es LA SEGUNDA OPERACIÓN DE ESTE TIPO EN 2014

Dos estafadores profesionales condenados por su 'chiringuito financiero' en Madrid

Los dos líderes de la trama llevaban una vida de lujo y desfase, que incluía jets privados, yates, coches de lujo y dos cuadros del famoso pintor Rolf Harris

Foto: Los estafadores vivían a todo tren. (iStock)
Los estafadores vivían a todo tren. (iStock)

Cuando hace unos meses fuimos al cine a ver El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese, pensamos que una historia como la de Jordan Belfort, sus yates, sus prostitutas, sus cientos de millones y toda la inmoralidad que caracterizó las finanzas de los 90, eran cosa del pasado. Máxime después de una crisis como la que nos está tocando vivir. Pero estábamos equivocados. 

Ayer fueron condenadas dos personas en Reino Unido por hacer prácticamente lo mismo que Belfort en los 90, pero esta vez, desde Madrid. Los estafadores se hicieron con 70 millones de libras engañando a más de 1.000 inversores británicos desde su 'chiringuito financiero'. En estos centros, conocidos en inglés como boiler rooms (“salas de calderas”), se realizan llamadas internacionales con las que se venden acciones falsas o sobredimensionadas a cualquier incauto que descuelgue el teléfono. Algunos de los británicos estafados desde el call center madrileño, en su mayoría pensionistas, perdieron los ahorros de toda su vida. Una persona en concreto perdió 1,2 millones de dólares.

Los estafadores –el australiano Jeffrey Revell-Reade, de 49 años, y el británico Anthony May, de 58– han sido los últimos condenados gracias a la Operación Apisonadora (Operation Steamroller), una investigación de siete años dirigida por la Oficina Antifraude Británica (SFO, por sus siglas en inglés) para detectar las boiler rooms desde las que se estaba timando a los ciudadanos británicos.

Normalmente, cuando las autoridades logran localizar uno de estos 'chiringuitos', detienen a las personas responsables de las llamadas, pero es poco habitual pillar a los responsables de la estafa. Sin embargo, en esta ocasión se ha logrado descabezar a la organización.

Las acciones pertenecían a empresas ficticias o que ya no estaban en funcionamiento

Los dos líderes de la trama llevaban una vida de lujo y desfase que incluía jets privados, yates, propiedades inmobiliarias en Londres, Austria, España y Australia, vinos (muy) buenos, coches de lujo y dos cuadros del pintor Rolf Harris, valorados en 73.000 libras.

Revell-Reade era el cerebro de la operación. Había establecido un esquema por el cual el equipo de ventas de Madrid colocaba de forma fraudulenta acciones de empresas que cotizan en EEUU. Los inversores compraban acciones “restringidas”, que no podían vender en 12 meses, pero pasado un año se daban cuenta de que la restricción era de por vida: las acciones pertenecían a empresas ficticias o que ya no estaban en funcionamiento.

“Las víctimas eran encandiladas, engañadas o acosadas, lo que hiciera falta para que mandaran su dinero a estos criminales”, ha explicado el director del SFO, David Green, a The Telegraph.

Llueve sobre mojado

La conclusión de la Operación Apisonadora llega sólo cinco meses después de que otro operativo, en esta ocasión británico-español, destapara quince 'chiringuitos financieros' en Barcelona, Madrid y Málaga. En febrero, la policía británica y española detuvo a más de un centenar de personas (50 de ellas en España) en la mayor operación internacional librada contra el fraude: la Operación Rico, cuyos detenidos realizaban operaciones muy similares a las de Revell-Reade.

En aquella ocasión se confirmó que se había estafado a 5.000 personas, también en su mayoría ciudadanos británicos jubilados. Y también los detenidos vivían rodeados de todo tipo de lujos. Durante los registros, la policía se incautó, entre muchas otras cosas, de un Ford Mustang en una propiedad en Marbella o un Aston Martin en Barcelona, una colección de relojes de lujo y más de 600.000 dólares en efectivo. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios