LAURENT GOUNELLE, EL AUTOR DE AUTOAYUDA DE MODA

“A menudo, sólo vivir un drama personal posibilita que cambies”

“Hace 20 años me despidieron del trabajo”, explica Laurent Gounelle, otrora empleado de una consultoría francesa de formación de directivos, hoy autor superventas. “Caí en una

Foto: “A menudo, sólo vivir un drama personal posibilita que cambies”
“A menudo, sólo vivir un drama personal posibilita que cambies”
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    “Hace 20 años me despidieron del trabajo”, explica Laurent Gounelle, otrora empleado de una consultoría francesa de formación de directivos, hoy autor superventas. “Caí en una depresión total, perdí 10 kilos, pero a día de hoy lo veo como un regalo. Fue gracias a esto por lo que me empecé a plantear ciertas preguntas y tomé el camino que me ha llevado hasta aquí. Soy más feliz que entonces”.

    Tras su despido, Gonuelle creó su propia empresa, en la que hizo de su pasión su profesión: empezó a trabajar como coach, enseñando a los empresarios a mejorar sus relaciones personales, y se metió de lleno en el estudio de la psicología y la filosofía. Pero sus inquietudes literarias no llegaron hasta que superó otra crisis, más dura incluso que la que tuvo que pasar tras su despido. En 2006, cuando tenía 40 años, y justo tras su boda, murió su padre, y al poco tiempo su mejor amigo. Mientras su esposa se quedó embarazada de su primera hija. Fue entonces cuando sintió la necesidad de plasmar sus conocimientos en una novela, El hombre que quería ser feliz, que se convirtió de la noche a la mañana en un fenómeno editorial en Francia (alcanzando el primer puesto en la lista de ventas) y más tarde en España, donde ha vendido más de 70.000 copias.

    Tras conocer el éxito como escritor, Gounelle vendió su empresa. Ayer visitó Madrid para presentar su nuevo libro, Te llevaré a un lugar donde todo es posible (Planeta), en el que, de nuevo a través de la ficción, reflexiona sobre el sentido de la vida y la felicidad.

    El aspecto práctico del empresario es el que nos lleva a escribir sobre consejos e ideas para conseguir el bienestarEl francés no es el primer empresario que acaba escribiendo libros sobre bienestar, algo muy habitual en los últimos tiempos. En su opinión, no debería extrañarnos que la gente del mundo de los negocios acabe renegando de su modo de vida. En el fondo, asegura, muchos empresarios están decepcionados con la deriva de la economía, y tienen mucho que aportar en el campo de las humanidades: “Uno de los aspectos positivos del mundo del business es que está orientado a encontrar soluciones. Los empresarios son gente muy práctica. Buscan soluciones concretas, en contraposición con los intelectuales, que se quedan en el mundo de las palabras. Todo este aspecto práctico puede ser el que nos lleva a escribir sobre consejos e ideas para conseguir el bienestar”.

    Buscando respuestas

    En su nuevo libro, Gounelle cuenta la historia de Sandro, un profesor de filosofía de Nueva York que, tras perder a su mujer, decide ir al Amazonas, en busca de la tribu a la que culpa de la muerte de su esposa. Aunque Gounelle insiste en que no se trata de un libro autobiográfico, reconoce que, al igual que su protagonista, sintió la necesidad de buscar respuestas en un lugar tan inaccesible como la selva tropical.

    “La idea de escribir sobre una tribu del Amazonas se me ocurrió un día en el que me lamentaba del estado del mundo”, ha explicado el autor a El Confidencial. “Creo que el ser humano ha creado su propia infelicidad. Para convertir a un grupo de gente feliz en infeliz sólo tienes que hacerles como nosotros. Fui a buscar el único sitio en 2013 donde puedes entrar en contacto con gente que no ha sido contaminada por el pensamiento occidental, con todo lo bueno y lo malo que tiene. Hay pocas tribus en el mundo que se mantienen vírgenes y una de ellas está en el Amazonas. Y allí me fui”.

    De su viaje recuerda con intensidad el enorme sentimiento de miedo que le invadió al encontrarse en plena naturaleza. “Como occidental que vive en una ciudad no estaba acostumbrado a estar en plena naturaleza, tan salvaje”, explica Gounelle. Pero la experiencia, asegura, valió la pena, y le dio una inmensa lección: “Los indios dicen que la naturaleza no nos pertenece, sino que el hombre pertenece a la naturaleza, y yo me adhiero a ese pensamiento”.

    Saliendo de la caverna

    Gounelle tiene claro que desde el estallido de la Revolución Industrial, Occidente perdió sus valores al introducir unos nuevos, exclusivamente económicos, que nos han llevado a la situación actual. “Nos impresiona mucho más una persona rica, que se convierte en una celebridad, que un sabio que tiene muchos conocimientos”, asegura el escritor. “El ego está por encima de todo. Cuando buscamos la felicidad lo hacemos de manera egoísta, para nosotros, leyendo un libro que nos ayude a encontrarla, pero a medida que la vas buscando te das cuenta de que la felicidad de uno mismo no se da como tal. Te das cuenta de que está totalmente ligada con la de los demás. Nuestro bienestar y felicidad depende de los demás, y viceversa”.

    Al ser humano no le gustan los cambios, pero si no consigues cambiar no vivesEl escritor cree que para entender esto deberíamos recuperar ciertas ideas del pasado: “Vivimos en una especie de caverna de Platón. El modelo que hemos conocido, basado en la economía, es el que nos han dicho que tenemos que seguir, y no sabemos buscar otra manera de vivir. Al ser humano no le gustan los cambios, pero si no consigues cambiar no vives, y esto sí te lleva a una infelicidad total. A veces tienes que vivir un drama personal para cambiar las cosas más fácilmente”.

    Para el escritor la crisis económica puede servir como una oportunidad para cambiar conciencias pues, aunque sea a costa de sufrimiento, nos va a empujar a cambiar de paradigma, y a comprender que “el hombre está en el centro de la sociedad, y la economía esté al servicio del hombre, y no al revés”.

    De vuelta a la espiritualidad

    Uno de los asuntos que aborda Te llevaré a un lugar donde todo es posible es la espiritualidad chamánica de los pueblos indígenas. Gounelle tiene claro que es necesario que el hombre recupere la espiritualidad, que abandonamos hace ya mucho tiempo, “desde que apareció esta convicción de que no necesitamos a nada, ni a nadie, porque estamos por encima de todo: de la naturaleza, de los animales, casi de Dios”.

    En opinión del escritor, esta superioridad del hombre ha hecho que nos despreocupemos por completo de la espiritualidad, y nuestra felicidad pasa por que volvamos a darnos cuenta de que “somos pequeños elementos dentro de un gran universo, al revés de lo que se piensa el hombre actual, que cree que está por encima de todo”. Aunque el escritor cree que cualquier religión puede servir para encontrar respuestas, asegura que los cultos actuales han perdido la perspectiva de lo que deberían ser: “El mensaje actual de las iglesias se ha alejado muchísimo del mensaje original. Si vas a buscar las palabras de Jesús encuentras una gran sabiduría, y unas claves para alcanzar de la felicidad, que no tienen nada que ver con lo que se trasmite a la sociedad hoy en día. La Iglesia no consigue trasmitir el mensaje. No sé si es porque no lo hace bien, porque tiene un problema pedagógico, o es que en la época moderna en la que vivimos no sabemos captarlo”.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    4 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios