30 escuelas matemáticas de élite, la respuesta de Inglaterra al informe PISA
  1. Alma, Corazón, Vida
MALAS NOTICIAS PARA EEUU Y FINLANDIA

30 escuelas matemáticas de élite, la respuesta de Inglaterra al informe PISA

Los resultados del informe PISA han provocado diferentes respuestas, pero en Reino Unido ya saben qué hacer para mejorar en matemáticas

Foto: Reino Unido prepara una nueva inversión para mejorar sus resultados en matemáticas en el corto plazo. (Corbis)
Reino Unido prepara una nueva inversión para mejorar sus resultados en matemáticas en el corto plazo. (Corbis)

Los resultados del informe PISA publicado este martes han provocado diferentes respuestas en cada uno de los países presentes en el mismo. Como suele ocurrir en unos resultados que abordan materias tan diferentes, es habitual, y más útil, quedarse con los aspectos negativos para mejorarlos que recrearse en lo positivo. Por ello, no hay más que echar un vistazo a los periódicos de medio planeta para darse cuenta de que el informe no deja contento a casi nadie.

España ha de mejorar sus marcas en Matemáticas, Comprensión Lectora y Ciencias, mientras que Estados Unidos se lamenta de los malos resultados obtenidos e incluso Finlandia comienza a cuestionarse su sistema educativo. Chile, que ha conseguido los mejores resultados en Latinoamérica, puede olvidar que aun así se encuentra por debajo de la media de los países europeos.

De entre todos los países que han reaccionado a los resultados, quizá Reino Unido haya sido el que ha actuado con una mayor celeridad, al proponer rápidamente la solución ante sus bajas calificaciones en asignaturas como las matemáticas, quizá porque probablemente ya contaban con ello antes de que el informe saliese a la luz. O, dicho de otra forma, si nuestros resultados en matemáticas son malos, tendremos que abrir más escuelas que alcen la media.

Ante la crisis, más escuelas

Reino Unido se encuentra exactamente en la media europea en lo que respecta a las matemáticas, con una calificación de 494. De esa manera, supera a Islandia, Letonia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Italia, España (con 484 puntos), Rusia, Eslovaquia y Estados Unidos. A pesar de ello, el Departamento de Educación ha decidido crear 30 nuevos centros de educación de élite a lo largo y ancho de todo Gran Bretaña con el objetivo de alcanzar a los países orientales, como es el caso de Shanghái en China, que ha vuelto a situarse en el primer puesto,Corea del Sur o Japón.

Polonia y Alemania han reformado y mejorado sus sistemas educativos

La apertura de estos centros tiene como objetivo elevar la calidad de la enseñanza más que dar cabida a un creciente número de alumnos. El secretario de Educación Michael Gove señaló el pasado martes su preocupación por los resultados obtenidos en el informe, que sitúa a los alumnos ingleses tres años por detrás de sus equivalentes en China o Japón, y un año más retrasados que los de otros países europeos como Holanda o Suiza.Al mismo tiempo, Gove elogió a aquellos países que han tenido “la valentía suficiente para reformar sus sistemas educativos (como Polonia o Alemania), que han mejorado significativamente sus resultados y las oportunidades de sus niños”.

Dentro de la misma reforma, se destinarán profesores de educación secundaria a tutorizar alumnos de educación primaria. Además, las actividades programadas para los menores de 11 años serán más exigentes que en un pasado inmediato. De esa forma, se espera prepararlos para alcanzar objetivos más complicados cuando accedan a la formación superior.

El secreto del milagro asiático

Grove habló en la Cámara de los Comunes de los factores que, en su opinión, habían conseguido que Oriente aventajase de manera significativa a los países europeos en estas últimas ediciones. “Lo que ha ocurrido es que han presentado a los estudiantes unos contenidos sobre matemáticas más exigentes a una edad más temprana”, reconoció ante la Cámara Baja inglesa.

Inglaterra nunca alcanzará a los países orientales porque no comparte su cultura del esfuerzo

Los Centros Estratégicos para la Educación Matemática, que así se llamarán estas instituciones cuyo lanzamiento está proyectado para septiembre de 2014, recibirán una financiación anual de 11 millones de libras (unos 13,28 millones de euros) y contratarán a expertos en pedagogía matemática, aumentarán el número de las prácticas de estos y se asegurarán de que los nuevos y más complejos contenidos lleguen a todas las escuelas.

Una no tan elevada inversión económica que tiene como objetivo maximizar la competitividad en matemáticas del país inglés, y que puede servir para inspirar a otros países europeos a seguir un camino semejante, aunque haya quien, como en el caso de Joe Elliott, profesor de la Universidad de Durham, señalan que es imposible que se alcancen los niveles de Japón o China puesto Inglaterra no goza de la misma “cultura del esfuerzo” que aquellos.

A diferencia de otro tipo de educación de élite, estos centros públicos no tienen como objetivo ofrecer una educación de mayor calidad a las clases más pudientes, sino servir de refuerzo para los estudiantes menos aventajados o realizar investigaciones pedagógicas.

Otras consecuencias de Bolonia

El país británico no es el único que ha reaccionado ante los resultados de Pisa, pero sí el que más rápido ha actuado. Un artículo de The Atlantic sintetizaba algunas de las preocupaciones de los estadounidenses sobre la educación de su país, y señalaba, ante todo, cuatro realidades preocupantes del motor económico del planeta: tienen problemas con las matemáticas (se encuentran en el puesto 26 de 34), gastan mucho dinero por cada estudiante (unos 53.000 dólares, es decir, unos 40.000 euros) y la clase social a la que pertenecen determina en un alto grado su rendimiento (un 15%, mientras que en países como Noruega, Finlandia o Japón este porcentaje se encuentra por debajo del 10%).

La calificación de Finlandia ha descendido en el último informe PISA

Sin embargo, tampoco Finlandia, el país que generalmente se nombra como sinónimo de la buena educación, puede lanzar las campanas al vuelo, ya que han perdido 2,7 puntos en matemáticas y 1,7 en Comprensión Lectora. Como señaló el martes el ministro de Educación Krista Kiuru, “la bajada general en los resultados de la educación nos enseña que debemos seguir tomando decisiones para desarrollar la educación finlandesa. Traeremos no sólo expertos en educación e investigación y políticos que tomen decisiones sino también padres y representantes de los estudiantes”.

Una tendencia descendente que contrasta con el optimismo del que pueden hacer gala países que han experimentado una importante mejora durante los últimos años, como es el caso de Brasil, Túnez, México, Turquía y Portugal.

Estudiantes Finlandia Reino Unido Sistema educativo Pedagogía Matemáticas
El redactor recomienda