ENTREVISTA CON UN 'IRON MAN' ENTRE FOGONES

Entrena triatlón con Paco Roncero, un chef con dos estrellas Michelín

Paco Roncero, el chef con dos estrellas Michelin, encuentra aún tiempo para entrenar e intentar retos que no están al alcance del común de los mortales

Foto: El chef Paco Roncero encuentra en el deporte la energía necesaria para afrontar jornadas de trabajo interminables. (EFE)
El chef Paco Roncero encuentra en el deporte la energía necesaria para afrontar jornadas de trabajo interminables. (EFE)

Paco Roncero, el chef con dos estrellas Michelin al frente de La Terraza del Casino, los Gastrobares Estado Puro y el restaurante más caro del mundo, ‘Sublimotion’, encuentra aún tiempo para entrenar e intentar retos deportivos que no están al alcance del común de los mortales. Es también su vía de escape: el entrenamiento le da la energía necesaria para afrontar jornadas de trabajo interminables.

PREGUNTA- Haces triatlón pero ¿cuál es tu deporte de referencia?

RESPUESTA- Yo empecé corriendo y lo que de verdad me gusta es correr, pero como nos pasa a todos, las lesiones, las malditas lesiones, te obligan a cambiar de disciplina, si no puedes correr, tienes que hacer otros deportes en el que las lesiones no se agraven, en mi caso sufro de la espalda y, gracias a eso descubrí la bici. Al principio lo hacía como un mal menor, pero he descubierto un deporte que me encanta. Ahora soy capaz de estar encima de la bici haciendo kilómetros y kilómetros y disfruto muchísimo.

P- ¿A pesar de las lesiones sigues entrenando a tope?

Este año quiero hacer dos medio iron man, uno completo y correr la maratón de Nueva York

R- Sí, de hecho por la lesión de espalda, el médico no me deja hacer deporte a lo bestia, pero este año tengo varios retos que tengo que cumplir, así que le haré caso a partir del año que viene.

P- ¿Cómo planificas la temporada?

R- Este año tengo varios retos; quiero hacer dos medio iron man, un iron man completo y correr la maratón de Nueva York. Sí, ya he hecho el medio iron man de Málaga, quiero hacer el de Vitoria y el iron man de Callela, nada de hacer marcas, solo salir a disfrutar.

P- ¿Cuando dices salir a disfrutar a qué te refieres?

R- En Málaga tuve muy mala suerte, me despisté y nadé muchos más metros de la cuenta, en la bici pinché y al final me fui creo que a 5 horas 38 minutos.

P- ¿Tienes entrenador o te preparas tú solo?

R- Sí, tengo un entrenador que me planifica la temporada y los entrenamientos, pero por el trabajo me cuesta mucho conseguir hacer todo lo que él me manda.

P- ¿Cuáles son tus entrenamientos de referencia que puedes trasladar a nuestros lectores?

R- Bueno al deporte que más importancia le doy es a la bicicleta, es lo que me pone más a tono, el que más me ha hecho evolucionar; con la bici hago dos tipos de entrenamiento que son los que me ponen más a punto.

Si no puedes correr tienes que hacer otros deportes en el que las lesiones no se agraven, en mi caso sufro de la espalda y, gracias a eso descubrí la bici

Entre semana, hago series al máximo de mi VO2, subiendo Garabitas en la Casa de Campo durante hora y media; este entrenamiento te pone fuerte, fuerte. Y luego, los fines de semana, hacemos un recorrido que nos gusta mucho para preparar el iron man, que es de Cerceda a Soto, son solo 22 kilómetros lineales pero que hacemos muchas veces, hasta completar entrenos de 140 a 150 km.

Con la carrera, me gusta mucho hacer la tapia de la Casa de Campo, y hago entrenamientos de intervalos y rodaje a ritmos arrancando a 5.15 el kilómetro, incluso hasta 5.30, durante los primeros 5 kilómetros a este ritmo y luego durante los 10-11 restantes vas aumentando el ritmo para acabar corriendo a 4.30; es que me da igual hacerlo más rápido, lo malo es que mis colegas van a saco, pero prefiero ser precavido y cuidar mi espalda.

En cuanto a la natación sólo nado, sin series, hago los kilómetros que sean, pero sin hacer series.

P- ¿Cómo planificas los entrenos de la semana?

Mi entrenador me planifica siete días de entrenamiento, pero sé que siempre fallo uno o dos por el trabajo.

P- ¿Cómo lo distribuyes?

R- Los lunes, hago natación solo; el martes bici; los miércoles corro; el jueves subo a la bici y nado; los viernes suelo salir a correr muy tranquilo, es más un ‘descanso activo’ 35-40 minutos de rodaje suave; y los sábados y domingos, bici a saco, y el domingo como te decía, 150 kilómetros.

P- ¿Haces gimnasio?

Donde peor me desenvuelvo es en el agua, para mí es un trámite, nado porque no queda otra cosa

R- Durante la primera fase de la preparación sí hago gimnasio, luego ya no como un entrenamiento específico, sino que el día que no puedo entrenar bajo al gimnasio y hago media hora de ejercicios específicos.

P- De las tres disciplinas, ¿cuál es la que más y la que menos te gusta?

R- Sin duda, donde peor me desenvuelvo es en el agua, para mí es un trámite, nado porque no queda otra cosa, luego en la bici y en la carrera no me defiendo mal. Donde mejor voy ahora es en la bici, porque es a la que le dedico más horas. En la natación solo nado durante el tiempo que haga falta, pero no hago series.

P- ¿Cuándo vas por carretera encima de la bici, no te da respeto circular con los coches?

R- Como a casi todo el mundo, me da cierto miedo o respeto salir a carretera, por eso trato de ir por carreteras en que hay muchos ciclistas y así parece que la gente tiene un poco, sólo un poco más de respeto por los ciclistas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios