CÓMO MEJORAR TU IMAGEN

La frase que debes utilizar siempre si quieres parecer amable y educado

El comodín perfecto para utilizar en una conversación cuando se pretende parecer cortés y caer simpático a un desconocido se compone de sólo seis palabras

“¡Guau! Eso tiene que ser duro”. Sólo con pronunciar estas seis palabras es suficiente para generar un efecto de empatía en el interlocutor, por lo que se convierte en el comodín perfecto para utilizar en una conversación cuando se pretende parecer cortés y caer simpático a alguien a quien apenas se conozca. Aunque parezca una frase, esconde una gran carga simbólica de adhesión a lo que nos están contando, algo que seduce y le encanta hasta al menos narcisista. ¿Por qué?

Como explicaba el escritor Paul Ford en una entrada publicada en la plataforma de blogging Medium, prueben a preguntarle a un desconocido por su trabajo o por sus hijos, luego díganle esta frase y verán cómo entablan una conversación cercana con ustedes como si los conociesen de toda la vida. La carga de empatía que tiene dicha frase funciona a la perfección en una sociedad en la que todo el mundo se mira el ombligo, cree que su trabajo o sus obligaciones son las más duras del mundo, y agradece que los demás se lo reconozcan.

Todo el mundo tiene sus problemas y que el interlocutor los considere como tales genera una especie de efecto terapia

Parece una contradicción que una frase a priori negativa, casi compasiva con la vida del interlocutor, genere empatía. Sin embargo, todo el mundo tiene sus problemas y que el interlocutor los considere como tales genera una especie de efecto terapia. El simple hecho de contar nuestras cuitas nos produce una sensación de liberación. Expresar lo que para nosotros es un problema, desahogarse y compartir los sufrimientos ya es una terapia. Si a esto le añadimos a alguien que nos escucha activamente y parece comprendernos entonces nos abriremos con él y lo consideraremos como alguien cordial y simpático.

La importancia social de la empatía

Ford aún añadía otro punto fuerte a su frase comodín para triunfar en los ágapes o recepciones en las que no se conoce al resto de participantes. Apenas tienes que revelar nada sobre ti mismo. Y es que sólo con hacer las preguntas adecuadas, saldrás muy bien parado. Mejor saber escuchar y quedar así bien que meter la pata soltando alguna boutade o un comentario políticamente incorrecto con alguien del que ni conocemos su ideología ni si es un simple trabajador o el mandamás de turno.

La empatía funciona como aglutinante social y sirve para crear relaciones armoniosas entre personas

La escucha activa permite a los demás liberar tensiones, los tranquiliza y los hace sentir más valorados, por lo que se sentirán bien después de contarte sus penas. Una sensación placentera que relacionará directamente con tu persona. Por otra parte, desde la psicología se ha definido la empatía, esa identificación afectiva con el estado de ánimo del otro, como un aglutinante social, una fuente para generar redes cooperativas entre personas, para que fructifique la correcta convivencia social y, en definitiva, para crear relaciones armoniosas entre personas.

La importancia de generar empatía no acaba aquí. Según han concluido varios estudios psicológicos, este rasgo de la personalidad se relaciona con la capacidad para perdonar a los demás. Asimismo, aumenta la solidaridad y generosidad, unas actitudes cada vez menos presentes en las sociedades modernas.

El principio de una buena amistad

Una investigación llevada a cabo por psicólogos del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Michigan determinó que desde los años 70 la sociedad era cada vez menos empática. Tanto es así que en este otro estudio basado en estos datos y publicado en la prestigiosa revista Science concluía que los jóvenes debían leer más literatura de ficción para compensar su falta de empatía.

Lo que sí está claro, leamos más o menos literatura de ficción, es que utilizando la frase comodín propuesta por Ford (“Wow. That sounds hard”, que podría traducirse como “¡Guau! Eso tiene que ser duro”) tendremos muchas más papeletas para que las personas tengan una opinión positiva de nosotros. Al fin y al cabo, el comportamiento cortés o los buenos modales no son más que una forma de mostrar a los demás que nos preocupamos por ellos, en ocasiones, con la finalidad de cuidar nuestra imagen o posición social. Asimismo, pueden ser el principio de una buena amistad.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios