PARA PROTEGER EL ORGANISMO de forma natural

Los mejores superalimentos para consumir durante el verano

Los alimentos mágicos no existen y el único secreto del equilibrio alimentario reside en la variedad y en la proporcionalidad. Sin embargo, las propiedades de algunas

Foto: Para aprovechar al máximo las propiedades de estos alimentos, lo mejor es que provengan de los mercados locales, especialmente de agricultura ecológica. (iStock
Para aprovechar al máximo las propiedades de estos alimentos, lo mejor es que provengan de los mercados locales, especialmente de agricultura ecológica. (iStock

Los alimentos mágicos no existen y el único secreto del equilibrio alimentario reside en la variedad y en la proporcionalidad. Sin embargo, las propiedades de algunas frutas y verduras pueden ser muy beneficiosas para proteger el organismo, sobre todo en esta época del año en la que la deshidratación, junto a las intoxicaciones alimentarias y las quemaduras por los rayos solares, son algunos de los problemas de salud más habituales.

Basándose en la guía de los Cien mejores alimentos para su salud, del nutricionista galo Laurent Chevallier, hemos seleccionado algunos de los alimentos más beneficiosos para consumir durante el verano. Todos ellos destacan por ser asequibles, representar una rica fuente de vitaminas, antioxidantes y otros nutrientes, así como por ser poco calóricos y protectores contra las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o el alzhéimer.

El tomate

Las propiedades del tomate, principalmente gracias al licopeno que contiene, permiten reducir entorno al 25% el riesgo de contraer tumores en la próstata. Un potente antioxidante que ralentiza el envejecimiento de la piel y neutraliza también los efectos nocivos de los rayos ultravioleta. Para aprovechar al máximo todas sus propiedades, los mejores tomates son aquellos que provengan de los mercados locales, especialmente de agricultura ecológica.

Coles, brócoli y coliflor

Las cerezas reducen de de manera significativa los niveles de ácido úrico, gracias a su alto contenido en antocianinas

Estas verduras han demostrado en diferentes estudios nutricionales sus beneficios preventivos contra diferentes tipos de cáncer, como el de estómago, colon, pulmón, próstata y mama. El brócoli fortalece y mejora las funciones musculares del corazón, reduce los niveles del colesterol malo y aumenta los del bueno. Las mejores formas de cocinar estos alimentos son al vapor o en wok. Si se hierven pueden llegar a perder hasta el 75% de sus propiedades anticancerígenas. En caso de que así nos resulten difíciles de digerir, la alternativa pasa por consumirlos en pequeñas cantidades.

Frutos del bosque

(iStock)
(iStock)

Frambuesas, arándanos, fresas, grosellas o moras son una extraordinaria fuente de polifenoles, vitamina C, fibra y minerales, algunos de los mejores antioxidantes que pueden consumirse. Más concretamente, las bayas destacan por sus propiedades anticancerígenas, pero también antienvejecimiento, mientras que las cerezas reducen de de manera significativa los niveles de ácido úrico, gracias a su alto contenido en antocianinas. 

Pescado azul

El atún, las sardinas, las anchoas o el arenque no sólo proporcionan omega-3, que protege contra las enfermedades cardiovasculares, sino que tienen la ventaja sobre otros pescados de contener una menor concentración de mercurio.

Lentejas, garbanzos o guisantes

Los antioxidantes que contienen los tomates ralentizan el envejecimiento de la piel y neutralizan los efectos nocivos de los rayos UV

Ricas en fibra, estas legumbres ralentizan la absorción de azúcares y los transforman en energía. Asimismo, su consumo se ha asociado con una disminución del riesgo de desarrollar problemas cardiacos, así como del envejecimiento temprano de la piel. Baratos y nutritivos, en esta época del año pueden consumirse en ensaladas.

Aceite de linaza y oliva

Una o dos cucharadas soperas por día, para aliñar los alimentos de una ensalada, por ejemplo, son suficientes para restablecer los niveles de los ácidos grasos omega-6, que el organismo suele gastar en exceso debido a la ingesta de alimentos procesados. Este tipo de aceite protege las arterias y el corazón, gracias a su acción antiinflamatoria. En lo que se refiere al aceite de oliva virgen extra, destaca por su contenido en polifenoles y vitamina E.

Ajo y cebolla

(iStock)
(iStock)

Numerosos estudios han revelado el papel preventivo de la cebolla y el ajo sobre el cáncer de colon, estómago e intestino. Asimismo, el consumo de ajo es beneficioso para reducir los niveles de colesterol malo.

Granadas

Esta fruta es una de las más nutritivas y su consumo diario ralentiza el envejecimiento de la piel, protegiendo contra las arrugas, las manchas causadas por el sol o los nocivos efectos de los rayos uva. Es beneficiosa para prevenir el cáncer de próstata y de pecho. En zumo, acompañando platos dulces o en ensaladas, las granadas siempre pueden aportar un toque alegre a las ensaladas veraniegas.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios