Deliciosas y nutritivas frutas y semillas

Los seis alimentos que siempre deben estar en tu dieta (sirven para todo)

Cuando vayas al mercado, no te compliques, estos son los ingredientes básicos que debes comprar para tener una salud de hierro y estar en plena forma, y seguro que muchos ni los has probado

Foto: Estás ideal, pero si además de ponértelas de pendientes, te las comes, estarás cuidando de tu salud. (iStock)
Estás ideal, pero si además de ponértelas de pendientes, te las comes, estarás cuidando de tu salud. (iStock)

Escuchamos hablar con frecuencia sobre los increíbles beneficios de los superalimentos para nuestra salud y bienestar. Incluirlos en nuestra dieta puede ayudarnos a prevenir un ataque al corazón y algunos tipos de cáncer o ayudarnos a evitar accidentes cerebrovasculares.

¿Magia? ¿Un nuevo truco de las industrias agroalimentarias para poner de moda nuevos alimentos y explotar su consumo? La doctora Sally Norton no lo cree así, al menos no en el caso de estas seis frutas y semillas que, asegura la experta en nutrición y adelgazamiento en el Daily Mail, tienen un gran potencial para mejorar nuestra salud gracias a sus valores nutricionales. Si las ves en el súper, no dudes en incluirlas a tu cesta de la compra.    

1. Las cerezas

Dulces y refrescantes, uno de los alimentos que no debes dejar de tener en casa para cuidar de tu salud son las cerezas. Ricas en fibra y potasio, también contienen altos niveles de antioxidantes, por lo que destacan sus propiedades antiinflamatorias. De ahí que los expertos en nutrición recomienden su ingesta para reducir los efectos secundarios de un entrenamiento deportivo, como dolores musculares, o la sensación de fatiga.

Las semillas de chía contienen cinco veces más calcio que un vaso grande de leche

Es una de las frutas más consumidas en verano y pertenece a la misma familia del melocotón, el albaricoque y la ciruela. Hacia finales de primavera y durante el verano es su momento óptimo de maduración, así que no queda nada para poder comprarlas a buen precio y convertirlas en protagonistas de tus platos veraniegos, desde postres hasta ensaladas o salsas.

2. Aguacate

Más allá de ser el protagonista del guacamole o ser uno de los ingredientes de ensalada preferidos por muchos, desde hace algún tiempo el aguacate se ha convertido en uno de los superalimentos más estudiados por la ciencia debido a sus múltiples propiedades saludables.

Es rico en ácido oleico, el tipo de grasa más saludable, conocido porque ayuda a bajar los niveles de colesterol malo, de ahí que, como comenta Norton, “su consumo habitual esté asociado con una reducción del riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular”.

De hecho, un reciente estudio ha sugerido que su consumo diario podría tener efectos positivos más allá de sus ácidos grasos. “Incluir un aguacate al día como parte de una dieta moderada en grasas destinada a disminuir el colesterol, comparada con la misma dieta sin aguacate, ofrece un efecto reductor del LDL [el conocido como colesterol 'malo']”, explica Penny M. Kris-Etherton, la autora principal del estudio.

No, no solo se come en el guacamole. Y sí, pelarlo es muy divertido si sabes cómo evitar pringarte. (Corbis)
No, no solo se come en el guacamole. Y sí, pelarlo es muy divertido si sabes cómo evitar pringarte. (Corbis)

3. Semillas de calabaza

Si te gustan cuando te las ponen de tapa en algún bar o cuando aparecen en el revuelto de frutos secos estás de enhorabuena. Las semillas o pipas de calabaza contienen importantes cantidades de proteínas, fibra, magnesio y fósforo y son una fuente rica en zinc, uno de los minerales más importantes para el organismo imprescindible para el refuerzo del sistema inmunológico, el crecimiento y la división celular, así como para ayudarnos a conciliar el sueño, mejorar el humor y cuidar de nuestra salud ocular y cutánea.

Un pequeño puñado de estas pequeñas semillas está lleno de nutrientes por lo que “no es de extrañar que hayan sido apodadas como las ‘súper semillas’”, añade la doctora. Más opciones para que no falten en nuestra dieta: añadirlas como aderezo en cremas de verduras o ensaladas.

4. Arándanos rojos

Una de las propiedades más conocidas del arándano es que ayuda a prevenir las infecciones del tracto urinario. De ahí que desde hace años muchas personas –en su mayoría mujeres– traten de incluirlos en su dieta diaria y los tomen o en su formato natural o en pastillas para evitar la molesta cistitis.

“Varios estudios han demostrado que estas bayas también podrían tener otros muchos beneficios”, comenta la doctora, “como mejorar nuestra salud cardíaca, prevenir ciertos tipos de cáncer, ayudar al mantenimiento de la salud bucodental y como antídoto natural para reducir infecciones”.

Las semillas o pipas de calabaza contienen importantes cantidades de proteínas, fibra, magnesio y fósforo y son una fuente rica en zinc

Los polifenoles son los responsables de que estas pequeñas bayas rojas sean un alimento tan bueno para nuestra salud. Estos compuestos bioactivos poseen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antimicrobianas. Desde hace algunos años han despertado el interés de nutricionistas y expertos en alimentación por sus efectos no solo en la salud sino en la prevención de alteraciones funcionales y estructurales que producen diversas enfermedades.  

Pero no confundas las frutas del bosque de los yogures o zumos que puedas encontrar en el súper con el fruto natural. “Debemos tener cuidado cuando compramos bebidas con zumo de arándano industrial porque suelen tener también un alto contenido en azúcar”, recomienda Norton.

Dado que no es muy común encontrarlo en el súper en España son algo más caros, pero uno de los mejores remedios contra la cistitis. (iStock)
Dado que no es muy común encontrarlo en el súper en España son algo más caros, pero uno de los mejores remedios contra la cistitis. (iStock)

5. Arándano azul

Se diferencia del anterior, además de en el color, en que es bastante más dulce y blandito. “Por sus altos niveles de antioxidantes, vitaminas y minerales, los arándanos se han relacionado con todo tipo de beneficios para la salud, incluyendo la salud del corazón, de la vista, la prevención de algunos tipos de cáncer y la mejora de la función cerebral”, comenta la experta.

Por si no fuese suficiente, algunos estudios han sugerido que los antioxidantes de los arándanos azules podrían ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento. Aunque su consumo no es tan habitual en nuestro país y no se trata de un fruto especialmente barato, podría convertirse en una alternativa mucho más apetecible que el uso diario de cremas antiedad.

6. Semillas de chia

Como ya pasó en su momento con las bayas goji, de vez en cuando algunas semillas o alimentos desconocidos se ponen de moda por sus valores nutritivos y saludables. Ahora es el momento de las semillas de Chia.

Populares como ayuda para perder peso –tienen pocas calorías, disminuyen la sensación de hambre y ayudan a saciarnos antes–, estas semillas son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3.

La nutricionista británica Madeleine Shaw explica en Enfemenino que las semillas de chía duplican la cantidad de proteínas que pueda tener cualquier verdura, contienen cinco veces más calcio que un vaso grande de leche y tres veces más hierro que la misma cantidad que las espinacas. Además no contienen gluten. ¡Todo beneficios!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios