Y MEJORAR LA COMUNICACIÓN

Nueve consejos para comer bien en familia (niños y abuelos incluidos)

Los niños, adolescentes, adultos y mayores que suelen comer en familia siguen dietas de mayor calidad y una mayor densidad nutricional

Foto: Todas las actividades que rodean las comidas familiares propician una mejor comunicación. (Corbis)
Todas las actividades que rodean las comidas familiares propician una mejor comunicación. (Corbis)

Los niños, adolescentes, adultos y mayores que suelen comer en familia siguen dietas de mayor calidad, con un menor contenido energético y una mayor densidad nutricional por la presencia de más verduras, frutas y cereales. Una saludable rutina que previene del sobrepeso y la obesidad, según concluye el informe ‘Nutrición: Comer en Familia’, coordinado por el área de salud de The Family Watch y elaborado por Beatriz Beltrán de Miguel y Carmen Cuadrado, del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid.

Un aspecto en el que se hace hincapié en el informe está en los tan de moda ahora “reality culinarios”, en los que los niños aprenden a cocinar. Para Cuadrado, “enseñar a los niños y adolescentes a cocinar y animarles a desarrollar sus habilidades en la cocina, es una estupenda forma de lograr hábitos de vida saludables, así como fomentar la mejora de la comunicación en la familia”.

Uno de los aspectos en los que más inciden las autoras del informe es que “en una sociedad en la que cada vez tenemos menos tiempo para estar con nuestras familias y en el que la conciliación sigue siendo la asignatura pendiente, debemos esforzarnos por convertir las comidas en un momento para estar en familia, cuidando la alimentación. Aprovechando esos momentos para hablar y enseñar a los menores que comer verduras, frutas y pescado es algo bueno y saludable”.

Durante la presentación las autoras han dado consejos para una dieta saludable en niños, adultos y ancianos:

-Huir de las comidas aburridas y monótonas. Los menús que se sirvan han de ser variados, que estimulen la experimentación de los niños con diferentes sabores, texturas y colores y que colaboren a enseñar a los niños a disfrutar de los alimentos.

Debemos esforzarnos por convertir las comidas en un momento para estar en familia, cuidando la alimentación y la comunicación-Preparar los alimentos mediante diferentes procesos culinarios: a la plancha, fritos, cocidos...

-Organizar el menú semanal para evitar imprevistos y asegurar la variedad.

-La comida, mejor con agua. Evitar las bebidas azucaradas durante la comida.

-El postre habitual de las comidas deber ser fruta fresca.

-Siempre algo verde en el plato, y si es con aceite de oliva, mejor.

-Evitar el exceso de sal y azúcar.

-Para lograr el éxito de tener comidas en familia adaptemos nuestra organización, estructura y características a la situación específica de cada entorno familiar.

-Todas las actividades que rodean las comidas familiares (comprar, preparar alimentos, comer) propician una mejor comunicación. Aprovechemos estos momentos para estar y hablar con nuestros hijos.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios