Las palabras que un colegio británico ha prohibido a sus alumnos (por su bien)
  1. Alma, Corazón, Vida
"ZONAS DE LENGUAJE FORMAL"

Las palabras que un colegio británico ha prohibido a sus alumnos (por su bien)

¿Mejoraría el lenguaje de nuestros jóvenes si el colegio les prohibiese emplear determinadas palabras? Seguramente no, pero hay que intentarlo

Foto: Este es el cartel donde aparecen las palabras 'prohibidas' en la escuela londinense. (Twitter)
Este es el cartel donde aparecen las palabras 'prohibidas' en la escuela londinense. (Twitter)

¿Mejoraría el lenguaje de nuestros jóvenes si el colegio les prohibiese emplear determinadas palabras? Seguramente no y su certificación como palabras “tabú” no haría más que fomentar su uso a la hora de la salida, entre cigarrillo y cigarrillo furtivo, pero un colegio de Londres parece haber pensado que es una buena idea y así la ha aplicado.

Son hasta diez los términos que la Harris Academy Upper Norwood ha prohibido a sus alumnos, al menos en las zonas que ha definido como “zonas de lenguaje formal” y que, como cabe esperar, incluye las aulas y los pasillos. Una vez los estudiantes abandonan el centro, pueden decir lo que quieran (o lo que sus padres les permitan).

La iniciativa ha partido del nuevo director, Chris Everitt, con el objetivo de que los estudiantes aprendan desde muy jóvenes a utilizar un lenguaje que tendrán que emplear durante su carrera laboral o en una entrevista de trabajo.

Como declaraba un portavoz del colegio a The Guardian, el objetivo es “desarrollar las habilidades blandas que necesitarán para competir por trabajos o puestos universitarios, y las habilidades que necesitan para expresarse con confianza y de manera apropiada ante una gran variedad de públicos”.

¿Cuáles son las palabras (inglesas) que no podrán emplear los estudiantes de esta escuela?

  • Coz: apócope de “because”, es decir, “porque”. Si ya resulta incorrecto pronunciar la palabra de esta manera, peor aún, claro está, es escribir en una redacción el término “coz”.
  • Aint: otro apócope, en este caso de la negación “is not”. Quizá haya que culpar a Elvis (o a Big Mama Thornton) de la difusión de este término: ya se sabe, “you ain’t nothing but a hound dog…”
  • Like: en la novela de Anthony Burguess La naranja mecánica, su protagonista, Alex, empleaba a menudo la palabra “like”, vacía de significado, como si se tratase de una simple interjección. Su uso ha llegado hasta la Gran Bretaña de nuestros días.
  • Bare: una deformación de “very” y que vendría a significar algo así como “mogollón”, o “tope”. Un adjetivo explicativo que simplemente enfatiza la importancia del adjetivo al que acompaña.
  • Extra: una versión un poco más light de “cojonudo”, o “mola”, es una de esas palabras del slang que se popularizan hasta la extenuación, o hasta que se produce el relevo generacional y dicha expresión comienza a considerarse demodé (recordemos “tope guay”).
  • Innit: un caso semejante al de “aint” que, en este caso, es una variación de “isn’t it”. Una fórmula que, dependiendo del contexto, puede significar tanto “¿verdad?” (en una pregunta, para buscar confirmación) o “totalmente” (como respuesta a una interrogación).
  • You woz / We woz: una de las expresiones menos conocidas por los no angloparlantes, se trata de una mala pronunciación de “was” que fue popularizada, entre otros, por Ali G., el personaje interpretado por Sacha Baron Cohen. En otros contextos, puede ser también una variante de “worry” (“preocupado”).
  • Empezar oraciones con “basically”: una muletilla particularmente extendida, incluso en nuestro país, donde cada vez se utiliza más este adverbio que, en la mayor parte de casos, no significa nada.
  • Terminar oraciones con “yeah”: otra muletilla inútil que nunca se admitiría en un entorno laboral. Yeah.
Lenguaje Estudiantes Trabajo Londres
El redactor recomienda