"SU CORAZÓN HA REJUVENECIDO DIEZ AÑOS"

La sorprendente dieta de Bill Clinton para sentirse más joven y mantener el vigor

Bill Clinton llevaba una vida nada saludable: solía pedir siempre comida rápida en el despacho oval. Pero todo cambió tras su operación de corazón

Foto: Bill Clinton en un acto en marzo de 2014. (Reuters)
Bill Clinton en un acto en marzo de 2014. (Reuters)

Mientras fue presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton llevó una vida nada saludable: dormía poco, apenas hacía ejercicio y solía hartase de comida rápida en el despacho oval. Su apetito era legendario, le encantaban las hamburguesas, las chuletas, las enchiladas de pollo, las barbacoas y las patatas fritas. En una ocasión, en plena campaña electoral, compró una docena de donuts y a punto estuvo de comérselos todos si un ayudante no se lo hubiera impedido.

Pero, al menos en lo que a la alimentación se refiere, Clinton es hoy una persona muy distinta. Desde hace cuatro años es un convencido vegano: no come carne, pescados, huevos ni lácteos. Y su vida ha cambiado por completo. Su hija Chelsea ha asegurado en una entrevista con el Huffington Post, que “los médicos le han dicho que su corazón ha rejuvenecido diez años”.

Clinton es, probablemente, el vegano más famoso del mundoTodo un logro, dado el historial médico del expresidente. En 2004 tuvo que someterse a una cirugía de bypass cuádruple, en 2005 le tuvieron que operar por un problema en el pulmón y en 2010 le implantaron dos stents coronarios, unos diminutos tubos de malla que sirven para restaurar el flujo sanguíneo en la arteria. Fue entonces cuando se dio cuenta de que tenía que cambiar radicalmente sus hábitos de vida.

“No necesitó que mi madre o yo le presionáramos”, ha reconocido Chelsea. “Creo que someterse a una cirugía de bypass cuádruple es algo suficientemente aleccionador. Y estoy profundamente agradecida de que haya logrado cambiar su vida de forma radical”.

Nunca es tarde si la dicha es buena

Clinton tiene hoy 67 años, y una agenda no mucho menos abultada que en sus años de presidente, pero desde que adoptó la dieta vegana ha perdido más de 13 kilos. “Es probablemente el vegano más famoso del mundo”, asegura Chelsea. Y no es el único cambio que ha adoptado en su vida. “Sale a andar cuatro veces a la semana, independientemente del lugar del mundo en que se encuentre”.

Bill Clinton era un gran apasionado de la comida rápida. (Reuters)
Bill Clinton era un gran apasionado de la comida rápida. (Reuters)
Al expresidente le ha costado más de una década cambiar de dieta. En 1993, Hillary, consciente de las costumbres poco saludables de su marido en lo que respectaba a las comidas, pidió a los chefs de la Casa Blanca que cambiaran los menús, que hasta entonces se diseñaban siguiendo el gusto hipercalórico del presidente.

El doctor Dean Ornish, director del Instituto de Investigación en Medicina Preventiva de Sausalito (California), fue el encargado de diseñar la nueva dieta de Clinton, que incluía hamburguesas de soja, salmón y una gran cantidad de vegetales. No fue suficiente. En 1999, tras un chequeo médico rutinario, los doctores advirtieron a Clinton de que había engordado 8 kilos en dos años y, si seguía así, teniendo en cuenta la cantidad de problemas cardiovasculares que había en su historia familiar, se iba a llevar un buen susto. Y no se equivocaban.

Fue el propio Ornish el que le recomendó embarcarse en una dieta vegana tras su operación de 2010: “Le dije que, debido a su genética, los cambios moderados en la dieta y los hábitos de vida no iban a ser suficientes para impedir que la enfermedad cardiovascular siguiera su curso. Sin embargo, nuestras investigación mostraban que unos cambios más intensivos lograban revertir la progresión de la enfermedad en mucha gente”.

Desde entonces Clinton sólo come frutas, verduras y legumbres, sin apenas grasas. El único paréntesis a su dieta vegana, una vez a la semana, es una tortilla o un filete de salmón, “para mantener los niveles de cinc y la masa muscular”.

“He tenido suerte de no morir de un ataque al corazón”, reconoció el expresidente en una entrevista con la CNN. “Mis análisis de sangre están bien, mis signos vitales están bien, me siento bien y además tengo, lo creas o no, más energía”. Desde que adoptó la dieta vegana, parte de su vida pública la dedica a promocionar el consumo de verduras entre los americanos. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios