NUEVO INFORME DE LA FUNDACIÓN CYD

Un estudio disecciona la eficacia y la utilidad de las universidades españolas

La Fundación CYD (Conocimiento y Desarrollo) ha elaborado el informe “Las universidades españolas. Una perspectiva autonómica. 2014”. Esto nos cuenta

Foto: Encontrar una salida laboral es una de las mayores preocupaciones de los universitarios. (Reuters)
Encontrar una salida laboral es una de las mayores preocupaciones de los universitarios. (Reuters)

La Fundación CYD (Conocimiento y Desarrollo), que preside Ana Patricia Botín y que cuenta con una destacada presencia del sector empresarial en su patronato, ha elaborado el informe “Las universidades españolas. Una perspectiva autonómica. 2014”.

En el estudio se puede constatar la gran variabilidad existente entre las diferentes comunidades autónomas españolas en una serie de indicadores. Así sucede por ejemplo con el porcentaje de créditos aprobados respecto a los matriculados en estudios de grado universitario, que era en el curso 2011-2012 del 75,2% para el conjunto de las universidades presenciales españolas, y que variaba desde el máximo del 83,1% de Navarra al mínimo del 64,5% de Canarias. La tasa de abandono, por su parte, era del 13,8%, pero oscilaba entre el 8,8% de Navarra y el 19,9% de Baleares. En las universidades no presenciales los datos respectivos eran mucho peores: tasa de rendimiento del 45,8% y de abandono del 37,4%.

El 26,4% de la población española mayor de 16 era graduada superior en 2013

Respecto al mercado de trabajo, es de resaltar que en 2013 la tasa de paro de los graduados superiores españoles de 16 y más años era del 16%. Andalucía y Canarias tenían una tasa superior al 20%, por un lado, y por el otro, destacaban Navarra y País Vasco, con tasas respectivas del 8,8% y 10,9%. País Vasco también fue la comunidad con menor descenso de la tasa de ocupación entre 2007 y 2013 (un 7,2%), mientras que la peor coyuntura se vivió en Canarias y Andalucía (caída del 15,5% en el primer caso y del 15% en el segundo). El descenso en  España, en su conjunto, fue del 12,3%. El 26,4% de la población española de 16 y más edad era graduada superior en 2013, con un máximo del 37% en País Vasco y Madrid y un mínimo en torno al 20% en Extremadura y Castilla-La Mancha. También País Vasco y Madrid destacaban en la formación permanente: algo más del 13% de su población adulta de 25 a 64 años realizaba actividades de educación y formación en 2013 por el 11,1% del global español, mientras que estaba en el otro extremo Cataluña (9,3%).

Precios, investigación y personal

En el contexto de las universidades públicas presenciales españolas, los precios públicos que se cobraban en primera matrícula en grado eran en promedio de 18,4 €/crédito en el curso 2013-2014, con máximos superiores a 30€/crédito para Cataluña y Madrid y mínimos de 12 a 13,5 €/crédito en Galicia, Andalucía y Cantabria. La tasa de ahorro bruto en 2012 en dichas universidades era del 6,4% en global, pero era negativa en Castilla-La Mancha y Andalucía y en cambio, superaba el 20% en la Comunidad Valenciana.

El informe también indica que el gasto en I+D del sector de la enseñanza superior suponía el 0,36% del PIB en 2012 en España, con máximos para la Comunidad Valenciana (0,48%) y mínimos para Castilla-La Mancha (0,16%), mientras que las publicaciones científicas por profesor a tiempo completo en las universidades presenciales españolas eran de 5,75 (periodo 2003-2012), oscilando entre los 8,42 artículos por profesor en Cataluña a los 3,7 del País Vasco. Las solicitudes de patentes nacionales respecto al personal docente e investigador a tiempo completo eran de 6,6 (periodo 2000-2012) y las internacionales de 1,84  (periodo 2004-2012). La variabilidad por comunidades autónomas era muy pronunciada en el primer caso, con un máximo de 12,05 en La Rioja y un mínimo de 3,23 en el País Vasco y menos relevante en el segundo, oscilando entre las 3,41 solicitudes de patentes internacionales por profesor a tiempo completo de Andalucía y las 0,28 de La Rioja.

Las universidades presenciales españolas reunían en el curso 2012-2013 a 1.323.174 matriculados en grados y másteres oficiales (1.548.534 incluyendo también las no presenciales) y a 257.140 graduados (274.330 en total). El personal docente e investigador ascendía a 113.083 personas (115.332 contando las universidades no presenciales). Además, en 2012 se leyeron 10.330 tesis doctorales en las universidades presenciales españolas (10.504 en total) y el número de grados  y másteres oficiales impartidos en el curso 2013-2014 se elevaron hasta los 5.600 (5.840 incluyendo las universidades no presenciales).

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios