LA fascinación humana por los espíritus

"No sé si creo en ellos, pero me dan miedo": 4 teorías sobre la existencia de fantasmas

El eterno debate sobre la existencia de fantasmas sigue ahí. Esta claro que nos encanta hablar de ellos y plantearnos si verdaderamente existen. ¿Es así?

Foto: La fotografía de lo que se cree un fantasma tomada en el Castillo de Dudley reabre el eterno debate: ¿Existen los fantasmas? (iStock)
La fotografía de lo que se cree un fantasma tomada en el Castillo de Dudley reabre el eterno debate: ¿Existen los fantasmas? (iStock)

La fotografía de lo que se cree un fantasma tomada la semana pasada por una pareja que estaba de visita en el Castillo de Dudley en West Midlands, ha reabierto el debate –por otra parte, nunca cerrado– sobre su existencia o no.

Como explican en el Daily Mail, parece que, tras volver de sus vacaciones y ver las fotografías tomadas, Dean y Amy Harper descubrieron que en una de ellas aparecía la imagen de una mujer vestida de gris. Nada más y nada menos que la conocida como la Dama de Gris, el espíritu de Dorothy Beaumont, quien murió allí poco después de dar a luz a su hija. 

Cuenta la leyenda que su alma continúa vagando perdida por el castillo porque tras su muerte no se cumplieron sus deseos (ser enterrada junto a su bebé y que su marido asistiese al funeral), y, como fantasma que es, lleva décadas dedicándose a atormentar a los visitantes. Vaya, que no es la primera vez que se sabe de ella o que se cree haber visto a su espíritu.

Se cree que el espíritu de La Dama de Gris vaga por Castillo de Dudley. (iStock)
Se cree que el espíritu de La Dama de Gris vaga por Castillo de Dudley. (iStock)

El periodista Peter Lewis, en la misma publicación, se posiciona como firme defensor de la veracidad de esta fotografía y argumenta que "hay demasiadas experiencias inquietantes y presencias inexplicables o alteraciones de la normalidad, que han sido registradas a lo largo de los siglos, como para que cualquiera pueda descartarlas como mera superstición o fraude".

Al margen de que esta imagen sea o no real –cuya aparición, curiosamente coincide con la llegada de la fiesta de los muertos, fantasmas y demás espíritus: Halloween–, el hecho es que el debate sobre la existencia o no de los espíritus, las apariciones y las visiones espectrales, lleva presente en nuestras vidas desde hace siglos, sin apariencia de que se le vaya a dar carpetazo de una forma sencilla. 

La existencia de los fantasmas: el eterno debate

Escépticos y creyentes se enfrentan cada poco en la eterna discusión sobre si existen o no los fantasmas. Lo que está claro, es que nos encanta hablar de ellos y plantearnos si verdaderamente están y, de ser así, por y para qué.

Para muchos hay pruebas fehacientes de que los fantasmas existen

Mientras los escépticos se aferran a teorías científicas basadas en la psicología o la neurociencia y argumentan sus posturas echando por tierra la veracidad de fotos en las que supuestamente aparecen presencias del más allá en base a reflejos, luces o destellos en las imágenes, los defensores de la existencia de espectros tienden a acusarles de tener miedo

Y es que para argumentar sus creencias cuentan con cientos de publicaciones divulgativas sobre la materia, imágenes con presencias inexplicables o interminables horas de psicofonías recogidas. Para muchos hay pruebas fehacientes de que los fantasmas existen.

De un lado o del otro, lo cierto es que el hecho de creer que haya espíritus entre nosotros y que tengan la capacidad de mostrarse de una u otra forma, es un tema que nos vuelve locos.

¿Por qué nos gusta pensar que existen los fantasmas? Cuatro teorías

Ante la "aparición" de la Dama de Gris y las diversas opiniones que ha generado, el periódico The Guardian ha recogido las teorías de cuatro escritores especializados en psicología de la religión para tratar de dar explicación a esta fascinación ancestral por la existencia de los fantasmas

1. Giles Fraser (sacerdote en Newington de Santa María en el sur de Londres, y colaborador de The Guardian)

Aunque se declara como no creyente en los fantasmas, trata de explicar el por qué del eterno miedo a su existencia a lo largo de la historia.

La verdad de los fantasmas es la forma en que representan nuestros miedos reales y legítimos

Para ello se remonta a una anécdota de principios del siglo XX cuando un antropólogo inglés visitó África para tratar de dar explicación a lo que consideraba "creencias primitivas".

Sin embargo, cuando preguntó a un aldeano si creía en los fantasmas le respondió que no sabía si creía pero que "tenía miedo de ellos". "Sabias palabras", opina Fraser.

Y es que el miedo a los fantasmas ha estado presentes en toda la historia de la humanidad pese a las explicaciones racionales y científicas que llevan años defendiendo su inexistencia.

Curioso el ejemplo que plantea en base a los dibujos de Scooby Doo, en los que en cada capítulo éste y Shaggy se aterrorizaban ante las apariciones de cualquier cosa inexplicable pese a los constantes argumentos tranquilizadores y realistas del personaje de Velma. "¿Son simplemente estúpidos? ¿O hay algo sobre el estilo de Velma de explicación que no aborda plenamente la continua ansiedad en la que se basa la serie?" Se plantea Fraser.

El sacerdote cierra su teoría con una reflexión: "la verdad de los fantasmas es la forma en que representan nuestros miedos reales y legítimos. Y en este sentido, los fantasmas son muy, muy reales".

2. María del Pilar Blanco (profesora de literatura española en la Universidad de Oxford)

En su teoría sobre el por qué de esta fascinación por el mundo de los espíritus que vagan por la Tierra, nos plantea que los fantasmas forman parte de la historia de cada lugar: "Representan cómo los individuos y grupos interiorizan su historia, y la forma en que a regañadientes se aferran a hechos pasados inquebrantables".

Si bien pueden estar relacionados con el pasado, los fantasmas perduran y se renuevan por el imaginario cultural del presente

Menciona la literatura, la historia o la ciencia, para explicar que los fantasmas están presentes en todos los ámbitos y disciplinas a nivel internacional: "Espiritismo y otras doctrinas como la teosofía se extendieron desde los Estados Unidos y Europa a los rincones más lejanos del mundo, llegando a Cuba, Argentina y la India".

La profesora se muestra convencida de que sus historias perdurarán siempre y se continuarán generando nuevas leyendas y creencias. Y expone para ello ejemplos contemporáneos que van desde el fantasma de Prudencio Aguilar de la novela Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, hasta las cintas de video embrujadas de la película de terror japonesa The Ring. "Si bien pueden estar relacionados con el pasado, los fantasmas perduran y se renuevan por el imaginario cultural del presente".

3. Kira Cochrane (periodista de The Guardian)

Su explicación parte de la experiencia personal: nunca ha visto un fantasma.

Sin embargo su madre sí, y cuenta la historia que ella le transmitió. Parece ser que se le apareció su difunto marido al lado de su cama mientras amamantaba a su hermano pequeño nacido meses después de su muerte. No sólo se mostró, además habló: "'Vine a verlo', dijo, señalando a su hijo y homónimo".

Habla también de cómo otros conocidos han pasado por experiencias similares tras el fallecimiento de algún ser querido y se plantea una pregunta: "¿Quién sabe a qué se deben estas apariciones; son una emanación de la nostalgia, el amor o la esperanza que necesitan?"

Cochrane centra su teoría para explicar el por qué muchas personas creen –e incluso experimentan– en este tipo de apariciones, en torno a las circunstancias relacionadas con la pérdida de un ser querido, y opina que "quizás vemos fantasmas porque nos ayudan a ajustar".

4. Christopher French (jefe de la Unidad de Investigación de Psicología Anomalistic en Goldsmiths, Universidad de Londres)

Parte de la base del escepticismo. French argumenta que la existencia de fantasmas no tiene sentido desde una perspectiva psicológica o científica y opina que "la idea de que algún tipo de conciencia podría sobrevivir a la muerte corporal es totalmente contraria a la neurociencia moderna".

El miedo a nuestra propia mortalidad juega un papel importante en la creencia en los fantasmas

Sin embargo, y ante una realidad de creencias ancestrales en las apariciones espirituales, no deja de preguntarse "¿qué podría explicar el hecho de que tanta gente cree en fantasmas y que exista una minoría considerable que se han encontrado personalmente un fantasma?".

French plantea en su teoría que existen situaciones reales que pueden deberse a fenómenos naturales y que muchos atribuyen a fuerzas espirituales, como, por ejemplo, cuando se ven rostros y figuras en las sombras o se escuchar ruidos durante la noche.

Habla también de "experiencias anómalas comunes pero aterradoras" como las sensaciones corpóreas y mentales que podemos padecer todos entre el sueño y la vigilia, y que también son muchas veces interpretadas como experiencias fantasmales. En su opinión "aunque puede ser aterrador, la parálisis del sueño es esencialmente inofensiva".

Como ocurría con las teorías de Cochrane, Fraser o Blanco, éste también se remite al miedo para explicar el por qué de la fascinación humana por la inmortalidad de los espíritus: "El miedo a nuestra propia mortalidad juega un papel importante en la creencia en los fantasmas".

"La mayoría de nosotros queremos creer desesperadamente en la vida después de la muerte", y el hecho de que existan los fantasmas, por mucho miedo que pueda generarnos, "parece ser el mejor apoyo para esa creencia". 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios