Es noticia
Menú
La 'marea blanca' madrileña se extiende por toda España en defensa de la sanidad pública
  1. Alma, Corazón, Vida
LASQUETTY VALORA LA MOVILIZACIÓN COMO UN INTENTO DE ALARGAR EL CONFLICTO

La 'marea blanca' madrileña se extiende por toda España en defensa de la sanidad pública

La primera 'marea blanca' de ámbito nacional toma las calles de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga, Cádiz, Ourense, Murcia y Palma de Mallorca, entre otras ciudades, para

Foto: La 'marea blanca' madrileña se extiende por toda España en defensa de la sanidad pública
La 'marea blanca' madrileña se extiende por toda España en defensa de la sanidad pública

La primera 'marea blanca' de ámbito nacional toma las calles de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga, Cádiz, Ourense, Murcia y Palma de Mallorca, entre otras ciudades, para protestar por los recortes bajo el lema "La sanidad pública no se vende, se defiende". Trabajadores y usuarios protestan contra el modelo de gestión sanitaria externalizada. 

En Madrid, que se ha convertido en el epicentro de todas las protestas, la movilización la forman diferentes columnas que confluirán en la Plaza de Cibeles hacía Sol. Las marchas partirán de La Paz, el Clínico, el Hospital de la Cruz Roja, La Princesa, el Hospital del Henares, el Infanta Leonor y desde la madrileña localidad de Getafe.

Los manifestantes, muchos de ellos ataviados con batas blancas, corean gritos como "Pueblo de Madrid movilízate", "A estos sinvergüenzas párale los pies", "Menos Eurovegas y más enfermeras" o "que no, que no, que no queremos pagar su deuda con sanidad y educación". También portan pancartas con lemas como "Es criminal recortar la sanidad", "Se vende tu salud", "Con tu salud harán caja o tu ataúd" o "Este gobierno perjudica tu salud".

En la cabecera de la manifestación, los secretarios generales de CCOO y UGT de Madrid han pedido la retirada del plan privatizador del Gobierno regional. Jaime Cedrún, de CCOO, ha insistido en que el "conflicto aún continúa" porque, además, ha señalado, hay "nuevas razones que demuestran que lo que plantea el Gobierno (regional) es un error, un fracaso e, incluso, empieza a haber sospechas de que es un negocio".

Por su parte, José Ricardo Martínez, de UGT, ha reclamado una sanidad pública "garantista y eficiente", y que el Gobierno regional piense en los ciudadanos porque "puede hacer negocio con otras cosas". También el portavoz de la plataforma de centros de salud de la Comunidad, Alejandro Tejedor, ha considerado que la Consejería de Sanidad permanece en "la sinrazón" porque, a su juicio, no acaba de entender que la reforma del sistema publico debe "velar porque se asegure a los ciudadanos seguridad, eficiencia y calidad en los servicios".

Gaspar Llamazares, de IU, se ha sumado de nuevo a la manifestación de la marea blanca porque "los que asaltaron en su momento la vivienda publica" pretenden, ha dicho, "asaltar ahora el sistema sanitario, negando el derecho a la salud para convertirlo en un negocio de unos pocos amigos, por cierto, del PP".

En todas las manifestaciones celebradas en el territorio nacional se ha hecho hincapié en que la sanidad pública española es de "las mejores y más eficientes del mundo" y la gestión privada de los servicios sanitarios "es más cara" y "disminuye la calidad de las prestaciones".

Una de las concentraciones más numerosas ha sido la de Barcelona, donde miles de personas salían con pancartas en las que se podía leer que "La salud no tiene precio", "Con la salud no se juega" o "Basta recortes". En Zaragoza, cientos de personas recorrían el centro de la ciudad en defensa de los servicios públicos y, en especial, de la sanidad, como también lo hacía una cadena humana en Pamplona, en solidaridad con la marea blanca de Madrid, o en Segovia, donde la protesta ha comenzado con un gran "abrazo" en torno al edificio del hospital general. Una solidaridad que también se ha hecho notar en el centro de Santander, Logroño y Murcia, entre otras ciudades.

El cosejero de Sanidad de Madrid deslegitima la protesta

El consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, se ha referido a la protesta como "un intento de seguir alargando un conflicto, en interés no de los ciudadanos ni de la sanidad pública, sino en interés de quienes la convocan".

En su opinión, los convocantes "quieren seguir teniendo un papel o algo que agitar, o algo que hacer" y les ha acusado de "confundir intereses personales, muy legítimos y profesionales o laborales, todos muy legítimos, con el interés del conjunto de la sociedad no es decirle la verdad a la gente", ha sostenido.

Lasquetty ha defendido "las medidas de reducción de costes" que la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha "para mantener una sanidad pública de muy alta calidad en un tiempo de crisis", como la supresión de las peonadas en los hospitales o la centralización de las compras.

En cuanto al alto número de protestas que han recorrido las calles de Madrid en los últimos meses en protesta por las medidas adoptadas por su Consejería, Lasquetty ha reconocido que "las hubo" pero "se han puesto en marcha las medias previas para asegurar la sostenibilidad del sistema sanitario público, y las cosas siguen funcionando afortunadamente con toda normalidad".

La primera 'marea blanca' de ámbito nacional toma las calles de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga, Cádiz, Ourense, Murcia y Palma de Mallorca, entre otras ciudades, para protestar por los recortes bajo el lema "La sanidad pública no se vende, se defiende". Trabajadores y usuarios protestan contra el modelo de gestión sanitaria externalizada. 

Ministerio de Sanidad