La frase de cuatro palabras que más te puede ayudar en tu carrera profesional
  1. Alma, Corazón, Vida
cómo jugar bien tus cartas en el trabajo

La frase de cuatro palabras que más te puede ayudar en tu carrera profesional

En un mundo laboral en el que cada vez hay perfiles más profesionalizados y menos oferta, en ocasiones el paso del éxito al fracaso son pequeños detalles

Foto: Jeff Haden muestra la importancia que tiene el lenguaje en el mundo laboral. (iStock)
Jeff Haden muestra la importancia que tiene el lenguaje en el mundo laboral. (iStock)

Actualmente en el mundo laboral hay numerosos perfiles con grandes similitudes entre sí. Por estas razones,muchas veces el éxito o fracaso de una carrera profesional depende de pequeños matices que van más allá del nivel de esfuerzo o de las actitudes y aptitudes respecto al trabajo, pues estas pueden ser especialmente parecidas entre varios trabajadores.

El escritor fantasma (vulgarmente conocido como "negro") y Linkedin Influencer Jeff Haden ha compartido en su perfil un pequeño consejo que puede tener más importancia de lo que parece. Este es, ni más ni menos,la importancia del buen uso de las palabras.

Haden afirma que un determinado empleo de palabras respecto a otras ofrece resultados totalmente diferentes. Para este autor estadounidense son especialmente importantes las cuatro siguientes palabras: “Por favor, ¿Puedes ayudarme?”.

Las razones que expone Haden es que, a diferencia de los niños, los adultos somos maduros, inteligentes y experimentados. Además, en aquellas situaciones en las que se necesita ayuda suele buscarse inconscientemente una fórmula en la que, pese a tener la necesidad de que alguien te eche un cable, se ensalce nuestra figura y labor.

El ejemplo que pone para visualizar este problema es el siguiente: llegas a la oficina, necesitas que un compañero te eche una mano para una presentación y dices: “Estoy preparando una charla TED para la semana que viene y mis diapositivas necesitan algún retoque”.

Con una frase así, en realidad estás protegiendo tu ego y mostrando tu aparente importancia pese a necesitar ayuda externa. Además, en ningún momento has preguntado si alguien está dispuesto a echarte un mano, solo has manifestado tu intención de que alguien lo haga.

Mejor ensalzar al otro

La mejor forma de pedir ayuda cuando la necesites(da igual el tipo o importancia de tu necesidad), es decir “por favor, ¿puedes ayudarme?” de forma sencilla y humilde. Raro sería no obtener una respuesta similar a “claro”, “¿qué necesitas?”o “lo intentaré”.

Además de dejar a un lado tu ego, no estás situándote por encima de la otra persona e, incluso, puedes causar mayor atención al no contar toda la información. También, al decir que no sabes hacer algo, estás diciendo implícitamente a la otra persona que ella sí y que la respetas, lo que probablemente provoque una mejor reacción por su parte.

Por otro lado, estás mostrando a tu compañero que estás dispuesto a escucharle pero que la capacidad de decisión sobre ello es solo y exclusivamente de él, porque tú, en realidad, le has preguntado si está dispuesto a ayudarte.

En definitiva, con estas cuatro sencillas palabras además de no estar mostrando debilidad, estás consiguiendo que no se te vea como alguien prepotente, estás mostrando tu respeto, dejas al otro en buen lugar al verse capacitado para ayudar al resto y estás demostrando tu predisposición a aceptar sus consejos.

Y, por supuesto, no te olvides del “muchas gracias”. Estas dos palabras son el mejor broche para cerrar una conversación.

Laboral Trabajo éxito profesional
El redactor recomienda