SEGÚN LINDA JOYCE

Secretos del alma masculina: qué es lo que hace felices a los hombres

La popular 'coach' personal Linda Joyce charlado con cientos de hombres y afirma que ha aprendido los secretos más profundos del alma masculina

Foto: No es tan difícil saber lo que quiere un hombre. (iStock)
No es tan difícil saber lo que quiere un hombre. (iStock)

¿Qué es lo que a los hombres les parece realmente sexy? ¿Por qué algunos de ellos huyen del compromiso? ¿Qué les hace felices? Son algunas de las existenciales preguntas a las que responde Linda Joyce en su último libro, The Untold Story, Interviews With Men. Joyce es una mujer muy conocida en Londres, Nueva York y Shanghai a la que recurren las personas que quieren una estrategia pragmática para resolver problemas de índole emocional. Se autodenomina coach personal y consejera de confianza, y entre sus clientes hay algunas celebridades de la actualidad.

Para la redacción de su último libro ha entrevistado a cientos de hombres y afirma que ha aprendido los secretos más profundos del alma masculina. Consideraría una descortesía no compartirlos con el resto de mujeres del planeta. ¿Cuáles son, pues, sus preciadas conclusiones?

La claridad

“Tenía curiosidad por cómo estaban lidiando los hombres con el nuevo y cambiante papel de la mujer en la sociedad, y puedo decir con certeza que estoy asombrada de lo tradicionales que son los hombres”, afirma Linda, que preguntó a cientos de varones para dar con sus conclusiones finales.

Un hombre es un compañero, no un príncipe azul, y a veces no hay como expresar nuestros deseos para que él nos ayude a cumplirlos

Considera que, en primer lugar, los hombres valoran la claridad: “Simplemente diles lo que quieres, cuando lo quieres”. La autora cree que lo que hace felices a los hombres es complacer a las mujeres, pero éstas esperan que por arte de magia (negra) ellos adivinen lo que desean, lo que les apetece, lo que necesitan. En muchos casos, ellos no tienen ni idea.

“Las mujeres viven en un mundo de fantasía”, dice Linda, que observa que las féminas hoy en día esperan a un hombre que las salve y les solucione la vida. Pero un hombre es un compañero, no un príncipe azul, y a veces no hay como expresar nuestros deseos para que él nos ayude a cumplirlos.

Nada de sexo en la primera noche

Por sorprendente que suene, otro de los hallazgos de Linda es que los hombres se sienten más atraídos por las mujeres que no se acuestan con ellos en la primera cita, ya que “los hombres quieren luchar por ti, eso les hace sentirse fuertes”.

Según la investigación de Linda Joyce, la mayoría de los hombres no juzga a una chica que se acuesta con ellos en la primera cita, pero tampoco se plantean con ella una relación a largo plazo o un compromiso serio.

Además, hay otra consecuencia grave, y es que en opinión de Joyce, si te acuestas con un hombre la primera noche “cuando se despierte te encontrará un 50% menos atractiva”. Considera que los hombres están totalmente cegados por el deseo sexual, en beneficio del cual pueden decir cualquier tipo de exageración, pero que todo se viene abajo a la mañana siguiente.

Finalmente, la coach considera que eso no les hace sentirse particulares: “Se preguntará si te acuestas con todos los tíos a la primera, y él lo que quiere es sentirse especial y no usado”, explica.

La seguridad

Por otro lado, como se señala en The Untold Story, el principal y más atractivo atributo que puede tener una mujer para llamar la atención de un hombre es la seguridad. Buscan una mujer segura de sí misma y que no quiera a nadie que la rescate.

Los hombres no valoran la felicidad, quieren que las cosas estén en orden, que no haya problemas, que todo esté bajo su control

“A ellos no les gustan los vestidos de zorrita ni los tacones sobre los cuales no sabemos andar, y odian totalmente a las mujeres desesperadas”, afirma rotundamente Joyce, no sin aclarar: “Claro que, cuando tienen menos de 29 años, los hombres sólo te quieren para el sexo”.

La infidelidad

En consonancia con todo lo dicho, Linda Joyce considera que la infidelidad por parte del hombre suele ser culpa de la mujer: “Ellos las engañan porque las mujeres no les hacen sentir como un hombre, y entonces se vienen abajo”. El hombre observa que ha cambiado, que se ha dejado afeminar, y se enfada, “no con su mujer sino consigo mismo, por dejarse cambiar”.

Joyce está divorciada y considera que ella misma ha incurrido en este tipo de errores.

El orden por encima de la felicidad

Finalmente, cabe señalar que, en opinión de Joyce, “los hombres no valoran la felicidad”. Afirma que ellos “quieren que las cosas estén en orden, que no haya problemas, que todo esté bajo su control”. Señala que los hombres son muy buenos compartimentando los diferentes aspectos de la vida y, por tanto, es sencillo para ellos tener a la familia por un lado y a la amante por el otro. “El sexo extramarital es un alivio para el hombre, no una traición”, concluye Linda Joyce que, a fuerza de entrevistar a tantos hombres, parece haber empatizado sobremanera con el sexo opuesto. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios