Es noticia
Menú
'Drunk tanks', la fórmula de la policía británica para acabar con los borrachos
  1. Alma, Corazón, Vida
CENTROS PRIVADOS LES RECOGERÁN Y COBRARÁN

'Drunk tanks', la fórmula de la policía británica para acabar con los borrachos

Los oficiales de policía británicos dicen estar hartos de dedicarse a retener a borrachos en las comisarías y piden que esa función se haga en centros privados

Foto: La policía británica detiene a un borracho en una fista estudiantil en Lincoln. (Reuters)
La policía británica detiene a un borracho en una fista estudiantil en Lincoln. (Reuters)

No hace falta adentrarse en la madrugada para pasear por las calles de las ciudades del Reino Unido y encontrarse a personas como una cuba durmiendo la mona en las esquinas. Los británicos se emborrachan tanto que la policía está decidida a tomar cartas en el asunto.

La Asociación de Oficiales de Policía (ACPO, por sus siglas en inglés) acaba de lanzar una campaña para recordar que su trabajo los fines de semana no debe limitarse a llevar a gente alcoholizada de un lado a otro, una actividad que les quita tiempo de otras funciones que consideran más importantes, pues tienen que atenderles en la celda cada 15 o 30 minutos. Por eso ha propuesto que los borrachos dejen de ser encerrados en comisaría y sean custodiados en depósitos de borrachos(drunk tank, en inglés) privados, cuyo coste no incida en las arcas públicas.

“No veo por quéla policía o los servicios de salud deben tener el deber de cuidar a alguien que ha decidido emborracharse tanto que no puede cuidar de sí mismo”, asegura Adrian Lee, jefe de policía de Northamptonshire y líder del grupo policial de problemas con el alcohol en The Guardian. “Así que, ¿por qué no llevamos a los borrachos a una celda especial, regentada por una compañía privada que se encargue de ellos hasta que estén sobrios? Cuando salgan de allí, les pondremos una multa y la empresa les cobrará por su cuidado, que tendrá un costo significativo y funcionará como un importante factor disuasorio”. Además, asegura, estos espacios serán un entorno más seguro para los borrachos, porque contarán con personal sanitario que podrá atenderlos de forma específica.

Según estimaciones de The Telegraph, el coste de una noche en comisaría es de entre 300 y 400 libras, y la policía sólo puede poner a los borrachos una multa de 80 libras por una falta de ebriedad y desorden público. El año pasado fueron multados por esta cuestión 31.000 británicos, aunque no hay datos de cuántos de ellos pasaron la noche en comisaría.

Una medida con importantes respaldos (y críticas)

La asociación de oficiales de policía no es la primera institución que aboga por los depósitos de borrachos privados. El propio David Cameron planteó una medida similar el año pasado, y el comisario del partido conservador para temas policiales, Mathe Grove, apoyó la idea recientemente, pues cree que ayudaría a conservar los finitos recursos de los cuerpos de seguridad: “Es probable que un día se muera alguien en una cuneta debido a un infarto mientras estamos tratando con un borracho. Los servicios públicos tienen recursos limitados y debemos apreciarlos debidamente”.

No todas las asociaciones policiales están de acuerdo con la medida. La Federación de Policía, el órgano de representación de los guardias municipales, sargentos e inspectores de Inglaterra y Gales, cree que encerrar a los borrachos, que probablemente necesitan atención médica, en un espacio reducido no es la solución más eficaz. Pero Lee cree que es un error pensar que la policía puede actuar como un servicio sanitario: “Es muy difícil saber cuál es el mejor lugar para llevar a los borrachos. ¿Es la comisaría o es mejor un hospital? ¿Debemos dejar que los borrachos obstruyan los servicios de emergencia sanitarios? ¿Por qué no llevarles a un lugar seguro en el que cuenten con la atención de personal médico privado?”

En opinión de Lee, tal como ha constatado en el manifiesto de la asociación policial, las personas que se embriagan "tienen que crecer y asumir responsabilidades. Beber hasta que no puedes pensar correctamente te hace más vulnerable, eres una victima fácil para loscriminales, puedes lesionarte y puedes cometer altercados".

No hace falta adentrarse en la madrugada para pasear por las calles de las ciudades del Reino Unido y encontrarse a personas como una cuba durmiendo la mona en las esquinas. Los británicos se emborrachan tanto que la policía está decidida a tomar cartas en el asunto.

Gales