Mamá, papá, estoy embarazada: crisis ante la paternidad adolescente
PADRES SIN EXPERIENCIA, ABUELOS PREMATUROS

"Mamá, papá, estoy embarazada": crisis ante la paternidad adolescente

Tener un hijo es una de las experiencias vitales más gratificantes que puede sentir una pareja, cuando se vive con responsabilidad, cuando forma parte de un

Foto: Los embarazos no deseados de adolescentes son un problema para toda la familia. (Sverre Haugland/Corbis)
Los embarazos no deseados de adolescentes son un problema para toda la familia. (Sverre Haugland/Corbis)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Tener un hijo es una de las experiencias vitales más gratificantes que puede sentir una pareja, cuando se vive con responsabilidad, cuando forma parte de un proyecto, cuando se espera con ilusión, cuando la pareja es estable. Los adolescentes no tienen adquiridas las habilidades, la responsabilidad y autonomía suficientes para tener, educar y cuidar a un niño adecuadamente. No ha terminado su formación académica, no tienen trabajo, dependen de sus padres, en definitiva, no están preparados para enfrentarse a una responsabilidad tan grande y por lo tanto se produce una situación de crisis, de temor y preocupación y sobre todo de rechazo ante el embarazo de la joven que en muchos casos termina en un proceso de aborto.

    Estoy embarazada

    La adolescente embarazada vive esta situación con angustia y temor a decírselo a sus padres, se siente desbordada. El miedo a la reacción de su familia le lleva en muchos casos a ocultárselo dificultando de esta manera la solución del problema, que parte de una detección precoz y una intervención y apoyo inmediato por parte de la familia y otros agentes sociales. La alternativa que ella se plantea es terminar con esta angustia, quitarse lo antes posible la responsabilidad que se deriva de tener y educar al hijo y la mayoría de las jóvenes optan por plantearse el aborto. Esta opción hay que pensarla con calma, pedir información del proceso y sobre todo que la adolescente esté apoyada y supervisada en todo momento. Abortar puede tener secuelas, problemas psicológicos que en algunos casos necesitan ayuda profesional del psicólogo para abordar esta situación.

    Nos encontramos con una madre o padres sin experiencia y unos abuelos y familia en general que se ven con la responsabilidad de educarleEs importante que la joven cuando sienta los síntomas antes mencionados, les expliqu  a sus padres con tranquilidad que es lo que está pasando para que lo antes posible se tomen las medidas necesarias para abordar el problema con eficacia. La comprensión, el diálogo cercano y constructivo facilitará la disminución de la angustia de la adolescente y empezar con la toma de decisiones para dar alternativas de solución.

    Uno de los aspectos que se ven afectados de manera inmediata es su rutina y rendimiento académico. Es difícil en muchos casos asistir con regularidad a clase, por los malestares físicos, por la imagen que muestra a los compañeros y profesores, se ve distinta a las demás y en esas edades es difícil de asumirlo. Aparecen dificultades de autoestima, tristeza y un aislamiento que va a provocar que abandonen sus estudios.

    Otro aspecto a tener en cuenta es la forma de educar al bebé en los primeros momentos y sobre todo a lo largo de la infancia. Nos encontramos con una madre o padres sin experiencia y unos abuelos y familia en general que se ven con la responsabilidad de educarle. Distintos criterios educativo y las diferencias importantes entre la forma de hacerlo de unos y otros suelen ser motivo de discusiones frecuentes. El resultado puede ser que los hijos tienen problemas de conducta ya que se vuelven manipuladores porque sacan ventajas de unos y otros.  

    Los padres ante el embarazo del adolescente

    Los padres tienen que mantener una actitud y predisposición positiva para valorar de manera serena todas las alternativas de solución ante el embarazo no deseado y todas pasan por tener en cuenta lo que aporte su hija. Esto le ayudará posteriormente a implicarse en la solución adoptada. Apoyo en todo el proceso de toma de decisiones sin culpabilizar.

    Es muy importante no dejarse llevar por la novedad y ansiedad de los primeros momentos y valorar los pros y los contras de cada una de las alternativas que pueden generar para tomar una decisión correcta acorde con los valores y estilo de la propia familia y la adolescente. Habitualmente se contemplan distintas posibilidades:

    • Tener al bebé sin implicar al padre adolescente y con un apoyo familiar.
    • Tener al bebé implicando al padre adolescente y a ambas familias para apoyarles. Viviendo juntos en el seno de alguna de las dos familias o no.
    • Tener al bebé y darle en adopción.
    • No tener al bebé. Abortar.

    Tengo que insistir aquí que deben contemplar cada una de las alternativas y elegir la que entre todos se considere la más viable y con menos consecuencias negativas para la adolescente. La familia puede y debe informarse con especialistas que les asesoren en cada una de las alternativas anteriores. Médicos y psicólogos pueden aportar luz sobre temas relacionados con la salud y consecuencias personales y sociales tanto si se opta por continuar adelante o no con el embarazo.

    Los padres deben comprender su situación, tranquilizar y facilitar su colaboraciónCada miembro de la familia de la adolescente tiene que esforzarse para no hacer ningún juicio de valor ni poner etiquetas a esta persona que sabemos que está sufriendo, no culpabilizar.

    Los familiares disponen de unas estrategias personales que les van a permitir afrontar y adaptarse a las situaciones difíciles y si no pueden pedir ayuda profesional. No están solos ante esta situación. Los recursos hacen referencia, básicamente, a tener capacidad de relación, establecer una relación de confianza con la adolescente y entusiasmo por contribuir a la solución del problema. ¿Hay algo más estimulante y motivador que ayudar a una persona que esté en dificultades, sobre todo si se trata de su hija? Tienen que demostrar empatía. Comprender su situación y sacar el máximo partido de esa relación en ese momento con el objetivo principal de tranquilizarla y facilitar su colaboración y por último, valorar conjuntamente las alternativas de solución y tomar la mejor decisión para la adolescente es el principal objetivo.

    *Vicente Prieto es psicólogo. Vocal de Clínica y Salud de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    3 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios