Y ES QUE 'SI ALGO PUEDE SALIR MAL, SALDRÁ MAL'

"Si no haces nada, no te equivocarás": las mejores Leyes de Murphy del curro

El filósofo del pesimismo contemporáneo Arthur Bloch, plantea en su libro Las leyes de Murphy para días que se te hacen bola (Ediciones Martínez Roca), algunas de

Foto: Teorías y leyes sobre el cumplimiento de la Ley de Murphy en el entorno laboral como la pereza a menudo se confunde con la paciencia. (Corbis)
Teorías y leyes sobre el cumplimiento de la Ley de Murphy en el entorno laboral como "la pereza a menudo se confunde con la paciencia". (Corbis)

El filósofo del pesimismo contemporáneo Arthur Bloch, plantea en su libro Las leyes de Murphy para días que se te hacen bola (Ediciones Martínez Roca), algunas de esas pequeñas cosas que perturban nuestra tranquilidad cotidiana en el momento menos indicado.     

Conocido mundialmente por su serie de best sellers sobre las Leyes de Murphy según las cuales "si algo puede salir mal, saldrá mal", el autor reflexiona con mucho humor e ironía sobre ese conjunto de sentencias que se cumplen de forma ineludible, invariablemente y de manera constante 

En este libro expone una especie de guía para afrontar estos tiempos difíciles de pesimismo y negatividad enfrentándonos a los problemas cotidianos con una sonrisa. Recogemos algunas de las teorías y reglas que plantea en cuanto a aquellas leyes de Murphy que suelen cumplirse en el trabajo en el capítulo "Dilemas laborales"

  • Regla de J. W.: no hay ningún placer en no tener nada que hacer, lo divertido es tener mucho que hacer y no hacerlo.
  • Trivialidad de Benchley: cualquiera puede hacer cualquier cantidad de trabajo, siempre que no sea el trabajo que debería estar haciendo en aquel momento.
  • Regla de Wright: el trabajo duro te recompensa en un futuro. La pereza te recompensa ahora.
  • Ley de Campbell: cuanto menos haces, menos te saldrá mal.
  • Ley de Cameron: si no haces nada, no te equivocarás.
  • Ley de Millard: los ausentes siempre se equivocan.
  • Regla de Mark: la pereza a menudo se confunde con paciencia.
  • Descubrimiento de fresco: si supieras qué es lo que estás haciendo, probablemente te aburrirías.  
  • Principio de oro: no se intentará nada si primero hay que combatir todas las objeciones posibles.
  • Regla de Barber: todo lo que vale la pena hacer, vale la pena hacerlo en exceso.
  • Ley de Perrussel: no hay ningún trabajo lo suficientemente sencillo como para que no pueda hacerse mal.
  • Ley de Fronthingham: la urgencia es inversamente proporcional a la importancia.
  • Lay de Meskimen: nunca hay tiempo para hacerlo bien, pero siempre hay tiempo para volver a hacerlo.
  • La regla romana: el que dice que algo no se puede hacer nunca debería interrumpir al que lo está haciendo.
  • Ley de Iles: siempre hay una manera más fácil de hacerlo.
  • Primera ley de McGee: es impresionante cuánto se tarda en acabar algo en lo que no estás trabajando.
  • Ley de Weiler: nada es imposible para el hombre que no tiene que hacerlo por sí mismo.
  • Ley de Lacopi: después de la comida y el sexo, el mayor instinto del hombre es decirle al otro cómo hacer su trabajo.
  • Ley de Slous: si hace un trabajo demasiado bien, nunca te lo quitarás de encima.
  • Ley de Franco sobre el curro: si te gusta lo que estás haciendo, probablemente lo estás haciendo mal.
  • Principio burocrático de Larson: lograr lo imposible únicamente significa que el jefe lo añadirá a tus tareas regulares.
  • Ley de Mosely: los accidentes ocurren cuando dos personas intentan ser inteligentes al mismo tiempo.
  • Ley de retroacción de Stewart: es más fácil conseguir el perdón que el permiso.
  • La regla 90/90 sobre la planificación de proyectos: el primer 90% de la tarea ocupa el 10% del tiempo y el 10% restante ocupa el 90% del tiempo que queda.
  • Lamento de Lofta: nadie es capaz de decidir dejar las cosas como están.
  • Ley de Hardin: nunca puedes hacer solamente una cosa.
  • Ley de Ziggy: cada día haz un poco más de lo que todos esperan y pronto todos tendrán más expectativas.
  • Postulado de Harrison: para todas las acciones hay una crítica igual y contraria.
  • Ley de Shand: cuanto más eficazmente se ha realizado un proyecto, más posibilidades habrá de tener que deshacerlo.
  • Ley de Hecht: nada como el presente para posponer lo que no quieres hacer.
  • Lema de Grossman: cualquier cosa que vale la pena hacer, valía la pena hacerla ayer.
  • Axioma de Dehay: las tareas sencillas siempre se posponen porque ya habrá tiempo de hacerlas más adelante.
  • Primera Ley de Parkinson: el trabajo se expande para ocupar el tiempo disponible para su realización. La percepción de la importancia y la complejidad de la tarea en cuestión se infla en proporción directa al tiempo necesario para su realización.
  • La ampliación de Einstein sobre la Ley de Parkinson: un proyecto laboral se expande hasta llenar el espacio disponible.

Seis leyes de la murphyología de la oficina

  1. Las cartas importantes que no tienen errores presentarán errores en el correo.
  2. Las máquinas de la oficina que funcionan perfectamente durante el horario laboral se averiarán si regresas a la oficina de noche para utilizarlas para tus asuntos personales.
  3. Las máquinas que se han averiado funcionarán.
  4. Los sobres y los sellos que no se pegan cuando los lames se pegarán a otras cosas cuando menos te lo esperes.
  5. Los documentos indispensables demostrarán su indispensabilidad desplazándose del lugar donde los dejaste hasta donde no puedas encontrarlos. 
  6. El último que dimitió o fue despedido será el responsable de todo lo que sale mal, hasta que dimita o despidan al siguiente.
Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios