.LOS MIEMBROS DEL 'CLUB' SIGUEN AUMENTANDO

Dónde viven y cómo gastan su dinero las personas más ricas del mundo

En 2013 el porcentaje de multimillonarios se elevó un 3%, pese a las turbulencias económicas, y se prevé que seguirá en alza durante la próxima década

Foto: Los coches de lujo se encuentran entre las grandes debilidades de los multimillonarios. (Efe)
Los coches de lujo se encuentran entre las grandes debilidades de los multimillonarios. (Efe)

La población con rentas superiores a los mil millones de dólares (740 millones de euros) se incrementó en un 0,5% entre julio del 2012 y julio del 2013, hasta alcanzar las 2.170 personas. Los miembros de este selecto club suman en conjunto una fortuna que supera los 6.500 billones de dólares. Con todo, el gasto en bienes de lujo mantendrá su tendencia ascendente, tal y como revelan los resultados de la encuesta sobre comportamientos de consumo del Wealth Report 2014, elaborado por la consultora inmobiliaria Knight Frank. Según el informe, los cinco emplazamientos preferidos por los multimillonarios son, en este orden: Londres, Nueva York, Singapur, Hong Kong y Ginebra. 

Más de un tercio de los 600 gestores de patrimonio sondeados prevén que sus clientes aumenten sus inversiones en este tipo de bienes, mientras que tan sólo un 7% se muestra más conservador y estima que descenderá. A la par que el volumen de gasto, también crecerá el colectivo que podrá acceder a este tipo de bienes. En 2013 el porcentaje de multimillonarios se elevó un 3% pese a las turbulencias económicas y, según concluye el informe, seguirá en alza en la próxima década. Así, las personas con un poder adquisitivo extremadamente alto -con un patrimonio neto mínimo de 30 millones de dólares, excluyendo su residencia habitual- aumentarán alrededor de un 30% hasta 2023.

Europa seguirá siendo la primera elección para invertir, pero el mayor crecimiento se dará en África. En este continente la tasa de ricos aumentará un 53% en 2023. Las grandes fortunas africanas son las que parecen más predispuestas a los dispendios. Cerca de la mitad de los gestores encuestados de ese continente se muestran optimistas y anticipan unos niveles más altos en compras de bienes de lujo. Por el contrario, los europeos fueron los más prudentes y poco más de un tercio (31%) pronostica un repunte del gasto.

Mejor en Milán o Nueva York que en Shanghái

Este potencial de gasto en bienes de lujo en África también se evidencia en el Índice de Oportunidades de Lujo (Luxury Opportunity Index). Este indicador pone de relieve los diez mejores lugares del mundo donde estos bienes tienen un mayor potencial de crecimiento. Cinco de estos emplazamientos –entre ellos Nigeria, Kenia y Sudáfrica- se encuentran en África. Otros tres se ubican en Oriente Medio. La única nación desarrollada presente en la clasificación es Estados Unidos, mientras que México es el único representante de Latinoamérica. Ningún país asiático aparece en esta clasificación.

Las inversiones en bienes de lujo crecieron un 8% en 2013 y un 179% durante la última décadaAndrew Shirley, editor del citado informe, explicó que “en estos momentos, el ejemplo de África es muy interesante desde el punto de vista del crecimiento. En muchas partes del continente, la creciente clase media que dispone de unos niveles alcistas de renta disponible, está generando una nueva demanda de bienes de lujo y una experiencia comercial de mayor calidad”.

Por su parte, James Lawson, director de Ledbury Research, apuntó que, aunque en términos absolutos el mercado asiático cuenta con el mayor porcentaje de puntos de venta de marcas de lujo del mundo, su crecimiento se está ralentizando. “Muchos consejeros delegados de las multinacionales del lujo señalan Norteamérica como el mercado más importante para su crecimiento durante los próximos cinco años”.

No obstante, Lawson puntualiza que son precisamente los turistas chinos los que impulsan un porcentaje significativo del gasto en bienes de lujo en Estados Unidos y en Europa.”Hay un gran número de marcas que han crecido desaforadamente en China”, añade. “Pero ahora se han dado cuenta que a muchos consumidores chinos les gusta ir de compras al extranjero. Los precios son más baratos y para ellos las compras realizadas fuera gozan de más caché. Por ejemplo, un bolso Gucci adquirido en Milán es más distintivo que uno comprado en Shanghái”.

Obras de arte y coches de coleccionista, los bienes más ansiados

Al igual que los chinos, los ciudadanos africanos con un abultado poder adquisitivo también contribuyen a impulsar los mercados de lujo en el extranjero. Los nigerianos, por ejemplo, fueron la tercera fuerza extracomunitaria que más gastó en Londres en 2012. Si bien es cierto que la industria de bienes de lujo en África todavía es incipiente y las principales marcas se limitan al mercado de Sudáfrica, el sector comienza a seguir muy de cerca la proliferación de grandes fortunas en esos países.

A los chinos ricos les gusta ir de compras al extranjero porque los bienes adquiridos fuera gozan de más cachéEn cuanto a los bienes de inversión, las obras de arte y los automóviles están ganando popularidad entre los grandes patrimonios, según la encuesta sobre comportamientos que incluye el Wealth Report. De hecho, los automóviles clásicos son los bienes de lujo que más han aumentado su valor (456%) en los últimos diez años frente a otros artículos como piezas de arte, relojes, vino de lujo, sellos o monedas, tal y como concluye el Índice de Inversiones de Lujo (Luxury Investment Index) elaborado por Knight Frank.

En cuanto a las obras de arte, un 49% de los encuestados reconocieron que cada vez  sus clientes están más interesados en ese tipo de bienes. En general, las inversiones en el mundo del lujo han mantenido una tendencia alcista en los últimos tiempos pese a la complicada coyuntura económica. Así, el Índice de Inversiones de Lujo de Knight Frank creció un 8% en 2013 y un 179% en los últimos diez años.

“Esta evolución pone en evidencia cómo objetos que resultan preciosos a la vista también pueden ser objeto de una magnífica inversión. No obstante, determinados mercados, como el de obras de arte, pueden ser muy volátiles y la evolución de un índice no queda necesariamente reflejada en las obras individuales”, concluye Shirley.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios