ES PERFECTO PARA CONTROLAR TU DIETA

El 'spray' que te ayuda a adelgazar reduciendo las calorías de tus comidas

La última moda en Estados Unidos, pero también en Reino Unido, son los aerosoles para cocinar: esprays de aceite o mantequilla que te permiten cocinar con menos calorías

Foto: Las grasas en espray son cada vez más populares. (iStock)
Las grasas en espray son cada vez más populares. (iStock)

En Estados Unidos la industria alimentaria va décadas por delante en el desarrollo de productos. Basta con entrar en cualquier supermercado para ver cientos de productos que nunca han llegado a España. Esto, en la mayoría de los casos, es casi una bendición, pero hay ciertas innovaciones que pueden ser interesantes.

La última moda en Estados Unidos, pero también en Reino Unido, son los aerosoles para cocinar. La idea reside en ofrecer aceites y mantequillas en formato spray, no sólo por lo cómodo que resulta administrarlo, sino también (y ese es su principal reclamo) porque se controla mejor la cantidad de calorías que se están añadiendo al plato.

El producto, como no podía ser de otra manera, tiene truco. En EEUU, por ejemplo, el spray más conocido, de la marca PAM, se promociona como “cero calorías” y “libre de grasas”, algo que es completamente falso. Se trata de un fantástico ejercicio de publicidad engañosa, pero legal. En EEUU se pueden usar esas etiquetas si un producto tiene menos de 5 calorías o 0,5 gramos de grasa en una ración. Y, claro, al considerar que una aplicación del espray es una “ración” se cumplen los requisitos.

Espray de la marca PALM. (iStock)Al margen de esto, es cierto que estos espráis pueden ayudarnos a reducir las calorías de nuestros platos, ya que se controla mucho mejor la cantidad de aceite que se está utilizando. Una cucharada de aceite de oliva contiene aproximadamente 13 gramos de grasa y 117 calorías. Sin embargo, dos pulverizaciones de un spray con el mismo aceite contienen 1 gramo de grasa y 9 calorías, y son más que suficientes para hacer cualquier carne o pescado a la plancha.

Aunque todavía es un producto minoritario, en España algunas compañías de aceites de oliva, como Carbonell o La Española, han lanzado al mercado sus propios espráis. Ahora bien, el aceite es mucho más caro que en su presentación convencional: el litro sale a unos 12 euros, el doble que muchos aceites de oliva virgen extra de calidad. La buena noticia es que no tenemos que gastarnos ese dineral para disfrutar de los espráis para cocinar.

Haz tu propio spray en casa

Fabricar un spray para cocinar es la cosa más sencilla del mundo y, además, se pueden confeccionar con todos los sabores que queramos. Lo único que tenemos que hacer es comprar un pulverizador en cualquier bazar –o, aún mejor, una aceitera-espray, más cara, pero mucho más resistente y con mejor difusor– y rellenarlo con lo que más nos guste.

Hay que tener en cuenta que el aceite de oliva es muy denso, por lo que al utilizar nuestro spray no conseguiremos pulverizar el aceite como si fuera agua, ahora bien, controlaremos mucho mejor lo que estamos echando.

Si lo que queremos es fabricar un spray para dieta, podemos mezclar el aceite con agua. Suena horrible, pero es algo mucho más habitual de lo que parece. En Francia, por ejemplo, muchos de los aliños de ensalada llevan agua. En cualquier caso, si lo que queremos es un aliño, lo mejor es preparar la vinagreta en nuestro spray, pues el vinagre es mucho menos denso y la mezcla se puede pulverizar estupendamente.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios