Dime cuánto duermes... Y te diré si llegas a algo

Las costumbres (raras) para domir de la gente más exitosa

Las personas que duermen las suficientes horas están más sanas e incluso puede que vivan más años, pero ¿triunfan más en la vida?

Foto: Algunos grandes inventores como Tesla, Edison o Graham Bell, apenas dormían unas pocas horas al día. (Wikipedia)
Algunos grandes inventores como Tesla, Edison o Graham Bell, apenas dormían unas pocas horas al día. (Wikipedia)

Los expertos recomiendan dormir entre siete y nueve horas al día, en el caso de adultos de entre 18 y 65 años, para mantener un estilo de vida saludable. Napoleón Bonaparte defendía otra media: “seis para un hombre, siete para una mujer, ocho para un tonto”.

Dormir bien ayuda a mejorar nuestra salud. Diferentes estudios explican que las personas que duermen las suficientes horas son más propensas a tener una mejor salud mental y tienen menos tendencia al sobrepeso, presión arterial alta, colesterol o diabetes tipo 2.   

Están más sanos e incluso puede que vivan más años, pero ¿triunfan más en la vidanbsp;Según los autores de una infografía publicada en el Daily Mail, dormir muchas horas no conduce al éxito. Al menos si comparamos nuestros hábitos de sueño con algunos de los personajes más exitosos de la historia cuyos hábitos de descanso están muy por debajo de los niveles recomendados.

Se dice que el marido de Margaret Thatcher descansaba las mismas horas que ella. ¿Sería por elección propia? (Corbis)
Se dice que el marido de Margaret Thatcher descansaba las mismas horas que ella. ¿Sería por elección propia? (Corbis)

Mientras tú duermes ellos hacen historia

“A menudo leemos y escuchamos historias de personas exitosas, especialmente del mundo de los negocios, alardeando de lo mucho que hacen mientras el resto de nosotros está metido en la cama” explicaban los autores de la infografía.

El objetivo del estudio, realizado en base a los datos de la encuesta de YouGov en la que se analizaron los hábitos de sueño de 1.401 adultos, era realizar una comparativa entre lo que duermen –o dormían– algunos de los genios más reconocidos del mundo con los hábitos más comunes de otras personas que trabajan en sus mismos sectores.  

Las personas exitosas alardean de lo mucho que hacen mientras el resto estamos metidos en la camaSegún los resultados obtenidos, las personas que trabajan en marketing y relaciones públicas son las que disfrutan de menos horas de sueño, descansando menos de tres horas al día.

Los políticos por su parte aparecen como unos de los profesionales que más horas duermen. Sin embargo, algunos de los representantes políticos más importantes de la historia tenían muy medidas sus horas de sueño.  

Churchill era un tipo de costumbres: una copa de whisky con soda antes de su siesta diaria. (Corbis)
Churchill era un tipo de costumbres: una copa de whisky con soda antes de su siesta diaria. (Corbis)

Los medidos sueños de los genios

Margaret Thatcher

Parte de la reputación de la conocida como Dama de Hierro proviene precisamente de las pocas horas de sueño de las que disfrutaba. La estricta y psicorrígida Thatcher sobrevivía durmiendo sólo cuatro horas al día, hábito que le sirvió para forjar su fama de mujer dura y resistente.

Winston Churchill

Pese a que según el mencionado estudio los políticos son los profesionales que más horas duermen, algunos de sus principales antecesores dedicaban unas nimias horas de sueño al descanso onírico. Es el caso de Winston Churchill quien sobrevivía, como la anterior, durmiendo cuatro horas al día.  

El ex primer ministro británico se guardaba un as en la manga para conseguir pasar las noches en vela: se tomaba un whisky con soda a las 5 de la tarde justo antes de echarse una siesta de 90 minutos.

Nikola Tesla

El inventor, ingeniero mecánico, ingeniero electricista y físico de origen serbio conocido como el “padre de la electricidad”, también se caracteriza por no tenerle demasiada devoción a eso del descanso nocturno.

Parece que ser el autor de algunas de las invenciones más revolucionarias en el campo del electromagnetismo de finales del siglo XIX y principios del XX tiene su precio: dormir dos horas al día. Algo más descansaban otros genios contemporáneos como Thomas Edison o Alexander Graham Bell, quienes cerraban los ojos entre cuatro y cinco horas.

Los políticos se encuentran entre los profesionales que más horas duermen al día, pero no todos descansan lo suficiente... (Corbis)
Los políticos se encuentran entre los profesionales que más horas duermen al día, pero no todos descansan lo suficiente... (Corbis)

Donald Trump

En el mundo de los negocios se descansa más bien poco. Ya sea porque aprovechen las horas de sueño del común de los mortales para pensar cómo aumentar sus fortunas o porque les guste un determinado late night, el hecho es que son muchos los que apenas duermen cuatro horas.

Es el caso de Marissa Mayer (CEO de Yahoo!) o Indra Nooyi (directora ejecutiva de Pepsi). El multimillonario Donald Trump sube –más bien baja– la apuesta a tres horas de sueño al día.

Barack Obama

Otro político que se desmarca de las horas recomendadas de sueño es el presidente de EEUU Barack Obama, quien reconoce dormir alrededor de 6 horas al día.

Claro que el también premio nobel de la paz no se priva de tantas horas de sueño como otros conocidos personajes de su sector. Es el caso del italiano Silvio Berlusconi que alardea de dormir entre dos y cuatro horas.

Bill Gates

Y sí, también hay personas exitosas que duermen un tiempo razonable cada noche. Es el caso del cofundador de Microsoft Bill Gates quien dedica alrededor de siete horas a dormir. Así, con este dato en la cabeza, podemos descansar en paz (en el mejor de los sentidos de la expresión).

'Vivíamos y respirábamos software, solo nos deteníamos para comer y dormir un poco', asegura Gates (Corbis)
'Vivíamos y respirábamos software, solo nos deteníamos para comer y dormir un poco', asegura Gates (Corbis)

Ciclos de sueño poco comunes

En general, el descanso ininterrumpido es el más común entre genios y mortales. Sin embargo, existen otro tipo de alternativas al sueño monofásico defendidas y practicadas por otros muchos personajes históricos.   

Alternativas de descanso como las que plantea el ciclo Uberman del que era un fiel seguidor Leonardo Da Vinci –quien dormía siestas de entre 20 y 40 minutos cada cuatro horas, lo que se traduce en 6 breves descansos cada día– o el ciclo de Dymaxion, creado por el arquitecto neofuturista Richard Buckminster 'Bucky' Fuller, basado en descansar 30 minutos cada seis horas.

El arquitecto neofuturista Richard Buckminster 'Bucky' Fuller dormía varias siestas a lo largo del día, pero nunca del tirón. (Courtesy Buckminster Fuller Institute)
El arquitecto neofuturista Richard Buckminster 'Bucky' Fuller dormía varias siestas a lo largo del día, pero nunca del tirón. (Courtesy Buckminster Fuller Institute)

Aunque no es imprescindible seguir patrones de sueño establecidos, diferentes investigaciones han subrayado los peligros de este tipo de sueños interruptus. Un descanso interrumpido afecta directamente a las capacidades cognitivas de las personas provocando los lapsos de atención cortos y los estados de ánimo negativos.

Es más, un estudio de la Universidad de Tel Aviv descubrió que tener un sueño interrumpido es equivalente a no dormir más de cuatro horas consecutivas. Claro que, viendo los resultados de descansar apenas unas horas al día en los grandes genios… Quizás haya que escoger entre éxito o descanso.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios