SEGÚN UN INFORME DE LAS NACIONES UNIDAS

El cambio climático existe (y es en un 95% culpa del ser humano)

Pocas luchas tan enconadas existen en el mundo de la ciencia como la que enfrenta a los defensores de la teoría del calentamiento global con sus detractores

Foto: Las olas de calor vividas en los últimos veranos son consecuencia del calentamiento global, afirma un informe de la ONU. (AIFiCC)
Las olas de calor vividas en los últimos veranos son consecuencia del calentamiento global, afirma un informe de la ONU. (AIFiCC)

Pocas luchas tan enconadas existen en el mundo de la ciencia (pero también en el de la política) como la que enfrenta a los defensores de la teoría del calentamiento global y los que la niegan o, al menos, relativizan el efecto del hombre en el cambio climático. Cada cierto tiempo, nuevas investigaciones dan la razón a uno u otro bando, y el debate vuelve a reabrirse. Pero pocos informes tienen la autoridad científica del que cada cinco años publican las Naciones Unidas, cuya última versión ha sido filtrada esta misma semana.

Se trata del quinto informe realizado por el Panel Intergubernamental de la ONU sobre el Cambio Climático (IPCC) desde su fundación, en 1988, y el primero desde 2007, que será publicado de manera oficial este otoño, tras una revisión final con gobiernos y científicos que tendrá lugar a finales de septiembre en Estocolmo. El informe no aporta ninguna nueva investigación, pero se trata de la revisión de estudios sobre el cambio climático más concienzuda y por ello, cada una de sus ediciones es considerada como la guía principal sobre el calentamiento global por gobiernos e instituciones de todo el planeta.

El Panel Intergubernamental ganó el Premio Nobel en 2007“Es bastante probable que la influencia humana en el clima haya causado más de la mitad del aumento en la media de las temperaturas observado entre 1950 y 2010”, señalaba el estudio. “Tenemos una gran confianza en que es eso lo que ha calentado el océano, ha aumentado el nivel del mar, derretido el hielo y la nieve y ha dado lugar a algunas temperaturas extremas durante los últimos 50 años”. El Panel Intergubernamental ganó juntó a Al Gore el Premio Nobel de la Paz el pasado 2007 por “sus esfuerzos para construir y difundir un mayor conocimiento sobre el cambio climático causado por el hombre y poner las bases para las medidas para contrarrestar este cambio”.

Guía antiescépticos

El informe sale al paso de las acusaciones, recurrentes durante los últimos años por parte de los detractores del efecto global, de que el cambio climático no existe debido a que las temperaturas han aumentado en menor grado durante los últimos años (aunque entre 2000 y 2012 se hayan dado 14 de los años más calurosos desde que comenzaron a tomarse mediciones). Según la tesis de los escépticos, es normal que la temperatura fluctúe durante breves períodos de tiempo, y ello no quiere decir que exista ninguna tendencia global.

El informe reconoce que aunque la emisión de gases invernaderos es cada vez mayor, y si bien las temperaturas siguen aumentando, el calentamiento global es cada vez más lento. Unos datos que han servido con frecuencia como argumento para los negacionistas del cambio climático y que la investigación señala que seguramente estén originados por causas coyunturales y no estructurales, por lo que no se deben detener los esfuerzos por hacer frente a este problema.

Los océanos absorben más calor que en un pasadoEstas causas por las que se ha producido este frenazo en el calentamiento aún no están claras, pero el informe sugiere algunas posibilidades a las que, no obstante, da una “credibilidad media”: un aumento en la ceniza expulsada por los volcanes que, como ocurrió con la erupción del islandés Eyjafjällajokull, pueden hacer descender la temperatura global o alteraciones en ciclo solar del sol.

Una tercera hipótesis es aquella que afirma que los océanos absorben actualmente más calor que en el pasado, tal y como señaló un estudio publicado en Inglaterra el pasado mes de julio. Según la investigación, el derretimiento de los polos, que ha hecho aumentar el nivel del agua en los océanos, puede haber contribuido también a que la parte oceánica del planeta absorba más calor que en un pasado. El informe también advierte de que el nivel del agua puede haber elevado hasta tres pies (casi un metro) para el año 2100, si las emisiones de gases invernadero siguen al mismo nivel que hasta ahora.

La acción del hombre

En comparación con el último informe publicado por las Naciones Unidas en 2007, de esta nueva entrega se desprende que el ser humano tiene cada vez más responsabilidad en el aumento de las temperaturas del planeta. Si en aquel se cifraba en un 90% las posibilidades de que haya sido la acción humana la que haya alterado las temperaturas del planeta, en esta ocasión, la cifra asciende hasta el 95%.

El informe reduce la estimación del aumento de temperatura de los 7,7 grados a los 2,7Es más, el informe asegura que, incluso en caso de que los gobiernos y las compañías se pusiesen de acuerdo para frenar la acción de los gases de efecto invernadero, existe ya una cantidad tan grande de dióxido de carbono en la atmósfera que será imposible acabar totalmente con ella. El estudio estima que alrededor del 20% de estos gases se quedarán en la atmósfera durante, al menos, unos cuantos siglos. Los efectos del cambio climático serán irreversibles en “una escala humana de tiempo”, indica el informe.

La investigación señala con pesimismo que la dificultad de predicción de los cambios de la temperatura en términos locales (mucho más compleja que en términos globales, donde se pueden anteceder los efectos de los gases invernadero con una mayor exactitud) puede provocar que muchos gobiernos trabajen de manera ciega sobre las políticas que deben llevar a cabo.

Otra novedad del presente informe es que desciende la estimación sobre el aumento de la temperatura que había sido realizada en 2007, y que señalaba que este se situaría, como mínimo, en 3,7 grados Celsius. Una cantidad que ahora reducen hasta los 2,7 grados, recuperando el consenso que había existido desde finales de los años setenta. No obstante, los científicos recuerdan que dicha cifra representa el mínimo, por lo que el aumento de las temperaturas puede llegar a superar los cinco grados e, incluso, los diez en los polos. ¿Las consecuencias? Según el informe, el derretimiento de los casquetes polares, la extinción de un gran número de animales y plantas y una crisis alimenticia sin parangón en la historia del hombre.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios