ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

¿Los hombres son mejores jefes? Verdades y mentiras sobre las diferencias entre sexos

El mundo laboral es un lugar común en el que se reproducen con frecuencia los estereotipos de género, pero ¿qué es mito y qué es realidad?

Foto: Remarcar las diferencias entre hombres y mujeres es una afición común que llega a su máximo esplendor en el trabajo. (Corbis)
Remarcar las diferencias entre hombres y mujeres es una afición común que llega a su máximo esplendor en el trabajo. (Corbis)

El mundo laboral es un lugar común en el que se reproducen con frecuencia los estereotipos de género. La clásica guerra de sexos se fundamenta en frases hechas que, en la mayoría de ocasiones, están completamente alejadas de la realidad. Remarcar las diferencias entre hombres y mujeres es una afición común que llega a su máximo esplendor en el trabajo. La educación suele reproducir estos postulados, una suerte de construcción social que, a base de repetirse, se asume como verdadera y hombres y mujeres representan el rol que se les ha dado.

Para aclarar qué afirmaciones son ciertas y cuales son mentira, el psicólogo social Laurent Bègue ha revisado las conclusiones de diversos estudios científicos en un artículo publicado en Psychologies. Hay más de una sorpresa.

Los hombres dirigen mejor que las mujeres: falso

Los roles de género empujan a los hombres a esconder sus sentimientos y a las mujeres a sobreactuar

Ningún estudio científico ha corroborado que las diferencias de género en cuanto al liderazgo. “Las mujeres ni abogan más por el consenso ni son menos autoritarias que los hombres cuando se encuentran en una situación de poder”, asegura Bègue. Históricamente, se suelen establecer “estereotipos compensatorios” cada vez que un grupo determinado se asienta sobre una posición dominante. Por tanto, añade, “los prejuicios y los estereotipos se centran en legitimar la estructura social imperante”.

Cuando se contradicen estos lugares comunes, ya sea por parte de un hombre como de una mujer, el resto del grupo lo interpreta como una “traición de género”. Como forma de “castigo”, si una mujer tiene dotes de liderazgo y sabe imponer su autoridad se dice que ella es poco sensible, que está negando su feminidad. Sin embargo, si el que ejerce el liderazgo es un hombre, a nadie se le ocurre afirmar que es un tirano insensible. Y es que en una sociedad en la que siguen existiendo retazos de patriarcado que sea una mujer la que dirige, por ejemplo, una empresa, se interpreta como un acto casi subversivo.

Las mujeres son más capaces de realizar multitareas, los hombres no: falso

Si una mujer tiene dotes de liderazgo y sabe imponer su autoridad se dice que ella es poco sensible, que está negando su feminidad

Cuando se ha medido la capacidad de hombres y mujeres para realizar varias tareas a la vez no se han encontrado diferencias sustanciales. “Ni las mujeres están más dotadas para las multitareas ni, a priori, son más organizadas que los hombres”, asegura el sociólogo. De todos modos, fragmentar el tiempo por tareas es mucho más útil y rápido que tratar de hacerlo todo al mismo tiempo. Además, la multitarea provoca que seamos menos eficientes y que presentemos peores resultados, pues se degrada nuestra capacidad de atención y concentración.

Los hombres se estresan más que las mujeres: verdadero

Ya sea por la educación recibida o por el papel que deben asumir las mujeres que son madres y trabajan, éstas suelen resistir mejor a la presión del día a día. El último metaestudio realizado sobre esta cuestión, que analiza los resultados de cinco investigaciones diferentes, llega a la conclusión de que las reacciones fisiológicas de las mujeres varían menos en el trabajo que las de los hombres. Al estudiar el ritmo cardiaco, la presión arterial, la sudoración o la tensión muscular se ha podido comprobar que las mujeres son menos sensibles a las situaciones de estrés laboral.

Las mujeres son más sensibles que los hombres: falso

Ni las mujeres están más dotadas para hacer varias cosas a la vez ni, a priori, son más organizadas que los hombres

Los resultados de un estudio que analizaba la reacción emocional de hombres y mujeres ante el llanto de un bebé demostraron que ellos sentían mayor empatía que ellas, al igual que cuando se encuentran ante otra persona que está sufriendo. Otra cosa bien diferente, advierte el sociólogo, son los roles de género que nos obligan a sobreactuar, en el caso de las mujeres, o a esconder ciertos sentimientos, en el caso de ellos. Los hombres nunca lloran, pero porque no está bien visto.

Los hombres se valoran más a sí mismos que las mujeres: verdadero

El único estereotipo de la lista que ha sido ratificado científicamente. Los hombres se valoran más y son más hábiles a la hora de demostrar sus capacidades y, por tanto, para pedir un aumento de sueldo y medrar profesionalmente. Un hecho que quizá ayude a entender mejor la sobrerrepresentación de los hombres en los puestos laborales de mayor cualificación, aunque las causas de la discriminación laboral son muchas y más complejas. De hecho, un estudio llevado a cabo por el portal de búsqueda de empleo Jobintree.com concluyó que una por cada mujer que enviaba un currículum para participar en el proceso de selección de un puesto de dirección lo hacían tres hombres. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios