AMIG@S Y 'MIEMBRAS', EXPRESIONES INCORRECTAS

Las doce dudas que debes resolver para hablar bien español, resueltas por la RAE

Un nuevo volumen publicado por la RAE, 'El buen uso del español', proporciona al lector una guía útil para mejorar nuestro empleo del idioma castellano

Foto: Un nuevo volumen publicado por la RAE y Espasa aclara alguna de las dudas más frecuentes que surgen en nuestra utilización del español. (Corbis)
Un nuevo volumen publicado por la RAE y Espasa aclara alguna de las dudas más frecuentes que surgen en nuestra utilización del español. (Corbis)

Suele decirse que las lenguas son organismos vivos y que, como tales, crecen, mutan, se desarrollan y, en algunos casos, mueren. Por eso es normal que el uso, el encuentro con otras lenguas y las innovaciones tecnológicas aceleren estos cambios. En ocasiones, para bien, al dar una nueva vida a viejas lenguas y proporcionar nuevos conceptos a través de los cuales podamos conocer el mundo que nos rodea. En otras, para mal, al fomentar el empobrecimiento de nuestros recursos expresivos.

Pero en la mayor parte de casos, simplemente se trata de pequeñas mutaciones antes las cuales debemos recordar los usos correctos de nuestro idioma, sin dejarnos arrastrar por la influencia extranjera. Con dicho objetivo se acaba de publicar El buen uso del español (Espasa), realizado de manera conjunta por la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española y que será presentado hoy en la sede madrileña de la RAE.

Como se recuerda en la introducción, el volumen tiene el objetivo de “dar a conocer a los hablantes las normas que ellos mismos han aprobado en plebiscito cotidiano”. Es decir, la norma sigue al uso, y no al revés. A continuación, presentamos alguna de esas dudas que suelen surgir en el empleo del castellano y algunas de las incorrecciones más frecuentes que aparecen señaladas en el libro, con el objetivo de que alcancemos ese esplendor que figura en el lema de la RAE.

  • ¿Cómo se escriben los nombres comerciales? ¿“iPhone” o “Iphone”?

La irrupción de marcas como Apple ha hecho proliferar los inventos cuyo nombre comienza por una i minúscula seguida por una mayúscula, como “iPhone”, “iPad” o “iPod”. También son frecuentes grafías como “iBanesto” o “MásVital”, que los académicos consideran admisibles como “recursos expresivos o estilísticos en los logotipos, el diseño gráfico y la publicidad”, pero que no deben utilizarse “abusiva e indiscriminadamente”. Así pues, respetemos la mayúscula inicial.

  • Nos podemos relajar con el móvil, pero no en un correo electrónico

Los académicos conceden que las comunicaciones a través de móvil están presididas por “la rapidez y la economía”, lo que provoca “la frecuente relajación de la ortografía”. Sin embargo, recuerdan que debido a que el correo electrónico no está tan condicionado por limitaciones de espacio o tiempo como otras herramientas de comunicación, en él se deben aplicar con rigor las normas ortográficas. La precisión no tiene en cuenta, no obstante, que cada vez más correos electrónicos se escriben a través de un smartphone.

  • Qué es un extranjerismo crudo y qué no lo es: ¿Irak o Iraq?

Con el nombre de extranjerismo crudo se conoce a “aquellas voces de otros idiomas que se usan en textos escritos en español sin que hayan sufrido adaptación formal para adecuarse a los patrones gráfico-fonológicos de nuestra lengua, de forma que conservan su grafía y su pronunciación originarias”. Por ejemplo, “pizza” o “rock”.

Ejemplos de palabras que suelen dar lugar a confusión son países como “Irak” o “Catar”. Se recomienda escribir así dichas palabras, puesto que “el empleo autónomo de la q en representación del fonema /k/ es ajeno a la ortografía del español”. Voces como “cuark” o “cuásar” deben adaptarse al español, en lugar de escribir quark o quasar.

  • ¿“Amigos y amigas, compañeros y compañeras”? Nada de repeticiones ni arrobas

Cuando la corrección política llegó a la lengua, la fórmula que explicitaba ambos géneros naturales con el objetivo de representar la paridad entre los mismos comenzó a utilizarse con una mayor frecuencia. La academia desaconseja dicho uso, como es el caso de “amigos y amigas”, puesto que se considera innecesario. Además, deben evitarse también soluciones que contravienen las reglas gramaticales, como la utilización de la arroba, “que ni siquiera es un signo lingüístico” en el lenguaje escrito, como ocurre con “l@s diputad@s”. El femenino “miembra” es incorrecto hasta nueva orden.

  • Ni “currícula”, ni “media”

Paradójicamente, la influencia del inglés ha contribuido a que abunden plurales latinos como “currícula”, “media” (como plural de “medios de comunicación”) o “referenda”. En dicho caso, se deben utilizar o los plurales invariables (“corpus”) o los correspondientes a las formas adaptadas en “o”, como “currículos” o “medios”.

  • ¿Cómo se escriben las palabras con prefijo?

Una de las dudas más habituales en la escritura surge cuando se ha de añadir un prefijo a determinadas palabras, y dudamos si juntarlo a la palabra, unirlo con un guion o simplemente presentarlo como una palabra aparte. Debemos unirlos a la base a la que afectan si esta se trata de una única palabra, como es el caso de “antirrobo” o “exalcohólico”. Si la palabra comienza con una mayúscula, debemos unirla al prefijo con un guion (“pro-Obama”) y, si la base es pluriverbal (es decir, sea constituida por varias palabras), se ha de separar de la misma, como ocurre con “vice primer ministro” o “anti pena de muerte”.

  • Las siglas no tienen plural escrito

Es habitual ver escrito “CDs”* u “ONGs”*, pero se trata de grafías no recomendadas. Las siglas son invariables en la escritura, aunque varíen oralmente. Es decir, se ha de escribir “las ONG”, pero puede pronunciarse “las oenegés”.

  • "Dios" no siempre se escribe con mayúscula

No se trata de un asunto de fe. El término empleado para designar a la divinidad debe ser escrito con mayúscula inicial en el caso de que se refiera al ser supremo de una religión monoteísta (“Dios perdonó los pecados de los mortales”), pero en minúscula cuando se habla del ser supremo de modo genérico o de una divinidad de una religión politeísta, como es el caso de “Jehová es el nombre hebreo del dios de judíos y cristianos”.

  • No se deben omitir los artículos aunque los periodistas lo hagan

Las retransmisiones de eventos deportivos a través de la radio y la televisión suelen eliminar, por influencia de idiomas extranjeros, ciertos determinantes. Es el caso de “entran en túnel de vestuarios”* o “remata con pierna derecha”*, fórmulas incorrectas que deben reemplazarse por “entran en el túnel de vestuarios” o “remata con la pierna derecha”. Sin embargo, los académicos reconocen que la necesidad de condensar la información de la prensa escrita provoca que enunciados como “presunto atracador huye cuando iba a ser detenido” sean válidos en un titular.

  • Las fechas se escriben sin ceros

La informática ha provocado que escribamos de manera frecuente las fechas con dos dígitos, puesto que la mayor parte de formularios, especialmente los bancarios, así nos lo exigen. Sin embargo, deberíamos escribir las fechas sin dichos ceros, separando día, mes y año con puntos, guiones o barras (jamás espacios), de manera que la primera jornada del año próximo sería el “1-1-14”, no el “01-01-14”*.

  • Usos incorrectos del gerundio

En previos artículos ya hablamos de que el empleo del gerundio de posterioridad, es decir, aquel que expresa una acción que ocurre después de otra, como en el caso de “se cayó por la escalera rompiéndose la pierna”, es incorrecto. También lo es el gerundio como modificador restrictivo del nombre, habitual en el lenguaje periodístico y administrativo. Por ejemplo, “nueva ley reformando las pensiones”. Es preferible utilizar una oración de relativo, es decir, “nueva ley que reforma las pensiones”.

  • La tilde en los monosílabos: “guion y “truhan”

La edición de 2010 de la Ortografía de la Lengua Española eliminaba la tilde de las palabras “guion” y “truhan”. Como recuerda El buen uso del español, muchos hispanohablantes pronuncian con hiato dichas palabras, que realmente contienen diptongos ortográficos, por lo que a efectos de acentuación gráfica, no deben llevar tilde. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios