PUEDEN PROVOCAR EXTINCIONES MASIVAS

Las ocho plagas animales más peligrosas que deberían preocupar a los humanos

Basta repasar la historia para saber que algunas de las plagas que más nos han afectado no atacaban a los humanos, sino a la fauna que nos rodea a diario

Foto: Un científico italiano examina a una rana infectada con Quitridiomicosis. (Solvin Zankl/Visuals Unlimited/Corbis)
Un científico italiano examina a una rana infectada con Quitridiomicosis. (Solvin Zankl/Visuals Unlimited/Corbis)

Cuando hablamos de epidemias pensamos sólo en las enfermedades que afectan a los humanos o, más bien, a los humanos que tenemos cerca –¿alguien se acuerda del ébola ahora que no amenaza a nuestro país?–, pero basta repasar la historia para saber que algunas de las plagas que más nos han afectado no atacaban directamente a los humanos, sino a la flora y la fauna que nos rodea.

El desarrollo de la agricultura y la ganadería –que, recordemos, es lo que permite que hoy todos tengamos comida que llevarnos a la boca– depende en gran medida de que nuestros animales y cultivos no caigan enfermos. Los modernos y urbanitas españoles hemos olvidado que la naturaleza es caprichosa, que las plagas siguen existiendo y que, aún a día de hoy, hay especies (algunas de especial importancia para nuestra supervivencia) que están amenazadas por enfermedades y plagas que no logramos controlar.

El magazine del World Science Festival –uno de los eventos divulgativos más importantes del mundo, que se celebra todos los años en Nueva York– ha realizado una selección de las ocho plagas más devastadoras que, hoy mismo, amenazan al reino animal. Un ejercicio que sirve para recordarnos que nosotros también pertenecemos a éste.

1. El síndrome de la nariz blanca

Un murciélago afectado por el síndrome de la nariz blanca.
Un murciélago afectado por el síndrome de la nariz blanca.

Esta extraña enfermedad, causada por el hongo Geomyces destructans, ha causado ya la muerte de, al menos, 6.000 millones de murciélagos en América del norte. La plaga, llamada así por el crecimiento de hongos alrededor de las bocas y alas de los murciélagos cuando están hibernando, se identifico por primera vez en 2006, pero aun se desconoce cómo combatirla.

Curiosamente, el hongo parece tener un origen europeo, pero no afecta a los murciélagos de nuestro continente

El síndrome es particularmente letal: acaba con la vida de entre el 70 y 90% de los murciélagos que infecta, y ya amenaza la supervivencia de algunas especies como el murciélago de Indiana o el murciélago orejudo. Curiosamente, el hongo parece tener un origen europeo, pero no afecta a los murciélagos de nuestro continente, un hecho que está centrando la mayoría de investigaciones sobre la plaga.

La enfermedad ha diezmado las colonias de murciélagos de noroeste de EEUU, lo que ha provocado, según las estimaciones del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, que estos dejen de alimentarse de más de un millón de kilos de insectos que ahora amenazan los cultivos de toda Nueva Inglaterra.

2. El virus del moquillo

Paramyxovirus. (Corbis)
Paramyxovirus. (Corbis)

Este virus similar al sarampión, y que se encuentra en todo el mundo, afecta a numerosos mamíferos, entre otros los perros, los hurones y los visones. Se trasmite por vía aérea y ataca rápidamente al sistema nervioso y el tracto digestivo.

En sólo cinco años la población de tigres de Rusia ha disminuido de 38 cabezas a 9

Los veterinarios conocen a la perfección esta enfermedad, que no es frecuente entre nuestras mascotas porque se les vacuna contra ella, pero el virus está causando estragos en la población de tigres que, como todos los grandes felinos, son especialmente vulnerables a la enfermedad. En sólo cinco años la población de tigres de Rusia ha disminuido de 38 cabezas a 9. Un desastre.

En la India están especialmente preocupados por el imparable avance de la enfermedad, que es enormemente contagiosa. Dada la dificultad que conlleva vacunar a los tigres salvajes, el Gobierno indio está tratando de frenar la enfermedad vacunando a los perros que viven cerca de las reservas de tigres.

3. Caquexia de las estrellas de mar

Una estrella de mar afectada por la caquexia encalla en una playa de EEUU. (Reuters)
Una estrella de mar afectada por la caquexia encalla en una playa de EEUU. (Reuters)

En 1972 se identificó la primera plaga que causa la muerte masiva de miles de estrellas de mar en las costas de EEUU. Desde entonces ha habido dos nuevas plagas similares, en 1978 y en 2013, que han afectado al menos a 20 especies distintas de estrellas de mar. La última plaga ha causado una destucción masiva de consecuencias impredecibles para el medio marino, que se ve muy afectado por la desaparición de uno de sus mayores depredadores.

Desde un principio, los investigadores culparon del desastre a la contaminación y el aumento de la temperatura de las aguas, pero un estudio publicado el pasado mes en la revista PNAS ha identificado al verdadero causante: un densovirus que afecta específicamente a las estrellas de mar. Ahora está por ver si hay alguna forma de combatir la plaga.

4. Brucelosis

Un grupo de veterinarios sacrifica a unas vacas infectadas con Brucelosis. (Reuters)
Un grupo de veterinarios sacrifica a unas vacas infectadas con Brucelosis. (Reuters)

La brucelosis es una enfermedad infecciosa producida por bacterias del género Brucella que afecta a un gran número de mamíferos, incluidos los humanos, pero también a la mayoría de nuestro ganado: bovino, equino, porcino, ovino y caprino.

Los responsables de Yellowstone planean sacrificar a 900 bisontes para que la enfermedad no se extienda

La enfermedad se encuentra en todo el mundo, aunque su prevalencia es especialmente elevada en el Mediterráneo, que es donde se identificó primero (concretamente en Malta) Dado que se conoce desde hace tiempo, su impacto en el ganado (y más aún en los humanos) es hoy relativamente pequeño: en España su prevalencia en 2013 fue del 1,63% (en la cabaña bovina).

La enfermedad, no obstante, vuelve de vez en cuando a los periódicos. En EEUU, donde se creía erradicada, ha resurgido a través de los bisontes del Parque Nacional de Yellowstone, donde se han documentado 17 transmisiones al ganado cercano. Pese a las protestas de los ecologistas, los responsables del parque planean sacrificar a 900 bisontes para que la enfermedad no se extienda.

5. Problema de colapso de colonias

Nadie sabe con certeza que está matando a las abejas. (Reuters)
Nadie sabe con certeza que está matando a las abejas. (Reuters)

Este es quizás uno de los problemas medioambientales más serios que afectan hoy a nuestro planeta. Desde la década de los 2000 se ha testificado la desaparición abrupta de las abejas obreras de las colmenas de Norteamérica y Europa. Se trata de una amenaza de potencialidad catastrófica, pues no sólo los apicultores dependen del trabajo de las abejas: un 75% de los cultivos del mundo dependen de su polinización.

Se han realizado cientos de investigaciones para tratar de averiguar que está causando el problema, pero ninguna es concluyente: virus, ácaros, hongos, antibióticos, el cambio climático… Las causas que se han apuntado son múltiples, y puede que esté operando de forma combinada.

6. Rabia

La vacunación contra la rabia ha logrado reducir ésta a la mínima expresión. (Efe)
La vacunación contra la rabia ha logrado reducir ésta a la mínima expresión. (Efe)

La rabia está presente en todo el mundo (con excepción de la Antártida). Se trata de la zoonosis conocida más antigua, quizás por ser la más letal: causa una encefalitis aguda, que acaba con las habilidades de los animales (incluidos los humanos) para controlar su ritmo sanguíneo o su respiración. Su letalidad es cercana al 100%.

España se declaró libre de rabia en 1978, pero se han dado casos de forma esporádica sobre todo en Ceuta y Melilla

En la actualidad las campañas de vacunación de mascotas han acabado casi por completo con la enfermedad en los entornos urbanos de los países desarrollados, pero esta sigue causando estragos en los entornos salvajes. En EEUU, por ejemplo, se han dado varios casos de transmisión a humanos a través de murciélagos, lo que ha obligado a las autoridades a suministrar la vacuna también a estos.

España se declaró libre de rabia en 1978, pero se han dado casos de forma esporádica sobre todo en Ceuta y Melilla. El último brote se produjo el pasado mes de junio en Toledo, debido a un perro que había pasado cuatro meses en Marruecos.

7. Quitridiomicosis

Una rana muerta a causa de la Quitridiomicosis. (Forrest Brem)
Una rana muerta a causa de la Quitridiomicosis. (Forrest Brem)

Esta enfermedad infecciosa, causada por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis, afecta a la mayoría de anfibios y está provocando un preocupante declive en las poblaciones de estos de América y Australia (aunque también ha llegado a Europa). Muchos biólogos temen que podría conducir a una extinción masiva en más de 200 especies de anfibios, cuya población ha descendido más de un 30% en los últimos 15 años.

Por el momento se desconoce cómo tratar la enfermedad, aunque los científicos están intentando implementar tratamientos antifúngicos entre las poblaciones más afectadas.

8. Glosopeda

La Glosopeda provoca llagas en las bocas de los animales. (dr. Tsv. Alexandrov)
La Glosopeda provoca llagas en las bocas de los animales. (dr. Tsv. Alexandrov)

Esta enfermedad altamente contagiosa, conocida también como fiebre aftosa del ganado, es de origen viral y afecta a vacas, ovejas, cerdos y cabras. Se trata de uno de los grandes enemigos de los ganaderos desde al menos dos mil años y aún hoy sigue causando pérdidas millonarias.

Aunque la enfermedad está muy controlada por los veterinarios, y los brotes son extraños, se siguen dando casos que puede arruinar por completo al sector afectado. En 2001 un brote en Reino Unido obligo a sacrificar a más de 6 millones de animales lo que causó unas pérdidas de 13.000 millones de euros. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios