10 cosas que debes hacer para mejorar tu relación (y que están a tu alcance)
  1. Alma, Corazón, Vida
Algunas son más obvias de lo que crees...

10 cosas que debes hacer para mejorar tu relación (y que están a tu alcance)

No se trata de secretos de alcoba para mejorar tu vida sexual, pero, es de esperar, que si vuelve la complicidad y entendimiento a tu relación de pareja una cosa vaya de la mano de la otra. Toma nota

Foto: "Nos quedan tres pasos por hacer y ya podemos ser felices del todo". (Corbis)
"Nos quedan tres pasos por hacer y ya podemos ser felices del todo". (Corbis)

Tienes claro que ‘ya no es lo que era’ pero justificas el declive en que las relaciones cambian con el tiempo. Sólo te preguntas un día tras otro qué ha ocurrido, si es una racha o estáis abocados al fracaso y si hay algo que puedas hacer para que tu vida en pareja funcione. ¿Buscar ayuda profesional y acudir juntos a terapia? ¿Separaros un tiempo? ¿Dejar que las cosas se arreglen solas? No, esta última nunca es la mejor opción.

Puedes coger al toro por los cuernos y tratar de aportar algo para que la situación deje de estar estancada, y no requiere un esfuerzo sobrehumano por tu parte. Tim Lott plantea en 'The Guardian' una decena de consejos que pueden ayudarnos a mejorar nuestra relación y recuperar el amor –o, cuando menos, la paz en el hogar y el respeto mutuo–.

Abandona tu proyecto de convertir a tu pareja en una persona diferente. No va a funcionar

“Algunos de ellos son escandalosamente obvios”, comenta el optimista autor, pero “precisamente las cosas más sencillas son las que ignoramos con mayor frecuencia y a las que prestamos menos atención”, cuando podrían conformar una estrategia perfectapara salvar tu vida en pareja.

1. Encontrar un 'hobby' compartido

A menudo ocurre que nuestros'hobbies' suponen un gasto económico relativamente elevado y nos planteamos que hacerlos en pareja quizás nos salga demasiado caro… Habrá que buscar una alternativa para compartir algo durante nuestro tiempo de ocio. Tan sencillo como dar un paseo un día a la semana, ir al cine o apuntaros a alguna actividad como un curso de cocina o de pintura en la que podáis disfrutar los dos. “Pasar tiempo juntos no sólo ayuda a que os sintáis más unidos sino que se convierte en una declaración de intenciones”, comenta Lott.

2. Ver más televisión

Según el autor, utilizar el ordenador y otros dispositivos electrónicos nos aísla como individuos pero ver la televisión puede ser una experiencia positiva. Acostumbrados a hacer lo que queremos con nuestros ordenadores sin que nadie opine, viendo la tele hay que ponerse de acuerdo para escoger la programación y tomar decisiones conjuntamente. Además de que, probablemente, encontréis un programa o serie que os guste a los dos y podréis adquirir un nuevo hábito en pareja para verlo cada semana.

3. Arréglate un poco

Tampoco es que tengas que calzarte los tacones e ir con el morro pintado oarreglarte la barba cada mañana y perfumarte vivo con la colonia que sabes que tanto le gusta. En casa hay que estar cómodo y relajado pero es bueno demostrar a nuestra pareja que nos importa que nos vean atractivos de vez en cuando y “evitar convertirnos en un vagabundo con problemas de higiene personal”, exagera el autor.

4. Asume sus virtudes y defectos

“Abandona tu proyecto de convertir a tu pareja en una persona diferente. No va a funcionar”, sentencia Lott. Se pueden tratar de cambiar determinados comportamientos pero no su personalidad. Cualquier persona, con ayuda y decisión, puedemodificarsu forma de actuar (no lo que son) pero requiere mucha paciencia y abordar la transformaciónen pequeños y progresivos pasos. Lo único que puedes hacer es mostrarte comprensivo y apoyarle en este proceso.

5. No interrumpir

“Interrumpir a alguien antes de que haya terminado de exponer su opinión sobre un tema para decir lo que tú crees, es la estrategia que utilizan aquellas personas que no tienen suficiente confianza en su propio punto de vista”, comenta Lott. El objetivo de las personas con esta actitud es conseguir que el interlocutor no exponga del todo su punto de vista porque están convencidos de que si lo hacen, les van a derrotar y no van a encontrar argumentos sólidos para defenderse.

Los drogas no pueden arreglar una relación, pero sí ayudan a anestesiar algunos de sus efectos secundarios más dolorosos

Es una actitud bastante común en las relaciones personales y laborales, pero debemos tratar de vitarla en nuestra vida en pareja. Hay que dejar hablar y explicarse siempre, incluso aunque tenga la costumbre de cortartey te rete permanentemente para buscar la discusión. Uno de los dos tiene que dar ejemplo.

6. Escucha

Y aprovechando que vas a dejar que tu pareja dé su opinión sin interrumpirla, ¿qué te parece si además la escuchas? Cuando hay confianza es muy común dar señales de que se está prestando atención –asentir con la cabeza o mirar fijamente mientras nos hablan– pero sin enterarnos de nada y, aunque creas que estás fingiendo de lujo, la otra parte se ha dado cuenta y se va a poner a la defensiva en cuanto detecte el mínimo síntoma de que estás pasando olímpicamente de lo que dice.

“Esto no quiere decir que te conviertas en su psicólogo sino que te centres en la otra persona y trates de entender sus necesidades y preocupaciones”. Y la única forma de conseguirlo es escuchando sus mensajes verbales y observando atentamente para descifrar sus gestos y miradas (pueden decir mucho más de lo que crees).

7. Evita esta palabra

Según el psicólogo Jeffrey Bernstein existe una palabra que convierte las relaciones de pareja en tóxicas y recomienda eliminarla inmediatamente de nuestro vocabulario a la hora de comunicarnos con nuestra pareja.

Deja de decir a la persona a la que amas lo que “debería” hacer, decir o pensar: “Se trata de un tiempo verbal que se traduce en un juicio de comportamiento con connotaciones negativas hacia la pareja”, explica Bernstein.

8. Olvida los extremos

Valorar desde los extremos se corresponde con situaciones irreversibles: nunca me escuchas, siempre tenemos la misma discusión, nunca nos ponemos de acuerdo, siempre hay que hacer lo que tú quieres…

Si una discusión se repite con frecuencia, quizá es que todavía no se ha encontrado una solución. Evitarla no es una buena idea y decir abiertamente que no quiere tratarse el tema genera una sensación de apatía y de falta de interés por encontrar una puesta en común satisfactoria.

9. Dale a las drogas (con receta)

“No está de más utilizar drogas cuando sea necesario”. Lott se refiere a medicamentos que puedan ayudar a solucionar determinados problemas de pareja acudiendo juntos al especialista y consiguiéndolos bajo diagnóstico médico: viagra para la disfunción eréctil, analgésicos para las personas con migrañas, tratamientos para mejorar la apnea de sueño…

“Los drogas no pueden arreglar una relación, pero sí ayudan a anestesiaralgunos de sus efectos secundarios más dolorosos”, insiste el autor.

10. Sé amable

“La estrategia más simple y más eficaz de todas”, considera Lott. Tratar con cariño y amabilidad a nuestra pareja será la clave para que nos trate del mismo modo y mejoremos el respeto, empatía y confianza entre las dos partes.

A través degestos como miradas, sonrisas, caricias, abrazos o besos, o con actitudes como no saltarte el turno de palabra, evitar los comentarios malsonantes o no subir el volumen de la voz, demostrarás que su opinión te importa e interesa y le respetas como persona.

Relaciones personales Relaciones de pareja Lenguaje corporal Lenguaje Matrimonio La felicidad se demuestra andando
El redactor recomienda