es básico TENER CONTACTOS

Conseguir los mejores trabajos es fácil (pero no para todo el mundo)

Las recomendaciones a la hora de buscar empleo, ya sean de otros trabajadores o, sobre todo, de los jefes, son determinantes en un proceso de selección

Foto: El entrevistador siempre verá con buenos ojos que, además del currículum, se aporten cartas de recomendación. (Corbis)
El entrevistador siempre verá con buenos ojos que, además del currículum, se aporten cartas de recomendación. (Corbis)

Las recomendaciones a la hora de buscar empleo, ya sean de otros trabajadores o, sobre todo, de los jefes, pueden ser determinantes para inclinar la balanza a nuestro favor durante un proceso de selección. Para la mayoría de responsables de recursos humanos tiene una gran importancia la parte cualitativa del currículum, poniendo el acento en los logros y resultados alcanzados en anteriores empleos. Unas dimensiones que si bien pueden reflejarse por escrito o dar cuenta de ellas durante la entrevista, tendrán un mayor valor si son destacadas por antiguos compañeros o superiores.

El autor de la famosa Guía básica para contratar y ser contratado, Lou Adler, llegó a la conclusión, tras realizar un millar de entrevistas, que para el 92% de los responsables de recursos humanos los mejores trabajadores que habían contratado eran los que previamente les habían sido recomendados. Una entrevista no suele ser suficiente para profundizar y discernir a ciencia cierta las capacidades del potencial trabajador para encajar en un proyecto determinado. Por tanto, la confianza de otros colegas que sí conozcan de cerca la trayectoria profesional del candidato, así como el entorno laboral para el que opta, pueden ser esenciales.

El networking es muy importante a la hora de conseguir recomendaciones que ratifiquen y valoren la labor que hemos desempeñado en anteriores empresasPara ello, es fundamental hacer y mantener los contactos en todos aquellos trabajos por los que pasemos. El networking es muy importante a la hora de conseguir recomendaciones que ratifiquen y valoren la labor que hemos desempeñado en anteriores empresas, los posibles logros y la capacidad resolutiva. Por otra parte, estos contactos también serán útiles para acceder a un mayor número de entrevistas y seguir buscando trabajo de forma activa. Antes de nada, es crucial conseguir el mayor número posible de cartas de recomendación, ya sea de antiguos jefes, responsables de empresas con las que se colaboró en algún momento o, incluso de otros reconocidos trabajadores del sector.

En uno de sus últimos artículos, el coach laboral Lou Adler resume las estrategias que deberían llevar a cabo las personas que buscan empleo para conseguir una entrevista de trabajo y aumentar sus posibilidades de éxito cuando esta tenga lugar.

Realiza un informe estratégico sobre el puesto en cuestión

La iniciativa es una de las actitudes más valoradas, lo que junto al conocimiento del puesto para el que se quiera optar y las capacidades propositivas y resolutivas serán el mejor escaparate para presentarse frente a un potencial empleador. Para ello, Adler recomienda realizar un pequeño informe, a modo de proyecto, en el que se plasmen todas estas aptitudes, una vez que se haya puesto el punto de mira en las empresas que más nos motivan. Es decir, mostrar en un pequeño análisis las fortalezas y debilidades de un proyecto, proponiendo qué cambiaría uno y cómo lo llevaría a cabo.

El entrevistador siempre verá con buenos ojos que, además del currículum, se aporten cartas de recomendaciónDe este modo se demuestra tanto el conocimiento de la identidad corporativa como del puesto que queremos desempeñar. Asimismo, se dejará clara la capacidad propositiva y resolutiva. Por otra parte, se demostrará que el proceso de adaptación será corto, ya que apenas se perderá tiempo en formación, dos cuestiones muy apreciadas por un reclutador. Esta estrategia es especialmente importante cuando el proceso de selección se ha abierto para sustituir a otro trabajador, ya que “reemplazar a alguien siempre genera más dudas al responsable de selección por el miedo a equivocarse.

Para Adler, lo ideal es presentar este miniproyecto o informe en persona, pues así se logrará un mejor impacto y se podrán resolver las posibles dudas que surjan. Sin embargo, añade, si esto no es posible porque se rechaza por parte de la empresa siempre se puede mandar por escrito y mantener la comunicación por canales digitales.

Conviértete en un fanático de las redes (físicas y virtuales)

El mismo proceso de ponerse en contacto con la red que se ha logrado construir a lo largo de la vida laboral ya es un paso muy positivo. Por un lado, se visibilizará la situación por la que se atraviesa y se darán muestras de nuestro empeño por volver a encontrar trabajo. Por otra parte, se pondrá en sobreaviso a los antiguos jefes de que es posible que los llamen de otras empresas para pedirles referencias laborales nuestras.

El entrevistador siempre verá con buenos ojos que, además del currículum, se aporten cartas de recomendación, pues pese a ser una práctica menos habitual en España que en otros países, se valorará como una muestra extra de interés y de conocimiento de los procesos de selección.

Tener un perfil en las redes sociales y portales de búsqueda de empleo se ha convertido en una necesidad imperante. Sus ventajas son muy numerosas, desde mejorar y agrandar la red de contactos, hasta ganar visibilidad en el sector y conseguir un puesto de trabajo. Sin embargo, hay que saber gestionar la imagen en estas redes sociales porque sino solo conseguiremos el efecto contrario. La imagen es una de las cuestiones más importantes hoy en día, al igual que el networking, por lo que estar en la red no es una opción, sino una obligación si se quieren aumentar las posibilidades de encontrar empleo.

Sumario
Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios