UN PLAN B PARA SOLUCIONAR EL ARDOR

Una buena digestión: los mejores remedios para tratar la acidez estomacal

El 32% de la población española presenta síntomas de acidez gástrica, al menos una vez al mes. Y no debemos pasarla por alto: puede darnos problemas

Foto: La acidez puede ser muy dolorosa. (P. Jelen/Corbis)
La acidez puede ser muy dolorosa. (P. Jelen/Corbis)

El 32% de la población española presenta síntomas de acidez gástrica, al menos una vez al mes. Tras una cena copiosa, una noche de borrachera,  o ambas cosas al mismo tiempo, nuestros estómagos se rebelan y la acidez sube con violencia por nuestro esófago. Una sensación muy desagradable, tolerable si ocurre de vez en cuando, pero muy peligrosa si nos sucede a menudo.

Por suerte, la mayoría de la gente sufre acidez de forma pasajera, pero si se tiene a menudo puede acabar irritando de forma irreversible el esófago, provocando la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Se trata de una acidez crónica que va acompañada de síntomas muy desagradables como pirosis, tos crónica, falta de aire, dificultad para tragar y, en los casos más graves, dolor al ingerir alimentos. Además, si no se trata con rapidez, existe el riesgo de desarrollar cáncer de esófago. Y eso son palabras mayores.

Muchas personas ignoran la acidez y no consumen nada para atajarla. No es una buena idea pues, a la larga, puede causarnos múltiples problemas. La acidez se puede prevenir si seguimos una dieta adecyado y podemos tratarla, además de con fármacos, con diversos prácticas y recetas naturales.

Estos son los mejores remedios caseros para paliar la acidez:

PARA EVITARLA

En lo que respecta al ardor de estómago es mejor prevenir que curar. La acidez aparece cuando nos pasamos con la comida y la bebida, por lo que la dieta es decisiva pero, además, hay una serie de precauciones que debemos seguir si somos propensos a llevar mal las digestiones.

  • Pierde peso. Suena difícil, pero es lo que hay. La obesidad aumenta la presión abdominal, lo cual puede hacer que los contenidos del estómago se devuelvan al esófago. Los estudios muestran que basta con reducir en un 10% nuestra grasa corporal para que la acidez sea menos persistente.
  • Deja de fumar. Los químicos en el humo del cigarrillo debilitan el esfínter esofágico inferior (LES), que cierra la entrada al estómago.
  • Toma un vaso de agua caliente y zumo de limón antes de comer. Si lo tomas entre 15 y 20 minutos antes de las comidas el cuerpo equilibrará sus niveles de ácido y después la digestión será más tranquila.
  • Masca chicle antes de la comida, pues incrementa la secreción de saliva, lo que puede reducir los niveles de acidez en el estómago.
  • Intenta disminuir la cantidad de comida en cada plato y evita ciertos alimentos y bebidas que puedan provocar acidez: alimentos grasos (mantequilla, queso, embutidos, salsas y pasteles), comidas fritas o muy condimentadas con especias, chocolate, tomate, cítricos (limones, naranjas y pomelos), alcohol, café, té y las bebidas gaseosas o con cafeína, menta o cola.
  • No seas impaciente y deja que la comida se temple. Ingerir los alimentos a temperatura intermedia, ni demasiado fríos ni demasiado calientes, evitará que se irrite la pared del estómago.
  • Después de una comida copiosa trata de tomar de postre una manzana.
  • Tomar 50 gramos de zumo de aloe vera a diario puede ayudarte a disminuir la acidez durante toda la jornada.
  • Evita el uso de cinturones apretados o vestimentas alrededor de la cintura, debido a que aprietan el estómago y pueden dificultar la digestión.
  • No hagas ejercicio justo después de comer, ni ningún otro tipo de movimiento físico intenso.
  • Controla tu estrés en la medida de lo posible: hace que aumente la acidez.
  • Evita comer entre 3 o 4 horas antes de ir a la cama. Acostarse lleno hace que los contenidos del estómago ejerzan más presión sobre el esfínter esofágico inferior (LES).
  • Duerme con la cabeza levantada unos 15 cm, ya que si esta se encuentra a un nivel más alto que el estómago se reduce la posibilidad de que los alimentos digeridos se devuelvan al esófago. Intenta además recostarte sobre el costado izquierdo, ya que facilita el vaciado gástrico.

PARA ATAJARLA

  • Come almendras crudas, una buena fuente de calcio que puede equilibrar tu pH.
  • Después de comer, si ves que la cosa no marcha bien, toma medio vaso de agua con una cucharada de bicarbonato sódico. No está bueno, pero es una forma muy eficaz de atajar la acidez.
  • Las infusiones de camomila, menta o fenofreco reducen los síntomas de la acidez, y son la perfecta alternativa al café y el té (que lo provocan).
  • Si nada de esto ha funcionado, y el ardor continúa, no dudes en usar un antiácido comercial, que actúe lo más rápidamente posible. 
Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios