CÓMO TENER ÉXITO GRACIAS A TU LENGUAJE

Las 10 frases que debes utilizar para que se te abran todas las puertas

El lenguaje, bien utilizado y escogiendo las palabras idóneas, puede convertirse en la mejor herramienta para conseguir cualquier objetivo que nos propongamos

Foto: Gracias o lo haré, son algunas de las frases que te ayudarán a lograr tus metas y objetivos. (iStock)
"Gracias" o "lo haré", son algunas de las frases que te ayudarán a lograr tus metas y objetivos. (iStock)

Últimamente se presta mucha atención al lenguaje corporal, la estética personal o la apariencia que mostremos de cara a mejorar las relaciones interpersonales y, en particular, laborales. La ropa que llevamos a una reunión o entrevista de trabajo, los gestos que hacemos con las manos o si la persona con la que hablamos mira hacia la izquierda o la derecha cuando nos habla. Cosas que es interesante conocer y, en cierto modo, útiles para desenvolvernos en el día a día.  

Pero no podemos olvidarnos del lenguaje ya que, bien utilizado y escogiendo las palabras idóneas, puede convertirse en la mejor herramienta para conseguir cualquier objetivo que nos propongamos. Y es que no tiene sentido que aparentemos ser algo si cuando abrimos la boca no somos capaces de ganarnos a nuestros interlocutores.  

Como profesional en la material, Darlene Price, presidenta de Well Sais Inc. y autora del libro Well Said! Presentations and Conversations That Get Results, propone algunas frases que nos ayudarán a lograr nuestras metas siempre y cuando nos mostremos seguros y confiados de lo que decimos.    

Las palabras que no están respaldadas por nuestras acciones no tienen sentido

Ya se trate de personas que deciden iniciar un negocio por su cuenta y necesiten conocer técnicas del lenguaje oral para poder exponer sus proyectos y captar clientes, profesionales que van a participar en una ponencia o debate y quieran captar la atención de los asistentes, o simplemente porque estemos pendientes de una entrevista de trabajo y queramos ser capaces de defender nuestra candidatura como la mejor, nuestras expresiones dirán mucho más de nosotros de lo que creemos.   

Price insiste en la importancia de tener confianza en uno mismo a la hora de expresarnos, e insiste en que “las palabras que no están respaldadas por nuestras acciones no tienen sentido”.

1.“Gracias”

“Es de bien nacido ser agradecido”, que dice el refranero. Price también lo cree y defiende que utilizar palabras sencillas de agradecimiento y educadas, ayudan a la persona a “generar emociones positivas y sentar las bases de la confianza”.

Algunos de los ejemplos simples que pone la autora son frases como "gracias por asistir a la presentación de hoy” o “le agradezco su tiempo y atención".

2."Permitidme que me presente. Soy…"

Presentarnos y contar quiénes somos, nuestra trayectoria y situación actual a modo de avales, reforzará además la imagen de confianza en nosotros mismos (nos sentimos orgullosos de quiénes somos, nuestra formación y experiencias profesionales) y ganaremos credibilidad con los interlocutores (que, a partir de esta frase, nos conocerán un poco mejor).

"Si estás frente a un grupo de personas, asegúrate de presentarte y mencionar brevemente tus credenciales o que otra persona te presente debidamente", sugiere Price.

3.“Las ventajas que encontrarán en..."

Para ganar la confianza en los demás, es necesario hacerles ver que estamos pensando en sus intereses y que sepan que vamos a aportar soluciones o un valor añadido que les pueda resultar útil.

Especialmente si se trata de una reunión en la que estamos presentando nuestras cualidades profesionales, "asegúrate de comunicar a los oyentes cómo se beneficiarán de tus acciones", si vas a conseguir que ahorren tiempo o dinero, incrementar su creatividad o productividad, imagen de marca… Estás ahí para ayudarles y dar lo mejor de ti para que su situación mejore.  

4."Al igual que usted, me preocupo por este tema porque..."

Transparencia y confianza para fomentar el compañerismo. Hay que demostrarles que estamos informados en los temas que les conciercen y saber explicarles porqué nos interesan a nosotros también.  

“Compartir una breve historia personal que ilustre tu relación con el tema" en un buen truco para darle credibilidad a tu interés y no parecer un simple pelota.  

5."Sí" o "Lo haré"

No siempre, pero Price cree que “cuando sea apropiado hacerlo, dar una respuesta afirmativa cuando otros realmente la necesitan y están pidiendo tu ayuda” es una muy buena estrategia para ganar confianza y conseguir, por ejemplo, un puesto de trabajo o llevar un proyecto determinado.

Qué mejor que basar nuestras afirmaciones en estadísticas

Estas contestaciones se darán ante preguntas muy concretas, como si podremos entregar un determinado trabajo a una hora puntual, o si somos capaces de resolver un problema que nos planteen gracias a nuestra experiencia.

La autora explica que, aunque no siempre podamos hacerlo, debemos evitar las respuestas negativas o que demuestren que no nos apetece hacer algo, como "estoy muy ocupado, pero lo intentaré”, o aquellas en las que demostremos que no estamos seguros de saber hacer ese trabajo, como "Tal vez, veré lo que puedo hacer".

6."Los datos muestran..."

Si queremos demostrar que sabemos sobre un tema, qué mejor que basar nuestras afirmaciones en estadísticas, investigaciones actuales, datos contrastados, etc. "Cuando tu opinión o experiencia no son suficientes para infundir confianza en los oyentes, asegúrate de presentar hechos, cifras y números para defender y construir tu caso".

7."Los resultados hablan por sí mismos"

Ofrecer pruebas fehacientes de que hemos conseguido resultados similares en trabajos anteriores a los que aseguramos que podremos tener con ellos. La experiencia demostrable, que además pueda ser contrastada y demostrable por otras personas, es la mejor llave para generar confianza y mostrarnos seguros y orgullosos de resultados previos.

“Muéstrales cómo, dónde y para quién ha funcionado en el pasado tu propuesta o recomendación”.

8."Compartimos un desafío común"

Utilizar un lenguaje en primera persona del plural, hablando de nosotros como parte del proyecto, “disminuye la hostilidad y la competencia, fomenta el trabajo en equipo” y es una eficaz herramienta para que entiendan que nos preocupa e importa su proyecto.

9."Usted decide, confío en su juicio" o "Es una gran idea, hagámoslo"

“Al mostrar que confías en ellos, serán más propensos a confiar en ti”, explica Price. No sólo eso, está claro que un logro importante no suele conseguirse en solitario y hay que reconocer la valía del trabajo en equipo.

Hay que utilizar el lenguaje en primera persona del plural

Si además de vendernos bien y mostrarnos como parte del proyecto y alabamos el trabajo previo de nuestros interlocutores, estaremos generando confianza en ellos como profesionales y, de paso, les halagaremos.  

10."Entiendo"

Demostrar empatía nos unirá con nuestros interlocutores. Percibirán que aceptamos y comprendemos lo que nos cuentan y que, además, les estamos prestando atención (importantísimo y no tan común como podríamos pensar).

Incluso hay diferentes teorías psicológicas que explican que una de las necesidades más intrínsecas de los seres humanos es sentirse escuchados y comprendidos. ¡Consigue que se sientan cómodos hablando contigo!

Sencillas de recordar, ¿verdad? Ahora tan sólo tienes que ponerlas en práctica demostrando confianza en ti mismo, y se abrirán todas las puertas a tus deseos y proyectos.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios