Es noticia
Menú
¿Es inútil llevar casco cuando se monta en bici? Un neurocirujano asegura que sí
  1. Alma, Corazón, Vida
UN DEBATE DE LARGO RECORRIDO

¿Es inútil llevar casco cuando se monta en bici? Un neurocirujano asegura que sí

Un cirujano británico asegura que a la mayoría de los pacientes que han pasado por sus manos tras un accidente de bicicleta el casco no les sirvió de nada

Foto: ¿Sirve de algo llevar casco cuando se monta en bici en la ciudad? (iStock)
¿Sirve de algo llevar casco cuando se monta en bici en la ciudad? (iStock)

Tras un enconado debate que enfrentó a los políticos, la Dirección General de Tráfico y las asociaciones de ciclistas, la nueva ley que regula el tráfico en España, que entró en vigor el pasado abril, sólo obliga a llevar casco en vías urbanas a los menores de 18 años, y no a todos los ciclistas, como estaba previsto.

Se trata de un tema bastante controvertido. Por un lado, como señaló Jordi Jané –el diputado de CiU que propuso el cambio en el proyecto de ley para retirar la obligación total de llevar casco–, una medida de este tipo habría comportado un menor uso de la bicicleta en vías urbanas (algo que han comprobado diversos estudios científicos). Pero además, como sugieren numerosos científicos, llevar casco podría no ser tan beneficioso como pensamos.

El neurocirujano británico Henry Marsh resucitó ayer la polémica al afirmar en una conferencia que a la mayoría de los pacientes que habían pasado por sus manos tras un accidente de bicicleta, el casco no les había servido de nada, pues es “demasiado débil” para resultar beneficioso.

En su charla, Marsh citó el estudio al que siempre acuden los defensores de la no obligatoriedad del casco. Se trata de una investigación de 2006, liderada por el doctor Ian Walker, psicólogo de la Universidad de Bath, que afirmaba que los conductores pasan más cerca de los ciclistas que llevan casco, pues los consideran menos vulnerables; una actitud inconsciente que acaba creando más accidentes entre los ciclistas con casco que entre los que no lo llevan.

El propio Walker tuvo dos accidentes, conun autobús y un camión,mientras realizaba el experimento, en el que pasó la mitad del tiempo sin casco y la mitad con él. Los dos percancesocurrieron cuando llevaba la protección. Sus conclusiones fueron contundentes: los conductores se acercan el doble a las bicis si el ciclista lleva casco.

“Sabemos por la investigación que muchos conductores ven a los ciclistas como una subcultura separada, a la que no pertenecen”, explicaba Walker en la presentación de su estudio. “Debido a esto, se mantienen las ideas estereotipadas sobre los ciclistas, que dictan normalmente que son todos unos macarras que no respetan las normas. Esto hace que los ciclistas con casco parezcan más serios que los que no lo llevan, y los conductores piensan que estos tienen más experiencia y no harán nada inesperado, lo que les lleva a dejarles menos espacio al pasar”.

Unas teorías muy discutidas

Pese a que el estudio de la universidad de Bath tuvo un enorme impacto, los científicos siguen enfrentados sobre si es adecuado obligar a los ciclistas a llevarcasco, al menos en vías urbanas. Casi todos coinciden en que los niños deben llevarlos siempre, pero ahí acaba el consenso. De hecho, sólo tres países del mundo obligan a llevar casco a los ciclistas en todo tipo de vías: Australia, Nueva Zelanda y Eslovenia. Pero hay estudios para todos los gustos.

En 2013, un grupo de investigadores canadienses comparó el número de lesiones graves por accidentes de coche que hubo entre 1993 y 2008 en las distintas provincias del país, donde existen distintas leyes de Seguridad Vial. Aunque los científicos creen que los cascos sí reducen la gravedad de las lesiones craneales, admitieron que la obligatoriedad de llevar casco no había reducido la admisión en los hospitales por lesiones craneales. Sin embargo, un estudio muy similar, realizado en Nueva Gales del Sur (un estado australiano), llegó a conclusiones totalmente opuestas: la obligatoriedad del casco hizo que las lesiones por accidente en bici se redujeran en un 29%.

En España, la mayoría de asociaciones de ciclistas urbanos están en contra de la obligatoriedad del casco. Según la Coordinadora en Defensa de la Bici (ConBici), “la obligatoriedad del caso [en vía interurbana], incluso para niños y niñas, supone una fuente frecuente de conflictos cotidianos que no ayudan a la elección de la bicicleta como vehículo preferente”. En su opinión, “el casco es un elemento de protección homologado para los golpes que se puedan recibir tras una caída con la bicicleta, pero no en un atropello, que es donde se producen las lesiones cráneoencefálicas más graves o mortales”.

No opina lo mismo James Cracknell, medalla de oro olímpica en la selección británica de remo, que casi pierde la vida cuando un camión cisterna le arrolló mientras montaba en bici. “Desde mi punto de vista, estaría muerto si no hubiera llevado casco”, explicó a The Telegraph. “Un retrovisor me dio en el cráneo a 112 km/h. Y usar casco no tienen ningún inconveniente más allá de despeinarse”.

Tras un enconado debate que enfrentó a los políticos, la Dirección General de Tráfico y las asociaciones de ciclistas, la nueva ley que regula el tráfico en España, que entró en vigor el pasado abril, sólo obliga a llevar casco en vías urbanas a los menores de 18 años, y no a todos los ciclistas, como estaba previsto.

Bicicleta
El redactor recomienda