"HE TOMADO MUCHA VIAGRA Y NO PUEDO SALIR AHORA"

Las diez excusas más estúpidas para eludir el impuesto de circulación

Un motorista se excusó ante la agencia alegando que le había sido imposible salir de casa para comprar el comprobante de pago del impuesto de circulación

Foto: A pesar de las excusas, la mayoría de la gente cumple con el pago del impuesto de circulación en EEUU. (Corbis)
A pesar de las excusas, la mayoría de la gente cumple con el pago del impuesto de circulación en EEUU. (Corbis)

El impuesto de circulación no es plato de buen gusto en Reino Unido, por lo que las maneras para eludirlo son muchas y variadas. Y también excéntricas. La DVLA (The Driver and Vehicle Licensing Agency), agencia británica para la regulación del impuesto de circulación, acaba de revelar un top ten de las excusas más tontas que ha recibido para justificar el impago de la tasa

Un motorista se excusó ante la agencia alegando que le había sido imposible salir de casa para comprar el comprobante de pago del impuesto de circulación porque había tomado una dosis demasiado elevada de Viagra. Pero no es ésta la única declaración sorprendente.

Entre las justificaciones más bobas se encuentran cosas como un coche cuyo valor era inferior al impuesto a pagar, el olvido absoluto del lugar en que estaba aparcado el vehículo, una gripe o el desgraciado accidente de un tipo que se cayó de un árbol mientras cogía ciruelas y se partió ambos brazos.

Mi perro se comió la notificaciónLa agencia se lo ha tomado con humor –el número de impagos es muy escaso– e incluso ha publicado un vídeo en Youtube con una breve animación que caricaturiza una de estas insospechadas situaciones, más propias de un cómic o de unos dibujos animados que de la vida real y adulta.

La jefa de los servicios digitales de la DVLA, Carolyn Williams, no esconde su sorpresa: “La gran mayoría de la gente paga el impuesto a tiempo, pero me alucina  ver las excusas que algunos se inventan”. Además, Williams niega que alguna de estas justificaciones sea realmente válida. “Es más fácil que nunca pagar el impuesto de circulación y nuestros servicios digitales están diseñados para poder ser usados a cualquier hora del día o de la noche, adaptándonos al estilo de vida de la gente”, dice la jefa, que termina añadiendo: “Realmente, no hay necesidad de inventar excusas tontas”.

La lista de las diez excusas más tontas

1. Mi contable me dijo que me beneficiaba de una devolución de impuestos, así que no pensé que tuviera que pagar otra vez este año.

2. Iba camino de la oficina de correos para pagar el impuesto del vehículo y me llamaron de una casa de apuestas. Había un caballo corriendo en Doncaster que se llamaba ‘No lo hagas’, así que aposté por él con el dinero del impuesto del coche. Lo perdí.

3. Mi compañero de piso me dijo que si el coste del impuesto es mayor de lo que vale tu coche no tienes que pagar. Así que no pagué.

4. Me caí de un árbol cuando recogía ciruelas y me rompí los dos brazos.

5. Tomé demasiada Viagra y no pude salir de casa.

6. Olvidé que tenía una moto en mi garaje. Estaba escondida detrás de la barbacoa, así que no es mi culpa.

7. Tenía la gripe y no pude ir a la oficina de correos.

8. He estado fuera del país durante cuatro meses y he olvidado por completo dónde aparqué mi coche.

9. Mi perro se comió la notificación

10. La alarma que puse en el teléfono móvil no funcionó, así que no es mi culpa.

A pesar de la excentricidad y la estupidez de las excusas –algunas suenan a niño de siete años que no ha cumplido con la tarea– las últimas cifras indican que el 99 por ciento de los vehículos están debidamente declarados, y la inmensa mayoría de los impuestos de circulación se pagan a tiempo.

 

 

 

 

 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios