Hasta que el Gordo os separe: ¿te divorciarías si te tocan 120 millones?
  1. Alma, Corazón, Vida
CÓMO EL DINERO ACABA CON LOS MATRIMONIOS

Hasta que el Gordo os separe: ¿te divorciarías si te tocan 120 millones?

David y Angela Dawes ganaron 120 millones de euros en el sorteo del Euromillón. Se acaban de divorciar y son el segundo caso en lo que va de año

Foto: Dave y Angela Dawes tras ganar la lotería. (Euromillones)
Dave y Angela Dawes tras ganar la lotería. (Euromillones)

Hace dos años, David y Angela Dawes ganaron 120 millones de euros en el sorteo del Euromillón. El matrimonio británico se convirtió en la 720 pareja más rica de Reino Unido, con más dinero que David Bowie e Iman, Sharon y Ozzy Osbourne o Gwyneth Paltrow y Chris Martin, por dar algunos ejemplos. En rueda de prensa (que fue, quizás, su primer error), los Dawes, además de bromear sobre los coches y mansiones que iban a comprarse, anunciaron que iban a dar 1 millón de libras a cada uno de los 20 amigos y familiares que más les habían apoyado a lo largo de sus vidas. Ahora, según informa la prensa británica, están en proceso de separación.

Como tantas parejas ganadoras de la lotería, los Dawes empezaron a discutir sobre las cosas en que iban a gastarse el dinero y con quién exactamente iban a compartir el premio. Según han explicado varias personas cercanas a la familia, David empezó a echarle en cara a su mujer que estaba gastando demasiado dinero, y la cosa se fue de madre. Ahora ha congelado todas sus cuentas para que su mujer no pueda disponer del dinero libremente (pese a que fueron los familiares de ésta los que menos dinero recibieron).

El caso de los Dawes no parece un hecho aislado. Hace sólo una semana, otra pareja británica ganadora de la lotería, formada por Adrian y Gillian Bayford, anunció su separación, debido al “estrés” que produjo en la familia el haber recibido 177 millones de euros. Entre la recepción del premio y la ruptura sólo pasaron 15 meses. Gillian explicó al Daily Mail, una publicación siempre atenta a este tipo de historias, que ganar la lotería fue una enorme carga que no supo gestionar: “Ganar la lotería es muy estresante. He trabajado muy duro en la mansión. No he descansado, y no hemos tenido nada de tiempo para pasar en pareja”.

“Te dejo, que me ha tocado la lotería”

La compañía que gestiona el sorteo de Euromillones, uno de los que reparte los premios más cuantiosos, asegura que sólo un 2% de los ganadores se ha divorciado de su pareja después de ganar el premio, pero la historia de los grandes premios está llena de personas que no supieron gestionar su buena suerte.

En 2007, el Tribunal Supremo obligó a un madrileño a compartir el premio del Gordo con su exnovia, de la que se separó en cuanto supo que le había tocado la lotería

Como explicó a El Confidencial el psicólogo Félix Zaragoza, de la clínica Activa Psicología, cualquier persona puede caer en desgracia tras ganar la lotería, aunque no sea adicta al juego, ni tenga inclinaciones especialmente egoístas: “Vernos en una situación especialmente boyante nos puede hacer perder el control y hacemos caso muy fácilmente a los embaucadores que nos proponen empresas absurdas o inversiones inútiles”. Si, además, compartimos el premio con nuestra pareja, las desavenencias sobre cómo debe gestionarse el premio puede acabar fácilmente en la disolución del matrimonio. Si no es el premio mismo el que acelera el divorcio porque una de las partes no quiere compartirlo.

En 2007, el Tribunal Supremo obligó a un madrileño a compartir el premio del Gordo con su exnovia, de la que se separó precipitadamente en cuanto supo que le había tocado la lotería. Casos como este se cuentan por decenas y es que hay personas que se vuelven muy poco generosas cuando les toca la lotería.

La jurisprudencia al respecto es clara. Aunque la lotería se cobra al portador, si el matrimonio está en gananciales el premio de la lotería es de ambos, desde el momento en que se falla el premio y aunque se cobre después de la separación.

Hay que saber qué hacer con tanto dinero

Incluso en los matrimonios mejor avenidos, compartir un premio de lotería puede acarrear serios problemas de convivencia. El mismo patrón se repite de una u otra forma cuando gente que no está acostumbrada a tener mucho dinero lo gana de la noche a la mañana.. Gestionar una fortuna se convierte en una profesión y no todo el mundo está preparado, máxime cuando las decisiones deben tomarse en consenso.

“Para tener una buena mentalidad financiera”, explicó Francisco Isidro, profesor de finanzas del ESIC a El Confidencial, “hay que saber qué hacer con tanto dinero, pero no es fácil. Entre la euforia y la falta de costumbre se cometen muchos errores. El primero de ellos suele ser que estas personas creen que el dinero no se acaba, que no tiene límite”.

No importa cuánto hayas ganado, si te pones a comprar coches y mansiones a diestro y siniestro vas a dilapidar toda tu fortuna en menos que canta un gallo. Se calcula que el 70% de las personas que se hacen ricas en un corto periodo de tiempo, por ejemplo ganando la lotería, se terminan arruinando en un tiempo inferior a cinco años.