Las cinco formas de pensar tóxicas que acaban con las relaciones de pareja
  1. Alma, Corazón, Vida
DEJA DE ESPECULAR

Las cinco formas de pensar tóxicas que acaban con las relaciones de pareja

Existe una serie de conjeturas respecto al comportamiento de nuestra pareja que hemos de procurar desechar en beneficio de nuestra relación

La escuela europa TISOC Coachingha hecho público hoy un análisis sobre cómo las relaciones de pareja pueden enturbiarse e incluso fracasar por el alcance de las especulaciones de sus miembros.Pedro Palao Pons, coach Personal y Experto en Comunicación de TISOC Coaching, Facilitador entre otros cursos del Taller Coaching & Love, apunta a una serie de conjeturas que hemos de procurar desechar en beneficio de nuestras relaciones de pareja. “Reconcomerse especulando sobre cosas que simplemente desconocemos es una tarea extenuante que, además de no reportar ningún beneficio, nos aleja de nuestra pareja”.

La falta de comunicación en la pareja es, según este especialista, el verdadero talón de Aquilesde las parejas.“Cuando observamos algún comportamiento extraño en nuestra pareja, lo mejor es abordarlo directamente. Algo tan sencillo como preguntar a nuestra pareja si le sucede o preocupa algo soluciona el 90% de los problemas antes incluso de que lleguen a producirse”.

1. A mi pareja le pasa algo

Desde hace unos días está rara y esquiva. ¿Qué le estará pasando? Te proponemos que cambies la pregunta.En vez de generar ‘basura mental’ intentando descubrir qué le ocurre, pregúntale directamente: “¿Qué te pasa?” Puede que su respuesta no te guste, pero desde el momento en que la escuches ya no tendrás que inventar respuestas, solo enfrentarte a la realidad.

2.¿ Y sí...?

¿Y si no le gusta? ¿Y si se molesta? ¿Y si se enfada?¿Y si...? Solo la evidencia y la acciónpueden dar respuesta a esas especulaciones. A veces el temor, la inseguridad, la timidez o el exceso de prudencialimitan y coartan nuestro modo de actuar en pareja. ¿Y si... lo intentamos de otra manera?

3. Me va a decir que...

¿Tenemos el don de la premonición? Cada vez que especulamos acerca de que dirá nuestra pareja si le planteamos alguna cuestión delicada estamos anticipándonos sin necesidad y complicándonos la vida gratuitamente. Y aunque a veces podemos intuir -y hasta acertar- qué sucederá, presuponer cuál será su reacción, ese ejercicio solo sirve para generar un ruido mental que nos aparta de la realidad y nos hace enmudecer. Así quepodemos elegir entre especular e inventar qué nos diráno hablar y escuchar lo que nos dicen realmente.

4. Seguro que ahora mismo está pensando…

¡Ah! ¿Que además somos telépatas? Tanto quecreemos saber de antemano lo quepiensa la otra persona sobre las cuestiones que nos preocupan. Y es que suele ser más fácil ‘pre-ocuparnos’ que ocuparnos. Es más cómodo meternos en la cabeza del otro que en la nuestra, porque, a priori, es más sencillo controlar el pensamiento ficticio de los demás que pasar a la acción.

5. ¡Ay, si yo hubiera...!

Actuado de esta manera, dicho esto otro…Conjugar el condicional sobre lo hecho o no hecho no nos aportará nada.Lo importante no es lo que “podría haber pasado si...”; lo relevante es lo quepasó realmente, lo que hiciste y dijiste. Esa es la herramienta de aprendizaje y la que nos permitirá dejar de perder el tiempo en pasados virtuales e invertirlo en futuros posibles.

Sexualidad Relaciones sexuales Amor Relaciones de pareja Matrimonio
El redactor recomienda