NO ES CONVENIENTE ABUSAR, PERO...

Lo (bueno) que les ocurre a las mujeres que fingen los orgasmos

Las mujeres simulan que alcanzan el clímax por varias razones; y su intención no es siempre agradar al hombre o dar por terminado un coito que está resultando aburrido

Foto: No es muy difícil fingir y que te crean. (iStock)
No es muy difícil fingir y que te crean. (iStock)

Las cifras, como en todo lo que respecta al sexo, varían enormemente, pero según una investigación publicada recientemente en The Journal of Sexual Archives, hasta un 80% de las mujeres fingen tener un orgasmo de vez en cuando.

Esto puede parecer un drama, tanto para las mujeres (que no logran alcanzar el clímax sexual) como para los hombres (que son incapaces de hacer disfrutar a sus compañeras), pero lo cierto es que las mujeres fingen por varias razones; y su intención no es siempre agradar al hombre o dar por terminado un coito que está resultando aburrido.

Los investigadores de la Temple University y el Kenyon College entrevistaron a 481 mujeres sexualmente activas que no tenían ninguna relación seria. Encontraron cuatro razones principales por las que fingían los orgasmos:

1. Altruismo

Esta es la típica. La que muchos creen es la única razón por la que se finge un orgasmo: para no dañar los sentimientos de la pareja.

2. Miedo e inseguridad

Se finge el orgasmo para evitar sentir emociones negativas asociadas con la experiencia sexual.

3. Acabar con el coito

Las mujeres pueden fingir un orgasmo para no tener que seguir haciendo el amor.

4. Elevar la excitación

La mujer trata de incrementar su propia excitación fingiendo un orgasmo. El objetivo es alcanzar uno verdadero.

Sí, tal como asegura este estudio, las mujeres también fingen los orgasmos por razones egoístas y, de hecho, esta es la razón más frecuente para hacerlo. Lo que quieren, sencillamente, es aumentar la excitación general para alcanzar el clímax sexual. Se trata del efecto Pigmalion –también conocido como la profecía autocumplida– llevado al terreno de las relaciones sexuales.

Fingir puede ser útil, pero también puede no serlo

Tener un orgasmo falso para alcanzar uno real no es tan descabellado como parece. Al hacerlo, tu compañero se excita más, lo que hace que tú estés más excitado. Cuando una mujer respira más rápido, hace ruido, mueve sus caderas y tensa sus músculos, acaba facilitando un orgasmo que de otra manera, quizás, no habría llegado.

No hay nada de malo en fingir un orgasmo de vez en cuando, sobre todo si el objetivo último no es tirar la toalla, sino alcanzar el clímax, pero como explica en The Daily Mail la sexóloga Tracey Cox es mejor no abusar de la técnica.

El peor momento para fingir un orgasmo es el comienzo de la relación, que es precisamente el momento en el que más gente lo hace

Las mujeres, asegura Cox, deben tener algo en cuenta antes de ponerse a fingir orgasmos. El estudio en cuestión está elaborado entre mujeres que practican sexo con personas distintas, sin tener una relación seria. Es de esperar, por tanto, que el porcentaje de mujeres que fingen (que en el estudio es del 80%) sea menor en las relaciones estables. Pero, además, si bien esta técnica puede ayudarte a tener un mejor sexo en una relación casual, puede ser contraproducente si lo que buscas es formar una relación de pareja.

Si te acostumbras a fingir en el comienzo de una relación y, a no ser que expliques a tu pareja que te gusta hacerlo (algo para lo que hay que ser muy lanzada), tu compañero no sabrá nunca qué debe hacer para que alcances un orgasmo real.

Cox tiene claro que el peor momento para fingir un orgasmo es el comienzo de la relación, que es precisamente el momento en el que más gente lo hace. “Sigue haciéndolo y crearás un patrón de comportamiento basado en el engaño y la insatisfacción”, asegura Cox. “Él seguirá utilizando las mismas técnicas inefectivas porque pensará que están funcionando; tu seguirás frustrada e irritada cada vez que hagas el amor”.

Lo mejor que puedes hacer, explica la sexóloga, es explicarle a tu pareja qué es lo que realmente funciona, qué cosas te gustan y cuáles no. La comunicación, como repiten los sexólogos una y otra vez, es la mejor herramienta para gozar de un sexo satisfactorio.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios