13 milisegundos definen tu éxito

Cómo ser increíblemente sexy: los consejos respaldados por la ciencia

Hay diez claves que pueden servirte para aumentar enormemente tu atractivo. Algunas de ellas obvias, otras no tanto, pero todas eficaces

Foto: Tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse de los siguientes consejos. (Corbis)
Tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse de los siguientes consejos. (Corbis)

Según parece, aumentar nuestro nivel de atractivo nos interesa a todos, y ser más sexys de lo que resultamos actualmente es un objetivo anhelado por cualquiera. Según Eric Barker, son sólo 13 milisegundos los que tardamos en decidir si alguien está bueno o no, por lo que todo lo que hagamos para aumentar nuestro atractivo será procesado en 13 breves milisegundos. ¿Cómo superar esa implacable primera impresión?

Barker parece tener la receta y nos da diez claves que ha recopilado y que asegura que están avaladas por la ciencia para que seamos más bellos, más atractivos, más sexys y nos vaya mejor en los primeros 13 milisegundos que intercambiamos con las personas a nuestro paso. Aquí van:

1. Sonríe

Es un topicazo como otro cualquiera, pero es verdad. Excepto Clint Eastwood, que encontraba su atractivo irresistible frunciendo el ceño, a la mayoría de nosotros nos sienta mejor una sonrisa que una mala cara. Además de hacernos más guapos, nos muestra positivos y con una buena disposición frente al mundo, y eso siempre agrada.

2. Duerme

Es cierto: le preguntan a una bella actriz/cantante/modelo o demás profesiones en las que la imagen cuenta mucho cuál es su secreto para estar tan bella. Entonces la actriz/cantante/modelo se encoje de hombros, enarca las cejas y, como si de ella no se tratase, afirma despreocupada: “Uy, no sé, no me cuido nada. Dormir mucho y beber mucha agua. Y ser feliz”. A continuación, el 80% por ciento de las mujeres del país se tiran de los pelos. Pero maticemos. Es verdad que probablemente esa actriz/cantante/modelo, además de dormir mucho, vaya al gimnasio o se haga tratamientos faciales o se gaste en cremas una buena parte de su sueldo, pero también es cierto que dormir ayuda y sienta bien. Si estás muy falto de sueño lo notarás, tendrás mala cara y actitud cansada durante todo el día, de modo que debemos intentar descansar correctamente.

3. La ropa roja

Parece un consejo absurdo pero el rojo es un color vivo que resalta nuestros rasgos y nos sienta bien a la cara, nos da luminosidad y es alegre. Quien viste siempre de negro o gris no suele verse tan favorecido. El rojo, además, ha estado simbólicamente ligado a la sensualidad.

4. La barbita de tres días

En los hombres es un plus casi unánime, les hace parecer más listos y más sociables y en ella se halla el punto perfecto entre el arreglado y el informal que tanto gusta a las mujeres. Además, a menudo rejuvenece.

5. La voz

Lo que los estudios recogen es que la voz masculina resulta más atractiva cuando es profunda y grave, y que la voz femenina debe ser, efectivamente, femenina. Si bien no podemos modificar del todo nuestro tono de voz, algo de esto intuimos cuando cambiamos la manera de hablar si estamos ante alguien al que queremos seducir.

6. La altura

Los hombres han de ser altos y las mujeres no tanto. Habrá que vigilar la moda de los tacones que, si bien estilizan la pierna, a las que ya son altas puede que las eleven demasiado.

7. Ellas

Barker aconseja a las mujeres que no se maquillan que comiencen a hacerlo, y no se queda ahí. Afirma que debemos escoger los sujetadores sabiamente, porque el estereotipo de que a los hombres les gustan los pechos grandes está confirmado. ¿Y ellos? No parece que lo tengan mucho más fácil.

8. Ellos

Los hombres deben moverse adecuadamente, mantenerse seguros y casuales a partes iguales. Además, Barker afirma que los estereotipos del imbécil que farda de su coche de lujo o de su cuenta corriente funcionan. Afirma: “Si vas a salir con una supermodelo, necesitas el pack completo… excepto el cerebro, el cerebro es opcional”. Resulta difícil decir si la reflexión dice menos de los hombres o de las mujeres.

9.  El último recurso

Barker aporta un último consejo tan práctico como maligno. Afirma que si nada de lo anterior ayuda demasiado, lo mejor que puedes hacer es llevar contigo a un amigo que tenga más o menos tus mismos rasgos físicos, pero que sea algo menos atractivo que tú. Alega, sin dudar: “Funciona”. ¿Lo habrá probado?

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios