ESPAÑA, LÍDER EUROPEO EN ROBO AL MINORISTA

“Los españoles hurtamos al año lo mismo que facturan 35 hipermercados”

Las empresas españolas perdieron 2.617 millones de euros por hurtos en el año 2012, lo que representó un 1,4% sobre el total de las ventas del 'retail'

Foto: Una joven roba una botella de alcohol, uno de los productos más deseados por los ladrones. (Euromonitor)
Una joven roba una botella de alcohol, uno de los productos más deseados por los ladrones. (Euromonitor)

Las empresas españolas perdieron 2.617 millones de euros por hurtos en el año 2012, lo que representó un 1,4% sobre el total de las ventas de los establecimientos minoristas españoles, que ascendió a 186.900 millones de euros. Es la principal conclusión del Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2012-2013, realizado por Euromonitor Internacional en colaboración con Checkpoint Systems.

El director comercial de la firma de seguridad en España, Carlos López, ha explicado a El Confidencial que la cifra total que el comercio minorista pierde en España debido a la pérdida desconocida de la mercancía “equivale a la facturación anual de 35 hipermercados”. Un montante que, según López, debería preocuparnos: “Es un volumen importante, y nos afecta a todos, pues las empresas tienen que aumentar los precios para absorber esta perdida”.

El hurto por parte de los empleados ha disminuido debido al miedo a perder el trabajoEuromonitor ha indicado que el 50% de los hurtos son cometidos por los clientes, un 5% por fraude de proveedores y un 18% por pérdidas no relacionadas con la delincuencia, mientras que el 27% son perpetrados por los propios empleados, porcentaje que disminuye con respecto a años anteriores por “el miedo de los empleados a la pérdida del empleo”.

El estudio pone de manifiesto que España, junto con Francia y Holanda, encabeza un año más el índice de pérdida desconocida en Europa con un 1,4% sobre el total de las ventas, por delante de Italia (1,3%), Bélgica (1,3%), Portugal (1,2%) Reino Unido (1,2%) o Alemania (1,1%), este último el único país en el que han descendido los hurtos en el último año.

Un cambio en la tipología de los hurtos

Los minoristas continúan diferenciando fundamentalmente dos tipos de hurto: los que se cometen aprovechando la oportunidad y los que se perpetran con fines comerciales. Los primeros suelen afectar a artículos de poco valor o de valor medio, como los pro­ductos de belleza y aseo personal, los accesorios electrónicos y cualquier producto atractivo que, de pronto, pueda considerar­se una oportunidad de hurto. Los hurtos con fines comerciales tienen por objeto la reventa de los artículos hurtados, de modo que suelen afectar a los artículos de más valor, que son los que reportan más beneficios.

Con motivo de la crisis económica, el último barómetro ha detectado un cambio en el comportamiento de los hurtos. Ha aumentando especialmente el hurto de alimentos, bebidas o artículos de cuidado personal. López puntualiza, en cualquier caso, que no podemos hablar de que la gente esté robando para comer: “En el estudio se observa que han aumentado los hurtos en alimentación, pero no porque se roben más lentejas, leche o huevos –productos de primera necesidad– sino porque se roban más productos de delicatessen y alcohol. No es hurto por hambre, se roban productos que antes podíamos permitirnos y ahora no”.

La inversión en prevención de pérdidas de los minoristas españoles en 2012 ha sido de media un 0,1% sobre la cifra de negocioCuestión aparte es la de los robos organizados, que según ha destacado durante la presentación del estudio el director general de Checkpoint Systems, Mariano de Tudela, ya representan el 5% de los hurtos realizados por los clientes. Este tipo de hurtos se centran en los productos pequeños pero de gran valor, como los aparatos electrónicos, que siguen siendo los favoritos de los delincuentes dado que su reventa es más sencilla.

Asimismo, el estudio pone de relieve que el hurto externo puede llegar al 80% en función de las medidas de prevención de pérdidas aplicadas por las empresas. La inversión en prevención de pérdidas de los minoristas españoles en 2012 ha sido de media un 0,1% sobre la cifra de negocio, lo que representó 186,9 millones de euros.

Endurecimiento de las penas

Ante esta situación de los hurtos en España, el máximo responsable de Checkpoint Systems ha manifestado que el tope de 400 euros en la consideración de falta –una cifra mayor supone cometer un delito, con penas de entre 6 y 18 meses– es una cifra “demasiado elevada”. “Se está intentando modificar la Ley para que el tope en la consideración de falta sea rebajado, y me consta que se están dando pasos agigantados para que esto sea una realidad”, ha avanzado.

En este sentido, ha añadido que la manipulación de dispositivos a la hora de cometer un hurto debe ser considerado un gravamen a la hora de calcular la pena, algo en lo que según Tudela, “se está también trabajando”.

En opinión de López, es importante que el comercio minorista se plantee la adquisición de nuevas medidas de seguridad que pongan mayores trabas a los ladrones ya que “los profesionales quebrantan fácilmente los sistemas de seguridad que llevan más tiempo instalados”. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios