LAS CLAVES DE LA CULTURA INFANTIL

Pares y padres: las influencias que tienen los niños en los años escolares

Al llegar al cole los niños desean independizarse de los adultos, pero todavía dependen de ellos que, con sus pares, son los que constituyen su motivación

Foto: Las familias ayudan a que sus hijos se sientan capaces, amados y apreciados. (Corbis)
Las familias ayudan a que sus hijos se sientan capaces, amados y apreciados. (Corbis)

Durante los años escolares los niños desean independizarse de los adultos, pero todavía dependen de ellos. Valoran a sus pares y necesitan a sus padres, que constituyen el motivo de su vida.

Grupo de pares

Llevarse bien con sus pares es crucial durante la edad escolar, fundamental para vivir una vida plena y sentirse bien. Existe una importante evolución en el desarrollo de las relaciones entre pares, los niños más pequeños tienen amigos y aprenden de ellos, pero su egocentrismo hace que se sientan menos afectados ante la aceptación o rechazo de otros. Sin embargo, los niños en edad escolar son conscientes de las opiniones, juicios y logros de sus compañeros de clase. Necesitan al otro para autoafirmarse, buscar consejos y sentirse acompañados.

Los niños precisan más cuidado y atención, los adolescentes libertad y orientación y los jóvenes adultos paz y privacidadLas relaciones entre pares, en edad escolar, involucran a los compañeros con quienes deben aprender a negociar, comprometerse, compartir y defenderse como iguales. La cultura infantil incluye reglas y rituales que el niño desarrolla y comprende, y que se transmite de los más grandes a los más pequeños. Parte de esta cultura infantil, incluye separarse de los adultos. La ropa se transforma a menudo en un símbolo de independencia. El idioma también refleja la cultura del niño, incluyendo palabras con un significado que no comprenden los adultos y formas gramaticales que sus mayores les han dicho que están mal dichas.

Los adultos no siempre aprueban la influencia de los pares. Desde que los niños adoptan las características y valores de su grupo, los padres alientan a sus hijos a asociarse solo con aquellos pares que tienen su aprobación. Sin embargo los niños eligen los pares que les son compatibles.

Las familias y los niños

Las familias influyen en los niños de varias maneras. Cada familia tiene sus reglas y necesidades que varían con el desarrollo. Por ejemplo, los niños precisan más cuidado y atención, los adolescentes libertad y orientación y los jóvenes adultos paz y privacidad. En general, podemos decir que los niños en edad escolar, requieren que sus familias se centren en cinco aspectos:

  • Proporcionar alimentos, vestimenta y resguardo.
  • Fomentar el aprendizaje, pudiendo ayudar de muchas formas, como apoyo y como guía de educación.
  • Ayudar a desarrollar su dignidad. Las familias ayudan a que sus hijos se sientan capaces, amados y apreciados.
  • Cultivar relaciones con sus pares. Proviniendo de tiempo, espacio y oportunidad para favorecer su amistad.
  • Asegurar armonía y estabilidad. Los niños necesitan sentirse seguros y estables, con rutinas protectoras y previsibles.

La naturaleza del niño

Ya hemos hecho referencia a los pares y a los padres, las dos influencias más importantes durante el desarrollo del niño en edad escolar. Vamos ahora hacer referencia a la naturaleza del niño, en este momento del desarrollo. Durante esta etapa, vemos como los niños se vuelven más responsables y más maduros. Investigaciones recientes han identificado ciertas características que tipifican al niño durante esta etapa de edad escolar, que son:

  • La conciencia de la comparación social.
  • El incremento del control esforzado de las emociones.
  • Lealtad a los amigos.
  • Aprecio por los pares y los padres.
  • Un concepto de si mismo que es nuevo e independiente de la perspectiva de los padres.
  • La disminución de la autoestima a medida que se incrementa la conciencia de la propia identidad.

La interacción del autoentendimiento y la percepción social es cada vez más evidente durante los años escolares. Los niños comprenden quienes son, en parte al compararse ellos mismos con otros. De diversas formas, los niños en edades escolares buscan el crecimiento, la comprensión, la competencia, los amigos y la independencia. Todo esto, les ayuda a sobrellevar las dificultades con la que pueden encontrarse y los dirige hacia la adolescencia, etapa de continuación de la niñez y proceso hacia la vida adulta.

Iratxe Sánchez*, psicóloga especialista en clínica y psicoterapia infanto– juvenil y de la familia, en psicodrama de niños y adolescentes, en terapia de pareja y sexual y en psicoterapia. Directora técnica en Parentese.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios