LOS CONSEJOS DEL RICO PARA LA JUBILACIÓN

“¿Queréis pensión? Gastad menos”, dice el noble que gana 245.000 euros al año

La crisis del sistema de pensiones no afecta únicamente a España, sino que se trata de un problema que afecta a gran parte de los países

Foto: “¿Queréis pensión? Gastad menos”, dice el noble que gana 245.000 euros al año
“¿Queréis pensión? Gastad menos”, dice el noble que gana 245.000 euros al año

La crisis del sistema de pensiones no afecta únicamente a España, sino que se trata de un problema que afecta a gran parte de los países occidentales, relacionado con el envejecimiento de la población y la crisis económica. En esa tesitura, ciertas manifestaciones por parte de empleados del sector público han tocado puntos sensibles de la población. Es lo que ha ocurrido con sir Bob Kerslake, que según recoge el Daily Mail, ha recordado que la gente está “engañada” si piensan que pueden disfrutar de un retiro confortable sin realizar algunos sacrificios, entre los que se encuentran trabajar más o gastar menos.

“El Gobierno ha fallado en el debate público que mantiene con los ciudadanos”, declaró el presidente del Servicio Civil del Reino Unido. Kerslake señaló a un comité de la Casa de los Lores que está claro que es necesario aumentar la edad de jubilación y que además, es hora de que la población del país afronte dicha situación, uno de los retos a superar por los ciudadanos británicos en los próximos años.

Quizá las declaraciones del antiguo director ejecutivo de la Homes and Communities Agency habrían pasado desapercibidas si no fuesen porque Kerslake gana 200.000 libras anuales, es decir, unos 245.000 euros. Una cifra a la que hay que añadir las 105.000 libras que su predecesor, sir Gus O’Donnell, recibe al año en su plan de jubilación (abandonó su puesto a los 60 años). Dos datos que recuerdan que incluso para apretarse el cinturón, sigue habiendo clases.

Hay que pagar más, vivir peor o trabajar másAdemás, hay que recordar que las cuantiosas jubilaciones de estos empleados del sector público provienen de los impuestos de los ingleses, un factor que ha provocado que, rápidamente, una organización de contribuyentes censurase las declaraciones de Kerslake y señalase que en realidad los que están “engañados” son los “peces gordos” de dicho sector si piensan que sus pensiones de jubilación son justas. Sin embargo, a diferencia de su predecesor, Kerslake no podrá jubilarse hasta dentro de ocho años, cuando cumpla 65, debido a un cambio en la legislación del sector público.

No hay más que tres opciones (impopulares)

Kerslake indicaba en su comparecencia ante el comité que no hay vuelta atrás, algo que bien sabe el Gobierno. Pero el inglés mostraba sus reservas ante el hecho de que “el país haya aceptado esta situación” y señalaba que tan sólo hay tres salidas posibles ante la situación actual, agravada por la crisis y una pirámide poblacional en proceso de envejecimiento. La primera, “contribuir más mientras trabajas”, lo que reduciría la cantidad del sueldo percibido. La segunda, “trabajar durante más años”, es decir, retrasar la edad de jubilación. La tercera y última, “vivir con menos cuando te retires”. En definitiva, tres opciones altamente impopulares pero que el propio Kerslake señala que “se pondrán en juego en un momento u otro”.

La Alianza de Contribuyentes calificó las palarbas de Oxley como 'arrogantes'El inglés señalaba que aunque la mayor esperanza de vida es un dato para celebrar, implica también unos retos difíciles de afrontar. “A no ser que como país seamos capaces de superar este desafío, estamos en peligro de vivir engañados”, proseguía Kerslake, que concluía preguntándose: “¿Estamos listos?” Por su parte, Robert Oxley de la Alianza de Contribuyentes, que calificó las palabras de Kerslake como “arrogantes”, señaló que “los únicos que se están tomando el pelo a sí mismos son los trabajadores del servicio público que parecen creer que pueden seguir disfrutando de unos planes de jubilación tan generosos a costa de los que pagan impuestos”. Además, añadió que las palabras de Kerslake enfurecerían a todos aquellos trabajadores a los que les cuesta llegar a fin de mes.

¿Arrogancia en Whitehall?

En las páginas de The Telegraph se estima que la pensión que recibiría Kerslake en caso de retirarse en este momento se encontraría entre las 5.000 y las 10.000 libras anuales, una cantidad sensiblemente inferior a la percibida por O’Donnell, pero que, sin embargo, se espera que aumente durante los años que lo separan de la fecha de su jubilación. Hay que señalar, no obstante, que estas cifras apuntan solo a su experiencia en el sector público y que la mayor parte de la carrera de Kerslake se ha realizado en el privado. Además, el sueldo percibido por el presidente es 50.000 libras inferior al que recibía por su papel al frente de la Homes and Communities Agency.

En cinco años, la confianza en una jubilación segura ha caído a la mitadLas declaraciones de Kerslake se producen en un momento en el que se está discutiendo la reforma de la edad de jubilación en el país inglés, que hasta ahora se encontraba en 65 años para los hombres y 60 para las mujeres. Por el momento, se cree que la edad aumentará hasta los 67 en 2026, como sugirió el ministro de Hacienda George Osborne durante la pasada primavera, algo que afectaría a todos los trabajadores menores de 56. Pero se trata simplemente del primer paso en un proceso que se considera que se prolongará con una serie de reformas que provocarían que aquellos que ahora tienen menos de 32 años no puedan retirarse hasta los 68. Sin embargo, otras estimaciones consideran que, si se pretende que la edad de jubilación aumente de forma proporcional a la esperanza de vida, puede llegar incluso hasta los 77 años para los que se encuentran ahora en la Educación Primaria.

Pérdida de confianza

La percepción de la población mundial sobre las circunstancias de su jubilación se han alterado de manera sensible durante los últimos cinco años. No hay más que observar la encuesta que cada año realiza EBRI (Employee Benefit Research Institute) respecto a la población norteamericana para comprobar cómo en el pasado ejercicio tan sólo el 14% de los consultados se mostraban “muy confiados” respecto a su futuro tras el retiro, mientras que en el año 2007, el porcentaje era de un 27%.

Sin embargo, una encuesta realizada el pasado verano por la IAPF (Irish Association of Pension Funds) coincidía en la opinión manifestada por Kerslake al señalar que “los jóvenes están infravalorando los niveles de ahorro que necesitan para poder retirarse”. La encuesta daba la señal de alarma al poner de manifiesto el desconocimiento de los trabajadores respecto a los planes de pensiones: “Tristemente, estos resultados enseñan lo poco que han pensado los jóvenes sobre la calidad de su retiro y demuestran un cierto grado de pensamiento ilusorio”.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios