Tu hogar da grima, y lo saben

Que parezca que tienes clase: cómo quedar bien si tienes visita en casa

Requieren limpiar, ordenar y tener la casa mínimamente aceptable. De ahí que a pocas personas les guste recibir visitas. Si no puedes evitarlas, estos son los principales aspectos que debes cuidar

Foto: ¿Tu has comprado este café infecto. Estos son los detalles en los que se fijan tus amigos y familiares cuando van de visita. (Corbis)
"¿Tu has comprado este café infecto". Estos son los detalles en los que se fijan tus amigos y familiares cuando van de visita. (Corbis)

Acabas de mudarte y tus amigos y familiares quieren ir a ver tu casa nueva en tropel. Les pides que esperen a que no esté todo lleno de cajas, a que coloques todas las cosas, a que consigas nivelar la mesita del café… Pero tarde o temprano se te acaban las excusas y toca abrirles la puerta. Pero antes, urge limpiar el nido de ácaros en el que habitas.

Después de un gran esfuerzo por ordenarlo todo, lo que esperas son regalos de bienvenida y la enhorabuena por haber creado un hogar tan estupendo. Pero no te equivoques, aunque no te lo digan, es probable que tu casa no les haya gustado nada y que ahora piense mal de ti.

No es por meter presión, pero ¿sabías que ocho de cada diez personas no pueden evitar hacer juicios de valor acerca de alguien después de ver tu casa? Así lo ha demostrado un reciente estudio elaborado por la empresa especializada en ambientadores Airwick en el que preguntaron a 2.000 personas sobre los aspectos que valoran de una vivienda para llevarse una buena impresión.

¡Sorpresa! Ya no solo debemos temer a los juicios de las madres o las suegras. Según la investigación, cualquier visita que recibas evaluará si le gusta o desagrada tu hogar y lo hará apenas 26 segundos después de haber traspasado el umbral de la puerta. “Los resultados han demostrado la cantidad de información que procesamos cuando vamos a una casa y las principales características de las que la gente toma nota, ya sea de manera consciente o inconsciente”, explicaba una de las responsables del estudio.

'A ver, concentración: entonces aprieto aquí y dice ella que sale un líquidito que limpia'. (Corbis)
'A ver, concentración: entonces aprieto aquí y dice ella que sale un líquidito que limpia'. (Corbis)

Tu casa a juicio

Según los resultados, el olor –¡vaya! ¡Qué casualidad que justo esta sea la característica más importante!–, la limpieza y el ambiente hogareño son vitales para que los visitantes se sientan a gusto en tu vivienda. Ofrecerles un buen o mal café también pueden ser determinantes y el tamaño sí que importa, pero en este caso, el de la televisión (que no gusta ni demasiado grande ni demasiado pequeña).

No pueden evitar evaluar tu casa, pero no te lo van a decir. Un tercio de los encuestados reconocieron mantener en secreto sus críticas sobre las casas de sus amigos y familiares. Parece que también valoran mucho si tu sofá es cómodo y que el café sea bueno. ¡Y tú preocupado por las bolas de polvo que campan a sus anchas por tu salón! No te alegres tan rápido, que también se fijan en la suciedad.    

Tú el Pronto y yo el paño

Vamos, que limpies. Que, al menos los británicos encuestados, se fijan en si tienes los zócalos llenos de polvo, acumulas ropa encima de la cama o en la barandilla –no te alegres tan rápido por no tener escalera, porque tener el perchero petado da un aspecto similar– o montañas de correo basura o sin abrir acumuladas en el recibidor, “no ayudan a dar una primera buena impresión”, puntualiza Caroline Gardner en el Daily Mail.

Nadie va a llamarte marrano ni van a hacer como el mayordomo de Tenn con su prueba del algodón (maldito metomentodo), pero lo cierto es que el 30% de los encuestados declaró que generalmente se van con la sensación de que no vendría mal un poco de limpieza. Además, dado que el olor es tan importante, aprovecha que vas a quitar la suciedad con productos que huelan bien. Puede ser hasta divertido.

Momento clave: el baño

No van a tomar el café ahí –aunque si no les das uno bueno igual se acercan para tirarlo por el retrete, pero igual pasan en algún momento y debes saber que el hecho de que las toallas de baño sean o no suaves suma puntos en esta evaluación improvisada de tu casa.

Estilo: del piso compartido de estudiantes a la casa ‘cuqui’

El estudio también encontró que la gente también se fija en si las cortinas están obsoletas y otro tipo de detalles como si hay marcas antiestéticas en las paredes. Por mucho que se lleve lo retro, está claro que el gotelé sigue sin ser el mejor aliado de una casa.

Como decíamos el ambiente hogareño es crucial para conseguir una buena evaluación de tu casa. Que resulte acogedor y que estén a gusto es casi tan importante como que quieran tener una casa como la tuya porque “cuatro de cada diez reconocieron haber copiado algo de lo que vieron en la casa de un amigo o vecino”.

El olor, la limpieza y el ambiente hogareño son vitales para que los visitantes se sientan a gusto 

El check list elaborado para las visitas presta mucha atención a la decoración. Va al grano con preguntas como ¿tiene detalles bonitos como velas, por ejemplo? (porque si no tienen cirios aromáticos o algún incienso cuqui igual puedes pillarles algún ambientador, codo-codo, guiño-guiño) y otras son algo más generales como ¿tienen demasiados adornos? , claro que esta va seguida de la puntillita ¿te parecen baratos? Están en todo vaya.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios