HAY NUEVAS TENDENCIAS

¿Cómo llegar arriba? Las claves de los directivos de la lista Fortune 100

Un grupo de investigadores ha analizado la evolución de los perfiles de los 10 mayores ejecutivos de cada empresa de la lista Fortune 100. Este es su CV

Foto: El perfil de ejecutivo ha ido evolucionando con el tiempo. (Corbis)
El perfil de ejecutivo ha ido evolucionando con el tiempo. (Corbis)

¿Qué requisitos debe cumplir una persona para llegar a lo más alto del escalafón empresarial? Si preguntas a un coaching o un profesor de comportamiento organizacional no tardarán en hablar de liderazgo, empatía, talento o, incluso, gratitud. Y no les falta razón. Pero cuando se analizan los datos, lo cierto es que parece más provechoso ser hombre, estudiar en una universidad de prestigio y hacer un MBA. Al menos este es el perfil más común entre los más altos directivos de las más grandes empresas.

En un artículo publicado en la revista Harvard Business Review, los profesores Peter Cappelli, de la Wharton Business School y Monika Hamori y Rocio Bonet, de la madrileña IE Business School, han analizado la evolución de los perfiles de los 10 mayores ejecutivos de cada empresa de la lista Fortune 100, que recoge a las mayores compañías estadounidenses de capital abierto según su volumen de ventas.

En 2005, los profesores publicaron el análisis de la evolución del currículo de los ejecutivos entre 1980 y 2001, y esta semana han publicado la continuación, con todos los datos hasta 2011.

El estudio revela una serie de tendencias muy a tener en cuenta para el que quiera escalar hasta lo más alto de las organizaciones empresariales. Algunas son propias del cambio de perfiles que la mayoría de las grandes compañías han experimentado desde los años 80 (más mujeres, mayor internacionalización, más estudiantes de universidades públicas…), y otras de carácter regresivo que empezaron a entreverse en 2008, debido al estallido de la crisis económica. Estas son sus principales conclusiones.

Ya no hay empleados “de toda la vida”

Por mucho que las grandes empresas se jacten de implantar ambiciosos planes de carrera para sus empleados, cada vez menos trabajadores llegan a lo más alto sin cambiar de empresa. Menos de un tercio de los grandes ejecutivos de 2011 habían empezado su vida profesional en la empresa en la que se encontraban actualmente. En 1980 eran más de la mitad y en 2001 el 45%.

En Google un empleado tarda 14 años en llegar a un puesto ejecutivo, en HP tarda 32La crisis, no obstante, ha provocado un frenazo en esta tendencia. La recesión hace más difícil cambiar de compañía y, además, ha ralentizado enormemente las carreras internas. En 2011 los ejecutivos tardaron de media un año más en llegar a su puesto que sus compañeros una década antes. Según datos del Instituto Estadounidense de Estadísticas del Trabajo, en 2012 los directivos llevaban un 12% más de tiempo en sus empresas que en la pasada década.

Las cifras varían mucho entre compañías. En Google, explican los autores del estudio, los empleados tardan una media de 14 años en escalar a puestos ejecutivos, sin embargo en empresas como Hewlett-Packard o Philips tardan 32, lo que explica la altísima media de edad de sus directivos, y lo jóvenes que son los jefes en la compañía del todopoderoso buscador.  

Cuanto más veterana es una compañía, más posibilidades hay de que tenga empleados “de toda la vida”. Aún así, entre las 20 compañías de Fortune 100 que no han salido de la lista desde los 80 –las grandes corporaciones americanas– la mitad de sus grandes ejecutivos han dado el salto desde la dirección de terceras empresas.

El perfil mayoritario de directivo sigue siendo el de varón estadounidense. (Corbis)
El perfil mayoritario de directivo sigue siendo el de varón estadounidense. (Corbis)

No importa demasiado en qué universidad estudies…

En 1980 sólo un 32% de los ejecutivos había estudiado en una universidad pública, en 2001 eran ya el 48% y en 2011 pasaron a ser mayoría: un 55%. Como es lógico, a medida que ha crecido el porcentaje de altos ejecutivos provenientes de la universidad pública ha disminuido el de los estudiantes de los centros de la Ivy League, que ha caído del 14% en 1980, al 10% en 2001 y 2011. El resto provienen de universidades privadas de mejor nivel, que son las que más ejecutivos han perdido. La farmacéutica Merck es la que tiene más ejecutivos graduados en la universidades de la Ivy League (un 50%), seguida por Freddie Mac, Microsoft y Amazon, con un 44%.

…pero debes hacer luego un MBA

Uno de los tópicos del sueño americano, el del joven entusiasta que, sin apenas recursos ni formación, lograba escalar en una empresa hasta convertirse en directivo, es cada vez más legendario. En 1980 sólo el 46% de los grandes ejecutivos tenían un posgrado universitario, en 2001 eran el 62% y en 2011 el 65%.

Entre los ejecutivos con el mayor nivel de cada compañía el 38% tienen un título de grado de la Ivy League y el 64% un MBA de estas escuelasHoy en día el MBA es condición indispensable para llegar a lo más alto de muchas empresas. Y en este terreno las universidades de la Ivy League se llevan el gato al agua: un cuarto de los ejecutivos estudiados tienen un MBA en Columbia, Cornell, Dartmouth, Harvard, Pennsylvania o Yale. Y esta proporción es aún mayor entre los CEO y directores generales. Entre los ejecutivos con el mayor nivel de cada compañía, el 38% tienen un título de grado de la Ivy League y el 64% un MBA de estas escuelas, lo que demuestra que en los puestos más altos el pedigrí sigue siendo importante.

Las mujeres van abriéndose hueco (y ascienden más rápido)

Aunque el perfil mayoritario de los ejecutivos de Fortune es el de hombre estadounidense, cada vez más mujeres despuntan en las grandes empresas. En concreto hay una gran presencia femenina en las empresas de servicios financieros, salud, venta minorista y, sorprendentemente, en las compañías aéreas.

Aunque cada vez hay más mujeres en puestos directivos, sigue habiendo 17 empresas de la lista Fortune cuyos 10 mayores ejecutivos son todo hombres. Cabe destacar, no obstante, que en la actualidad las mujeres progresan internamente con más rapidez que los hombres: de media las ejecutivas de la lista tardaron 28 años en llegar a sus puestos, frente a los 29 que tardaron los hombres.

En opinión de los investigadores, las mujeres escalan más rápido en las empresas porque en los departamentos en los que suelen trabajar, sobre todo en temas legales y de recursos humanos, se asciende más rápido.

El CEO de Philip Morris, Louis C. Camilleri es egipcio. (Reuters)
El CEO de Philip Morris, Louis C. Camilleri es egipcio. (Reuters)
Cada vez hay más directivos extranjeros

A medida que las empresas estadounidenses se han abierto al mercado internacional (la mayoría, de hecho, son multinacionales) ha crecido la presencia de extranjeros en los puestos directivos. En 1980 sólo eran el 2%, en 2011 el 11%. Su educación es similar a la de los estadounidenses, pero su presencia es mayor en las compañías más grandes, algo lógico, pues son estas empresas las que más negocios tienen en el extranjero.

Es curioso observar como la presencia de extranjeros es mucho mayor en las empresas de la costa, tradicionalmente más cosmopolitas y menor en las del interior. PepsiCo (que tiene la sede en Nueva York) y Philip Morris (de Virginia) tienen un 56% de ejecutivos extranjeros, por el contrario AT&T (Texas) y Abott Laboratories (Illinois) no tienen ninguno. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios