La verdadera razón por la que las parejas tienen relaciones sexuales
  1. Alma, Corazón, Vida
Y POR QUÉ DURAN MÁS O MENOS

La verdadera razón por la que las parejas tienen relaciones sexuales

La estabilidad conyugal depende en un alto grado del sexo. La motivación puede ser distinta, pero hay una causa universal por la que todos lo hacemos

Foto: La verdadera razón por la que las parejas tienen relaciones sexuales
La verdadera razón por la que las parejas tienen relaciones sexuales

El motivo por el que las parejas mantienen relaciones sexuales parece obvio a primera vista, aunque más allá del placer en sí mismo, las respuestas pueden ir desde una finalidad reproductiva hasta una necesidad fisiológica. De hecho, en un estudio de la universidad de Texas publicado hace ya varios años se identificaron hasta 237 motivos diferentes, que variaban según el estado anímico de cada uno, la situación por la que atravesaba la pareja o el estrés.

Las últimas conclusiones sobre esta cuestión han reducido los motivos a dos categorías: la positiva y la negativa. Esto es, para “sentirse más cerca de su pareja” o “aumentar el grado de intimidad” o, por el contrario, para “evitar el conflicto”, “evadirse” o “no sentirse culpable”. Sin embargo, detrás de estas dos categorías se persigue siempre el mismo objetivo: mejorar la calidad de la relación y contribuir a que no se rompa, según los resultados del estudio Sexual Motivation, Desire, and Satisfaction in Intimate Bonds,publicado en la revista Personality and Social Psychology.

Las relaciones sexuales no suelen ser elproblema, sino la solución, según se puede pensar a la luz de los resultados de la investigación. Su influencia en el matrimonio es central y la estabilidad conyugal depende en un alto grado del sexo. Según matiza la autora principal del estudio, la psicóloga Amy Muise, “el impacto de las relaciones sexuales en la vida matrimonial tiene una gran relevancia”, hasta el punto de provocar una ruptura o, por el contrario, una relación feliz.

La diferencia entre los matrimonios felices y los infelices

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron a un centenar de parejas que debían rellenar a diario una encuesta sobre su actividad sexual. Según los resultados, las personas que más satisfacción obtenían eran aquellas que partían de una motivación positiva, mientras que cuando se practicaba debido a una motivación negativa el placer y el grado de felicidad conyugal era menor.

La influencia de las relaciones sexuales en la vida matrimonial tiene una gran relevancia, hasta el punto de provocar una ruptura o, por el contrario, una relación feliz

Con el paso del tiempo, estas motivaciones fueron claves para comprender la diferencia entre las personas que se sentían felices con su matrimonio y las que no: las primeras fueron las que partieron de una motivación positiva y las segundas de la negativa.

Otra de las conclusiones a la que se llegó con este estudio fue que cuanto más predomine el enfoque positivo a la hora de mantener relaciones más aumenta el deseo sexual. Por el contrario, cuando predominaba el enfoque negativo la frecuencia con la que se mantenían relaciones iba descendiendo exponencialmente a lo largo del tiempo. Unos resultados en los que apenas se observaron diferencias entre hombres y mujeres.

Efectos a largo plazo

El equipo del que forma parte Muise realizó un segundo estudio entre casi medio centenar de parejas casadas a las que analizó durante un período más prolongado de tiempo. Los resultados fueron prácticamente los mismos y se comprobó que los efectos se mantienen a largo plazo.

A la luz de estas conclusiones surge inevitablemente la pregunta de que si es mejor no tener relaciones sexuales que tenerlas con una motivación negativa. El estudio no aborda directamente esta cuestión, pero deja claro que cuando se practica sexo con el objetivo de evitar el conflicto, para evadirse de un mal día de trabajo o para no sentirse mal con uno mismo por no satisfacer a la otra persona se acumulan las sensaciones negativas y desciende el deseo.

Lo mejor que se puede hacer en estos casos para encontrar motivaciones positivas, según defiende la mayoría de terapeutas sexuales, pasa por mejorar la comunicación entre la pareja, evitar la rutina y experimentar cosas nuevas.

Sexualidad Relaciones sexuales Relaciones de pareja Matrimonio
El redactor recomienda