¿Harto de líderes de mierda? ¡Ya era hora!
  1. Alma, Corazón, Vida
CÓMO ARRUINAMOS NUESTRA VIDA

¿Harto de líderes de mierda? ¡Ya era hora!

Los humanos somos líderes del resto del planeta. Y si generamos cuatro veces más residuos de los que la Tierra puede absorber, somos unos líderes de mierda

Foto: ¿Por qué estamos rodeados de líderes de mierda?
¿Por qué estamos rodeados de líderes de mierda?

Yo que llevo tantos años en esto del liderazgo y el coaching, estoy harta y aburrida de ‘los siete hábitos’, ‘las diez claves’ y los ‘tres pasos’ para conseguir el éxito. Incluso mis propios ‘seis cafés’—aquél libro que escribí para los aprendices del networking—me hacen sonreírme con la inocencia de mis planteamientos de liderazgo de hace unos años.

Si encima abres el periódico todos los días para leer historias espeluznantes de directores generales, cargos políticos y familiares de apellido noble que se funden el dinero de otros en caprichos imperdonables, y luego se indignan con nosotros por exigirles explicaciones, pues te planteas muchas dudas existenciales sobre quién eres y en qué diablos estabas pensando cuando te metiste a coach ejecutivo.

Y es entoncescuando estás dispuesto a borrarlo todo y mandarlo todo a la mierda, cuando te das cuenta de que el problema es precisamente la mierda misma. La mierda que inunda nuestra sociedad a tantos niveles y de tantas formas, y que se ve mejor que nunca cuando miras a los líderes que nos representan. Los hayamos elegido o no.

El liderazgo no lo hemos inventado los humanos: es un producto de la evolución

Ellos no son más que el ejemplo más visible de cómo nuestros ideales equivocados de liderazgo y éxito personal llenan el planeta de mierda. Me refiero a la basura, los residuos, las botellas de plástico y los vertidos tóxicos, por supuesto. Pero también a los millones de cosas que compramos por aburrimiento y luego tiramos por el mismo motivo. Y sobre todo estoy hablando de cómo gastamos tiempo y energía en fiestas repetitivas, familias sin convivencia, proyectos sin interés, empresas sin alma y marcas sin vergüenza.

Déjate de siete hábitos, ocho pasos y cinco claves. Nadie se forra por seguir estos consejos, se hace famoso a costa de aplicar claves, ni encuentra el éxtasis por estarlo buscando. Todas estas cosas que tanto perseguimos los humanos para ser felices nos encuentran cuando menos lo esperamos, duran menos de lo que nos gustaría y dependen muchísimo menos de nuestro propio esfuerzo personal de lo que nos gusta admitir.

No. El liderazgo no lo hemos inventado los humanos: es un producto de la evolución. Esos millones de años de competir por la supervivencia entre especies hasta dar con el exclusivo modelo Homo Sapiens Sapiens: la máquina más sofisticada jamás materializada sobre la Tierra. Ese exclusivísimo vehículo vital que conducimos como si fuera una patata vieja y oxidada hasta que acabamos siendo viejos oxidados nosotros mismos.

La competición más voraz

Olvidamos que todos los humanos somos líderes del resto del planeta. Y si generamos entre todos cuatro veces más residuos de los que la Tierra puede absorber, pues somos unos líderes de mierda. No estamos cumpliendo con el encargo que recibimos de proteger nuestro reino terrenal. Si los animales pudiesen enchironarnos y encontrar nuestras cuentas escondidas en Suiza lo harían, los pobres.

Debajo de toda nuestra mierda, hay un salvaje guerrero deseando vivir a tope cada minuto

Cuestionar esta sucia economía de consumo es pura provocación salvaje. Porque todo esto que hacemos de competir entre nosotros por ganar más dinero, comprar el coche más grande de la urbanización, comer menos calorías al día que nadie en la oficina, y correr más kilómetros en el maratón de “New York!” que toda la familia junta; conservar los morritos más juveniles de la pandilla y presumir de los hijos más guapos y listos del mundo… Todoesto está matando todo lo que hace excitante nuestra vida. Dentro y fuera de nosotros.

Ignoramos que nuestro cuerpo humano tiene su propia interpretación de los acontecimientos porque está diseñado para salvarnos a pesar de nosotros mismos. Tenemos líderes de mierda porque somos la sociedad humana más cochina que jamás ha existido, y nuestra civilización globalizada actual, con todos sus ideales de belleza, éxito y poder, está cada vez más desconectada de lo salvaje, lo natural, lo emotivamente humano.

Into the wild

Si tienes ganas de vivir emociones intensas, búscalas en lo salvaje: lo caótico, lo ilógico y lo irracional. Quizás no llegues nunca a montar Facebook, ligarte a un príncipe de las revistas o una ángel de Victoria’s Secret, ni reinar en los rankings mundiales de Forbes, MTV o la revista ¡Hola!

Pero lo que sí puedo garantizarte es que descubrirás por qué tu cuerpo no te hace caso cuando más se lo pides. Y lo más importante,comprenderás que tu cuerpo humano, con sus molestas manías, incómodos dolores y caóticas emociones, está lleno de bellísimos secretos, aventuras heroicas jamás contadas y generosas promesas de amor a tantos ancestros que ya no recuerdas.

Debajo de toda nuestra mierda, hay un salvaje guerrero deseando vivir a tope cada minuto que le quede de vida. ¿Aburrirte? No. ¡Ya no vas a aburrirte nunca más!

*Pino Bethencourt Gallagheres asesora de alta dirección,experta en desarrollo del liderazgo ycreadora del enfoque CONNECT. Acaba de publicar su nuevo libro, Líderes de mierda.

El redactor recomienda