Los CEO que más cobran son los menos rentables para sus compañías
  1. Alma, Corazón, Vida
LA ACTITUD CAMBIA, PERO A PEOR

Los CEO que más cobran son los menos rentables para sus compañías

La relación entre un alto salario y un rendimiento bajo es exponencial. Los que cobraron un 10% más de la media consiguieron un 10% menos de ingresos

Cuanto mayor es el sueldo de un nuevo CEO, peor será la cuenta de resultados de su compañía, al menos, durante los siguientes tres años. Esta es la principal conclusión de un estudioelaborado por la Escuela de negocios David Eccles y la Universidad de Cambridge. La muestra analizada incluye a los directores ejecutivos y consejeros delegados de 1.500 empresas que cotizan en bolsa.

La relación entre un alto salario y un bajo rendimiento no sólo es directa, sino también lineal. Aquellos que cobraron un 10% más de la media cerraron los tres siguientes años fiscales con un 10% menos de ingresos que la media de sus competidores. Por ende, cada subida porcentual de cinco puntos en el sueldo se corresponde con un descenso similar de los beneficios en las empresas para las que trabajan. De hecho, los 150 CEO mejor pagados fueron los que peores resultados proporcionaron a sus compañías.

Tanto es así, que los picos de menores ingresos coincidieron con aquellos en los que el salario del CEO fue más alto, según se desprende de la comparativa histórica que llevaron a cabo los investigadores entre los años 1994 y 2003. Unos resultados que ponen en entredicho la clásica justificación de la brecha salarial entre directivos y los empleados en base al mayor valor generado por aquellos.

Unas diferencias que en España llegan a ser 90 veces el salario, o lo que es lo mismo: ocho días de trabajo de un subordinado para igualar lo que gana un consejero delegado en apenas una hora(594 euros de media). Según concluye el último informede la Federación Europea de Empleadores, España ocupa la cuarta posición en el ranking de los países europeos con la brecha salarial más pronunciada.

Las causas psicológicas del bajo rendimiento

Los resultados de este estudio no sólo relevan los efectos negativos de los salarios desorbitados en la cuenta de resultados, sino en la motivación de los CEO. En lugar de provocar una mayor motivación en base a un mayor salario, parece justo lo contrario. Sin embargo, se trata de una cuestión mucho más compleja sobre la que los investigadores han lanzado sus propias hipótesis.

Para Michael Cooper, profesor en la Escuela de negocios David Eccles y uno de los autores del estudio, este fenómeno se resume en un exceso de confianza. Es decir, los CEO que cobran cantidades astronómicas tienden a ser menos autocríticos y a imponer sus decisiones sin contar con su equipo. “Suelen ignorar las críticas y se creen siempre en la posesión de la razón absoluta”, según apuntaba en una entrevista en Forbes. Como resultado, ni las inversiones son siempre las mejores ni los proyectos desarrollados logran obtener la rentabilidad que se les presuponía.

Otra de las hipótesis ofrecidas por los investigadores para explicar los resultados del estudio es que no son siempre los profesionales mejor cualificados los que escalan a lo más alto de una compañía. En otras ocasiones, más allá de las actitudes, lo que se valora es que los CEO sean conciliadores y capaces de conjugar un apoyo fuerte en las juntas de accionistas, añade el profesor. Una situación por la que los miembros de la junta directiva serían más propensos a estar de acuerdo con decisiones que no tienen por qué ser las más acertadas.

Sin propuestas ni soluciones

Aunque el estudio no ofrece soluciones para revertir esta situación, Cooper señala que algunos expertos financieros han propuesto vincular los salarios a los beneficios. Sin embargo, se trata de un campo en el que existe mucho ruido pero poca experimentación. Así, entre las pocas corrientes de pensamiento alrededor de esta cuestión la que más destaca se limita a criticar la brecha salarial y poco más.

La propuesta del salario máximo es una de las que más adeptos ha ganado a raíz de la agudización de la crisis económica. El último en contribuir a ella fue el columnista de laCNNJohn D. Sutter, que sugeríaen este artículolimitar el sueldo máximo a100 veces el salario mínimo, lo que equivaldría en EEUU a 1,5 millones de dólares anuales. Y es que, según Forbes, directivos de la talla deJohn Hammergren(CEO de McKesson) cobraron en 2011 la friolera de 131,2 millones de dólares.

Una cuestión que Suiza incluso llegó a plantear en un referéndum, y que fue rechazada con un 65% de los votos. La iniciativa suiza exigía que la brecha salarial en la misma empresa se limitara al rango de 1 a 12, es decir, que el salario más alto no fuera superior en más de doce veces al salario más bajo. Sea como fuere, lo que deja claro este estudio es que la brecha salarial sigue incrementándose sin generar por ello un mayor valor añadido a la compañía y sus accionistas.

Salarios de los españoles Psicología laboral CEO Rendimiento Trabajo Rentabilidad Inversiones Forbes Suiza Empleo Desigualdad
El redactor recomienda