Las grandes ventajas de la tienda tradicional marcan la diferencia
  1. Alma, Corazón, Vida
CUANDO LA TECNOLOGÍA NO ES LA SOLUCIÓN

Las grandes ventajas de la tienda tradicional marcan la diferencia

Comida, ropa, libros, cámaras de fotos, zapatos, viajes,coches e incluso sexo: todo se puede comprar por internet. Sin embargo, a pesar de sus muchas ventajas, no

Foto: Imagen de una librería 'Barnes & Noble' en Nueva York. (Corbis)
Imagen de una librería 'Barnes & Noble' en Nueva York. (Corbis)

Comida, ropa, libros, cámaras de fotos, zapatos, viajes,coches e incluso sexo: todo se puede comprar por internet. Sin embargo, a pesar de sus muchas ventajas, no es ésta la manera que prefieren los usuarios, como bien saben en Barnes & Noble (B&N), la mayor librería de Estados Unidos, con sede en Nueva York.

La compañía ha llegado a la conclusión de que su mejor baza en los tiempos que corren es promocionarse como una tienda de toda la vida, de venta al por menor. Como ha contado James Surowieki en “The Financial Page” de The New Yorker, la alarma la ha dado, aunque pueda parecer sorprendente, el absoluto fracaso de Nook, su lector electrónico basado en la plataforma Android. Hace un par de semanas B&N anunciaba que la sección de Nook había perdido casi 500 millones de dólares. La ruina era evidente. Aunque la estrategia no parecía errónea –tener un propio lector digital para entrar en competencia con Apple y Amazon y, en general, con un futuro dominado por los e-books— ha resultado ser un fracaso total. Pero lo sorprendente de la historia es que el Nook es la única parte del negocio que está perdiendo dinero.

La compañía no debe modernizarse, sino todo lo contrario: ser una librería tradicional, como las de toda la vida

Las tiendas al pormenor de B&N ingresan grandes cantidades de dinero y su funcionamiento es muy eficiente gracias a una mejora en la gestión del inventario. En definitiva, aumentan los beneficios vendiendo menos libros. No es fácil mantenerse gracias a los pequeños establecimientos, pero la bancarrota de Borders, la gran cadena de librerías y principal competencia de B&N, ha dejado a ésta última con la hegemonía de las tiendas a pie de calle donde aún se pueden hojear y comprar libros.

Tiendas y editoriales

B&N tiene todavía 600 tiendas al por menor y 686 librerías universitarias, y además obtiene muchas ventajas de las editoriales. Como revelaba un reciente estudio del Codex Group, aún es más frecuente hojear los ejemplares en las propias librerías que la compra por internet, por lo que los editores están muy interesados en que B&N sobreviva a la conquista digital.

Aspectos a mejorar

Por supuesto, no todo lo hacen bien. La página web podría ser mejor, más práctica y atractiva, y sus tiendas a menudo están demasiado abarrotadas: los alquileres que pagan por los locales son bajos, pero tal vez estos sean demasiado pequeños. A veces falta mercancía en las propias tiendas y los escaparates no suelen ser demasiado buenos. A este respecto, la muerte del Nook también puede suponer una mejora, ya que a menudo era este el que copaba los escaparates de las librerías. Los métodos de venta también podrían ser más innovadores, y se podría poner más atención en los ejemplares cuidados, bonitos.

“Las tiendas que pueden ayudarte a encontrar lo que buscas pero que también pueden ayudarte a descubrir nuevos libros que no has leído son todavía muy valoradas por los lectores”, sentencia Daniel Raff, profesor de gestión que ha escrito un profundo estudio acerca de Borders y B&N. Es decir, la compañía no debe obsesionarse con modernizarse para adaptarse a los nuevos tiempos, sino más bien todo lo contrario: seguir siendo una librería tradicional, como las de toda la vida.

¿Libros tecnológicamente obsoletos?

Esta estrategia echa para atrás a innumerables personas que consideran que el libro de papel es un artículo obsoleto, y que el futuro está en el libro digital. No obstante, las ventas del e-book eran sólo de un 44% por ciento.

Los libros digitales tienen algunas ventajas, pero para la mayoría de los lectores la principal es que salen más baratos (podríamos hablar de la inconsciencia de que para que la cultura funcione hay que dejarse dinero en ella, pero ese es otro tema). El Codex Group concluye, no obstante, que las ventas de los e-books están dominadas por los géneros ligeros, lo que en inglés se llama light reading. Cuando se pretende leer un libro con profundidad, no se lee en pantalla, afirman.

Pero no se confundan: no se trata de una cuestión de romanticismo o nostalgia. Como afirma Surowieki, “la verdad es que el libro es una pieza tecnológica excepcionalmente buena: fácil de leer, portátil, duradera y barata”.

Muerte