Los ‘selfies’ sexuales llegan a la política: “son degradantes para las mujeres”
  1. Alma, Corazón, Vida
“LOS DIRIGENTES DEBEN PARECER MÁS HUMANOS”

Los ‘selfies’ sexuales llegan a la política: “son degradantes para las mujeres”

Hace unos meses, la concejal Karen Danczuk comenzó a subir una larga serie de ‘selfies’ que mostraban sin prejuicios un generoso escote

placeholder Foto: Karen Danczuk y Louise Mench se han enzarzado en una agria polémica en las redes sociales. (Twitter/Reuters)
Karen Danczuk y Louise Mench se han enzarzado en una agria polémica en las redes sociales. (Twitter/Reuters)

“La mujer de César no sólo debe ser honrada, sino también parecerlo”, reza el dicho popular que, no nos engañemos, desprende cierto tufillo machista.La frase que recoge Plutarco probablemente tenía otra intención cuando fue pronunciada por el líder romano, pero sugiere que la mujer del dirigente debe mantener una rectitud en su comportamiento y apariencia para garantizar la credibilidad de su esposo. Hoy en día, y dado el peso cada vez mayor que tienen la apariencia y la familia en la política, la esposa del candidato se encuentra tan sometida a escrutinio público como su marido.

Una serie de fotografías en la red ha hecho saltar dicha concepción por los aires y ha reabierto la polémica sobre la objetificación de la mujer. Hace unos meses, Karen Danczuk, concejal del distrito de Rochdale y esposa del miembro laborista del parlamento inglés Simon Danczuk, comenzó a subir una larga serie de ‘selfies’ que mostraban sin prejuicios un generoso escote. No fueron las únicas. En su cuenta de Twitter abundan las instantáneas de pies playeros (un clásico de las redes sociales), desayunos suntuosos o algunas de las canciones preferidas de Karen. No pasó mucho tiempo antes de que los periódicos británicos se hiciesen eco de las fotos más picantes, a lo que la protagonista reaccionó con naturalidad.

Los tiempos están cambiando, las cosas son diferentes ahora. Muchas chicas y jóvenes me han dicho que soy una inspiración”, declaraba a los medios británicos. “Los políticos necesitan ser más accesibles, quiero mostrar que simplemente soy humana”, concluía. Respecto a la opinión de su marido sobre su comportamiento en las redes sociales, reconoció que a este le parecían bien, pero que le molestaba la actitud de muchos de sus críticos: “La gente que dice que debería comportarme de cierta manera porque soyla mujer de un miembro del parlamento es insultante”, se quejaba. “Soy concejal y soy una persona. Hay un lugar y un tiempo para todo. No acudiría a una reunión del ayuntamiento en un vestido de cocktail”.

Tories contra laboristas… en internet

No todo el mundo parece compartir el entusiasmo de Danczuk. La última de ellas ha sido Louise Mensch, una tory que formó parte del parlamento entre 2010 y 2012, y que en una columna publicada en The Sun señaló que el comportamiento de su rival política (“la esposa más vergonzante de Westminster”) era degradante para las mujeres. “No puede dejar de publicar fotografías de su escote en Twitter, denigrando a las que nos dedicamos a la política”, se quejaba. Además, señalaba en Twitter que Danczuk fomentaba dicha situación promocionando las noticias que reproducían sus fotos en páginas eróticas como Zoo.

La respuesta de la concejal no se hizo esperar, y respondió con un irónico “buen artículo”, al que acompañó con la siguiente reinvidicación: “Por cierto, soy más que una esposa. ¡Es 2014!” Poco después, y sin referirse a Mensch, publicó un comentario en el que recordaba que “si las mujeres dejasen de pisotearse unas a otras quizá habría más mujeres en lo alto. Algunas no pueden evitarlo”. La controversia siguió con un par de acusaciones más en la que la laborista recomendaba a la tory estar obsesionada con sus pechos, pero las dos posiciones habían quedado ya suficientemente claras. Una abogaba por una visión más responsable de la mujer política, y la otra, por una libertad que las permitiese hacer lo que deseasensin tener que responder a viejas ideas sobre la imagen pública.

Mientras Danczcuk reconoce que muestra bastante en sus instantáneas (“estoy gordita y es lo que hay”), también recuerda que estas ofrecen el mensaje de que cada cual debe estar feliz con lo que tiene. Desde luego, no se puede negar que se trata de una interesante estrategia de promoción política, que le ha hecho aparecer por encima de su ya célebre marido en los medios de comunicación británicos. Simon es conocido en Gran Bretaña por haber investigado los abusos sexuales de su predecesor en el Parlamento de Rochdale, Cyril Smith, al que describió como “un pedófilo depredador que se fijaba en los niños más vulnerables”. Karen, por su parte, tiene 10.400 seguidores en Twitter, y se muestra muy orgullosa de ello.

Mujer Redes Sociales Sexismo Selfie Política
El redactor recomienda