrito en el monasterio benedictino de Podlazice, en la Bohemia checa, a comienzos del siglo XIII. Tras la destrucción del edificio, el manuscrito pasó por el monasterio cisterciense de Sedlec y el benedictino de Brevnov. Finalmente, fue trasladado a Praga como parte del patrimonio del emperador Rodolfo II.

El volumen contiene también la Biblia Vulgata y documentos de la vida diaria del monasterio

Fue durante la Guerra de los Treinta años que tuvo lugar en Europa entre 1618 y 1648, cuando Suecia saqueó la zona y se quedó con el volumen para siempre. Entre dicha fecha y el año 2007 el códice fue conservado en la Librería Real Sueca, sita en Estocolmo donde sobrevivió además de al paso del tiempo a un incendio del que pudo ser rescatado siendo arrojado por una ventana. Durante unos meses en 2007 volvió a ser expuesto en su patria natal de Praga.

El libro, que se encuentra digitalizado en la página de la biblioteca, contiene también la Biblia Vulgata, la traducción de dicho libro al latín realizada a finales del siglo IV por Jerónimo de Estridón a petición del papa Dámaso I. Además, incluye la Crónica de Bohemia de Cosmas de Praga, un listado de los monjes del monasterio de Podlazice, un calendario y otros documentos relacionados con la vida local, así como iluminaciones en rojo, azul, amarillo, verde y dorado. Todo un tesoro del que el Diablo y su ominosa leyenda componen tan sólo una pequeña parte.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios