Te han engañado ¿y ahora qué? Cómo actuar cuando tu pareja te ha sido infiel
  1. Alma, Corazón, Vida
La dificultad del perdón

Te han engañado ¿y ahora qué? Cómo actuar cuando tu pareja te ha sido infiel

Las infidelidades y el adulterio se han convertido en temas especialmente recurrentes en la sociedad actual, aunque hasta hace poco era un importante tabú

placeholder Foto: Las razones por las que una persona puede ser infiel son muy diversas. (iStock)
Las razones por las que una persona puede ser infiel son muy diversas. (iStock)

Las infidelidades y el adulterio se han convertido en temas especialmente recurrentes en la sociedad actual, rompiendo con los esquemas tradicionales que lo situaban como un tema tabú. Junto a la visión que interpretaba el adulterio como una de las peores traiciones que podían realizarse a una pareja, han ido surgiendo nuevas opiniones acerca de las relaciones de pareja.

La interpretación tradicionalmente religiosa del matrimonio ha visto cómo han nacido diferentes códigos morales muy distantes entre ellos. Este es el caso de las relaciones abiertas y de numerosas corrientes que abrazan la idea del fin de la monogamia.

Pese a estas nuevas corrientes acerca de las relaciones de pareja, hay que reconocer que la práctica más extendida es la del matrimonio monógamo tradicional, en el que sigue entendiéndose el adulterio como un acto altamente reprobable. Para la gran mayoría de parejas la infidelidad va mucho más allá de una práctica sexual extramatrimonial, sino que se entiende como una traición a la confianza existente entre ambos miembros.

Esta visión es la que explica el psicólogo clínico estadounidense Stephen Diamond en su bitácora en Psychology Today. Diamond afirma que lo más habitual es que cuando se producen infidelidades matrimoniales, los afectados vean cómo su pareja ha traicionado su confianza. A partir de esta sensación surgen numerosos problemas como el dolor, enfado, ira o incapacidad para perdonar y confiar de nuevo en el adúltero.

¿Una infidelidad significa que la relación funcionaba mal?

Para Diamond es un claro síntoma de que las cosas no iban bien, aunque no tiene por qué ser siempre un factor determinante. Habitualmente se cae en estos errores tras vivir situaciones de mala comunicación, problemas de intimidad, discusiones... El psicólogo opina que estas pueden ser como una especie de llamada de atención o una forma de comunicación indirecta para que la relación vuelva a sus cauces previos a dichos conflictos.

Pero también existen casos en los que simplemente un miembro pueda tener una tendencia adúltera, la relación pase por serios problemas, sea insatisfactoria y prácticamente imposible de revertirse la situación cuando llega la traición, por lo que la confianza mutua quedaría insalvablemente dañada y la infidelidad se convierta en una vía de escape ante la realidad de la pareja.

Ante estas situaciones, Diamond defiende la teoría evolucionista, actualmente en entredicho, pues opina las razones por las que los hombres y las mujeres son infieles son muy diferentes, aunque ambas sean una traición. En el caso del sexo femenino, las asocia a un vínculo sentimental, mientras que en el masculino opina que se basan en estímulos puramente sexuales, sin tanta relación con los sentimientos.

¿Y el perdón?

El perdón probablemente sea el asunto más espinoso de cualquier infidelidad. Los sentimientos generados por la parte afectada son muy diversos y complicados de gestionar. Especialmente en el caso de la recuperación de confianza, pues Diamond considera que esta es el 'pegamento' de una relación y cuando esta se rompe no puede recomponerse nueva y libremente, sino que se convierte en un privilegio que ha de ganarse gradualmente y sin margen de error.

Es cierto que existen parejas que son capaces de recuperar la confianza nuevamente tras infidelidades ampliamente repetidas y continuadas, pero esto no es algo habitual. Aunque cada pareja sea un mundo y existan concepciones más abiertas de la relación, la reincidencia no es un buen síntoma ni mucho menos, ya que puede significar que lo que inicialmente fue un desliz se ha acabado convirtiendo en un patrón de comportamiento.

Tampoco conviene culpabilizar al afectado. Son muy habituales frases como “se lo ha buscado, al casarse con alguien así” o “es imposible que no lo previera”. Aunque sea un tópico, es muy cierto que el amor es ciego. Todos conocemos e incluso hemos podido sentir en nuestra propia piel algún caso en el que una persona no era capaz de ver más allá de sus sentimientos y estaba totalmente embaucada por la otra persona, aunque esta actúe impunemente de forma dañina.

Ante esta situación hay que intentar ayudar a que el afectado tome su propia decisión y sea capaz de ver la situación de la real de la pareja. Ciertamente es complicado y no todo el mundo sabe cómo actuar ante este tipo de traiciones. Especialmente en los casos en los que hay un proyecto de vida común, hijos de por medio o propiedades. Muchos son los factores que dificultan la decisión sobre si dar o no una nueva oportunidad, pero Diamond tiene claro que la solución no siempre pasa por el perdón. Al fin y al cabo, ni todas las personas merecen la misma confianza, ni todas las relaciones son iguales.

Matrimonio Psicología Sexo Sentimientos Relaciones de pareja Monogamia Felicidad Infidelidad
El redactor recomienda